Buscar
13:21h. Viernes, 28 de febrero de 2020

Piñera y el circo comunicacional con tufos nazifascistas - por Eduardo Andrade Bone MP/AIP

 

frase andrade

Piñera y el circo comunicacional con tufos nazifascistas - por  Eduardo Andrade Bone MP/AIP  

Ante los acontecimientos ocurridos en Chile y que están relacionados con la revolución o estallido social que vive el país, el primer mandatario Sebastián Piñera, de forma desesperada e iracunda anda tras la búsqueda de culpables, habla de conspiración internacional y otras triquiñuelas, todo con el objeto de poder salvarse ante la crisis política y social que vive el país y que lo tiene al borde del abismo.

De allí que la “inteligencia” del palacio de gobierno, se inventó uno de los culebrones más irrisorios de los últimos tiempos de la política nacional, pues el domingo recién pasado algunos medios de prensa nacionales, difundieron un “informe” procedente del Ministerios del Interior, parece haber sido sacado de las alcantarillas nauseabundas del propio edificio gubernamental.

Según reportan medios de prensa del país del cono sur latinoamericano, dicho informe consta de 112 páginas y que está asociado al papel que hoy juegan las llamadas “redes sociales”, los cuales serían los grandes conspiradores contra el gobierno de los grandes empresarios, encabezado por el especulador financiero Sebastián Piñera.

La información entregada a la Fiscalía, cuyo origen esta en la llamada Big Data, es considerada una “fuente de inteligencia” de alta relevancia, incluso sofisticada para los ineptos y mediocres del actual gobierno, pero rechazada por la Fiscalía, puesto que esta no procede de fuentes de inteligencia confiables, como las Fuerzas Armadas o de los organismos de seguridad pertinentes. 

El informe contiene un análisis big data, acerca del comportamiento de casi cinco millones de autores únicos que han generado 60 millones de comentarios diversos sobre la crisis política y social, que afecta al gobierno de Piñera. Esto dentro de la explosión social del 18 de octubre, día en que el gobierno decidió implantar la Ley de Seguridad del Estado, producto de las grandes movilizaciones, por las más sentidas demandas del pueblo chileno. 

De acuerdo con el informe de la alta inteligencia (big data) de los superdotados del Ministerio del Interior chileno, señala que el 31% de los conspiradores contra su gobierno, provienen del extranjero y entre ellos hay ciudadanos chilenos y extranjeros que residen fuera del país, entre ellos jugadores de la selección nacional de futbol, destacadas figuras de la canción popular, trovadores españoles, actores etc.

Figuras como los jugadores internacionales Claudio Bravo, Gari Medel, la cantante Mont Laferte, Ismael Serrano, son los comandantes y los principales activistas y que algo tendrían que ver con la quema de carros del Metro y que están cruzando además la línea hacia el terrorismo o formarían parte de un nuevo Plan Z contra Piñera y su pandilla, según el sofisticado y ultrasecreto documento. 

Pero no solo eso, también el informe menciona a medios de prensa internacionales como Rusia Today, el canal Telesur, DW, Francia Internacional y todos aquellos medios que han sido muy críticos con el nefasto gobierno de Piñera y los mayores responsables de la agitación social. En un acápite especial y ultrasecreto, también se menciona al Condorito. 

También se destaca otro grupo de la big data del gobierno: “son aficionados al K-Pop”, quienes estarían “ejerciendo gran influencia en la masa popular y delictiva” por medios digitales y páginas web tales como “Piensa Prensa”, “ChileOkulto” y todos los medios de extrema izquierda chilenos que están en la red y que son altamente peligrosos y otros tanto están bajo sospecha, los cuales afectan seriamente la “seguridad nacional”. 

Pero no contento con eso, el documento secreto redactado por los mejores letrado del país, acusa también al Partido Comunista y el Frente Amplio, entre ellos las diputadas Pamela Jiles, Camila Vallejo, Karol Cariola y la excandidata presidencial Beatriz Sánchez, las cuales en sus respectivos vehículos se trasladan con grupos de seguridad y armadas con kalashnikov. Pero la información de inteligencia de la big data del ministerio del Interior, no logran precisar si las diputadas son las comandantes de la insurrección social o si cuya generala sería Beatriz Sánchez.

Al respecto, en este culebrón circense de Piñera y compañía, el diputado de Convergencia Social, Diego Ibáñez, ha decidido oficiar al Ministerio del Interior, para exigirle mayores informaciones acerca de este show de pacotilla y una copia del denominado "gran informe big data", el cual contiene las conclusiones de un estudio de redes sociales solicitado por el gobierno de Piñera.

Entre otras cosas el parlamentario solicitará al Ministerio del Interior que revele al parlamento “cuántos dólares se gastó en la elaboración del informe de 112 páginas “, que indique a que apartado presupuestario (gastos reservados?) se ajusta dicho costo, y que especifique quién o quiénes son los autores o autoras de este documento, pues se presume que el documento fue elaborado por el Chapulín colorao. 

“Son recursos públicos sobre los cuales los chilenos y el parlamento tienen derecho a saber cómo se gastan”, argumenta Ibánez. “Creo que aquí hay una ridiculez administrativa que no podemos dejar pasar, desde el punto de vista de la eficiencia del gasto público”, afirmo a la prensa nacional.  

Ante esto la autoridad del Ministerio Público (fiscalía) no titubeó en desmentir y calificar de “falsos” las palabras de la vocera del gobierno, Karla Rubilar y del ministro del Interior, Gonzalo Blumel manifestando que el Ejecutivo no había hecho entrega de información de inteligencia que hablara sobre la participación de grupos organizados tras los ataques en el Metro y que, tampoco, en las investigaciones que se tramitan en el país ha aparecido evidencia de organizaciones a esa escala. Tampoco elementos extranjeros.

En realidad en este vulgar circo piñerista se pueden aplicar perfectamente diversas frases de Joseph Goebbels, quién fuera el ministro de propaganda del nazismo y en donde destacan esas que dicen: “Miente, miente, miente que algo quedará, cuanto más grande sea una mentira más gente la creerá”. “Hay que hacer creer al pueblo que el hambre, la sed la escasez y las enfermedades son culpas de nuestros opositores y hacer que nuestros simpatizantes se lo repitan en todo momento…”

Lo cierto es que  este nuevo y ridículo manejo comunicacional del gobierno de Piñera, solo contribuye a profundizar el descrédito y la falta de credibilidad en que se encuentra sumido Piñera y su coalición Chile Vamos, los cuales aún no han dado respuestas efectivas y reales a las reivindicaciones sociales más sentidas por los chilenos, como pensiones dignas, no más AFP, salarios justos, servicio de salud de calidad, precios de medicamentos ajustados al poder adquisitivo de los chilenos, educación pública gratuita y de calidad, viviendas dignas y congelación de los precios de la canasta básica (luz, agua, gas, productos alimenticios).

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Eduardo Andrade Bone MP/AIP

23/12/2019

EDUARDO ANDRADE BONE RESEÑA

 

 

MANCHETA 12