Buscar
21:46h. martes, 20 de abril de 2021

Tu espalda no tiene las mismas alas de tu última partida

El exilio - por Susana de los Santos

 

FRASE SUSANA DE LOS SANTOS

El exilio - por Susana de los Santos *                    

El exilio al que somos llevados por diferentes circunstancias: casualidades creadas por nosotros mismos, y requisitos que el sistema impone, hechos no deseados pero innegables.

Y así, casi a ciegas, como tropezando, somos empujados, llevados al otro lado, a la otra cara del mundo. Y en ese salto, en esa partida, sacrificamos el aroma de lo conocido, el lenguaje de lo cotidiano, y nos encontramos con un nuevo cielo inventado con otras estrellas. Los astros del norte y no las del sur.

Caminando en esa otra cara del mundo, tan lejos de lo que amamos y acallamos, de lo que anhelamos y cuidamos, nos convencemos de que lo que nos es dado ahora, en esta nueva tierra es lo que nos hace falta...

Cuando en realidad, allá  lejos, en la otra orilla, está  la otra parte de nuestra alma esperando - puro temblor y emoción -, por el reencuentro, por la reconquista de las estrellas, de la risa y de la poesía que nacen de esta tierra, del canto que se desprende de cada porción de cielo, de este cielo del Sur de América.

Y cuando volvés, cuando decidís darte una tregua, cuando desandas el camino y abrís esas puertas de las cuales vos solo tenías las llaves... te encontrás con un horizonte desconocido y ves como el viento de las desgracias abate con más fuerza sobre los que no tienen voz, sobre los que esconden la cabeza entre los hombros, resignados a ese presente sin futuro.

Y también retornas a  tu lugar de origen, tus raíces, y recoges emocionado cada pedazo de tierra que sostuvo tu búsqueda desde tu infancia hasta hoy, para descubrir como esa misma tierra te recibe igual que siempre: abierta y generosa, húmeda y soleada.

Es en ese punto donde se reconocen el dolor de lo largamente repetido y la alegría de lo postergado. Y caminas con paso nuevo. Y si de reojo miras hacia atrás, ya no sós el mismo. Tu espalda no tiene las mismas alas de tu última partida.

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Susana de los Santos

 

susana de los santos

MANCHETA nnnn