Buscar
16:09h. Viernes, 14 de Diciembre de 2018

"Divisa de las hojas" nueva novela de María Teresa de Vega - por Ana Beltrán

Divisa de las hojas,  novela  coeditada  por  Ediciones  Aguere  y Ediciones Idea,  transcurre en el año 46, con los sinsabores de la postguerra  aún  efervescentes. 

"Divisa de las hojas" nueva novela de  María Teresa de Vega  - por  Ana Beltrán *

Divisa de las hojas,  novela  coeditada  por  Ediciones  Aguere  y Ediciones Idea,  transcurre en el año 46, con los sinsabores de la postguerra  aún  efervescentes.  Con su peculiar narrativa (no todos los escritores logran un estilo propio), la autora va recreando las vidas de unos personajes que parecen sacadas de la más pura realidad; y lo hace con absoluta desenvoltura, como si ella misma hubiera vivido en esa época incierta, lo cual es del todo imposible.  

La novela está ambientada fundamentalmente  en Santa Cruz,  La Gomera y El Hierro, cuyos lugares dan testimonio de la realidad de un tiempo y unos hechos que,  inexorablemente, marcaron la vida de las generaciones próximas a los mismos.

De la mano de los principales protagonistas, dos amigos pletóricos de juventud,  tesoro incuestionable éste, sobre todo  en esa época de escasez, temor y represalias,  la autora nos traslada  al ayer,  a la vez que nos  adentra  en  los ineludibles conflictos de la mente  humana. Y como la misma juventud requiere, también en los del cuerpo, ansioso de  alcanzar el amor, de probar sus mieles, convertidas a veces en pura hiel… El amor, siempre el amor, por el que se llega a inventar  un nombre tan fuera de lo común como el de Rósula, tal vez con el deseo inconsciente (quién sabe…) de la completa posesión.  También en los jóvenes amigos coexisten otros amores, aunque éstos no les produzcan tanto desasosiego: el que sienten por  los libros y por la propia naturaleza, quizá ésta menos compleja, pero no por ello carente de interés.

Y  la curiosidad  de uno de  los personajes por conocer  la procedencia de un  lejano antecesor, del cual se cree que llegó a Tenerife en el vientre de una joven e ilustre dama, desde la entonces lejana y pérfida Albión; esa parte del árbol genealógico con un gajo resquebrajado, sustentado, entre otras cosas, por el color de la piel y el cabello pelirrojo, que hacen levantar sospechas...

Interesante esta Divisa de las hojas, con su maraña de nervaturas en el envés.

              

* Publicado con autorización de la autora