Buscar
lunes, 04 de julio de 2022 07:37h.

El Portavoz del gobierno, las matemáticas y las revelaciones tántricas - por Adolfo Padrón



Adolfo Padrón Berriel apela -al principio- a la ironía, para responder a la voz de Paulino sobre las retribuciones del empleo público; pero a continuación se pone serio el hombre, para largar cuatro verdades que deberían sonrojar tanto a la voz como al amo, si ello fuera posible, claro.

El Portavoz del gobierno, las matemáticas y las revelaciones tántricas - por Adolfo Padrón

 Cuando en estos tiempos terminamos por dudar de casi todo, incluida la utilidad de algunas figuras políticas, muchos se preguntan para que sirve por ejemplo, un portavoz de gobierno. Más de uno o una se cuestiona si su papel viene a cubrir potenciales limitaciones del presidente, o sus ministros, o los consejeros en su caso, para explicarse con la suficiencia y la pedagogía necesarias y lograr que el común de los mortales comprendamos sus decisiones.

En mi caso, debo confesar que he disipado toda la incertidumbre que albergaba al respecto y he respirado con alivio al escuchar al Sr. Martín Marrero, portavoz del Paulino´s gobernment –lo escribo en inglés como homenaje, porque gracias a sus medidas educativas ya somos todos bilingües, of course-, expresar con tanta sencillez y lucidez la reducción salarial que a partir del mes de julio se aplicara a los empleados públicos de Canarias. Menos mal que hay alguien que se explica y nos tranquiliza. Menos mal que entre tanta mala noticia y tanta negatividad, aparece un representante gubernamental que arroja un soplo de esperanza y nos ofrece un atisbo de nuevos “brotes verdes”, aunque sólo sea, por el momento, para los funcionarios.

Explica el portavoz que la reducción del 5% de la nómina de los empleados públicos es una medida absolutamente necesaria para hacer frente al recorte presupuestario estatal –hasta aquí, máxima sintonía con las justificaciones anteriores del ejecutivo- y que dado que los presupuestos estatales entrarán en vigor en julio -tras finalizar los trámites parlamentarios-, se aplicará con el efecto retroactivo a enero de 2.012. Esto supondrá un recorte real del 10% mensual hasta diciembre –esta parte, aunque no la habían revelado todavía, la veíamos venir todos los que aprendimos las cuatro reglas en la escuela; llámenlo intuición, si quieren, pero en mi pueblo dirían que es de Perogrullo-. La novedad y el detalle, absolutamente positivista, aparece cuando Martín Marrero termina advirtiendo que a partir de enero de 2.013, cuando se deje de descontar, al menos la retroactividad, los trabajadores de la comunidad autónoma tendrán la “sensación” de que comienzan a percibir un aumento salarial del 5% como mínimo. ¡El conejo me risco a la perra!, habrá pensado mucha gente al escucharlo. Mi padre, si viviera, sencillamente exclamaría: ¡Hay que joderse!

Martín Marrero ha bebido, sin duda, de las escrituras védicas. Él sabe que el mundo es puro “maya”, o sea: ilusión. Las cosas no son lo que parecen y todo depende del enfoque y de la perspectiva. Desde ese punto de vista, lógicamente, si hoy ayunas mañana serás más rico. Si pierdes el trabajo o la vivienda, estarás cultivando el desapego y por tanto, un paso más cerca del nirvana.

Reconozco que gracias a esta lección de relativismo espiritual hoy me siento más alegre, pues sé que la ilusión del sacrificio se verá sucedida por una sensación de recompensa. Estoy pensando que ese mismo razonamiento lo voy a utilizar con el banco y seguro que comprenden que deje de pagar mi hipoteca hasta final de año.

Yo, que me siento persona solidaria, sugiero a sus señorías que experimenten en sus propias carnes el placer de esta revelación. Para que la “sensación” futura sea más plena, les recomiendo que, en proporcionalidad a sus emolumentos, se recorten de aquí a diciembre el 20% multiplicado por dos –por aquello de la retroactividad-. A los directivos de las empresas públicas les propongo que el cálculo lo apliquen sobre un 30%. Estoy seguro de que así ustedes también alcanzarán a sentir, en enero del 2.013, la sutil verdad del sexo tántrico.

La única pega Sr. Portavoz, por ponerle alguna, es que si se cumplen las profecías mayas, nos veremos privados de percibir esa “sensación” que preconizas para la entrada del nuevo año; claro que en ese caso, todos habremos alcanzado un nuevo estadio de conciencia y la cosa ya carecerá de importancia.

Dejando a un lado el sarcasmo, considero ahora importante reseñar algunos detalles:

En la misma comparecencia al Sr. Martín Marrero se le escapó reconocer que la Comunidad Autónoma no tiene competencias para modificar la nómina de los empleados públicos más allá de algunos de sus complementos; sin embargo no explicó de qué manera y con qué fundamentación jurídica se va a acometer entonces el tijeretazo anunciado. Lloverán recursos. No le quepa duda.

Canarias es la primera comunidad que aplica una rebaja salarial de sus empleados públicos como medida para afrontar los recortes estatales. Muy lejos queda esta postura de las que empiezan a colocarse en otras autonomías como Euskadi o Andalucía, que sí comienzan a manifestarse en términos de rechazo y hasta rebelión –lo que parece más coherente-.

Casualmente, los recortes salariales y de condiciones laborales de los empleados públicos vienen siendo reclamados insistentemente por las grandes estructuras empresariales y financieras en los últimos años. ¿Tendrá esto algo que ver con el hecho de que el marco retributivo y de derecho laboral de los empleados públicos supone una clara referencia para el conjunto de los trabajadores? En ese caso, el gobierno de Canarias se puede estar convirtiendo en un aliado impagable de quienes pretenden devolvernos a una situación decimonónica. Que cada cual saque sus propias conclusiones.

Dicho todo esto, solo me queda añadir:

¡Gracias, Sr. portavoz, hoy me has abierto los chacras!

 Canarias, a 5 de mayo de 2012

Adolfo Padrón Berriel

Miembro de co.bas-Canarias y de Canarias Por La Izquierda-Si Se Puede.