Buscar
02:57h. martes, 25 de enero de 2022

El expolio de recursos naturales - por Jesús Arvelo Hermida

...¿será por fin Canarias un país próspero que comience a beneficiarse de sus recursos (que incluso son inagotables) invirtiendo en su economía y garantizando el bienestar de su población?

El expolio de recursos naturales - por Jesús Arvelo Hermida, miembro de ANC

Un día, a un país de Oriente Medio llegó una compañía petrolera. Esa compañía en connivencia con las élites locales a las que concede unos pequeños beneficios comienza a explotar los recursos petroleros del país, evadiendo la mayor parte de los impuestos al Estado y embolsándose beneficios multimillonarios. Tampoco le importa la destrucción al territorio que supone su negocio. Pasado el tiempo comienzan a surgir voces que piden que el petróleo sea nacionalizado, ¿cómo es posible –se preguntan- que una compañía extranjera nos robe nuestro petróleo?  La compañía responde con una gran campaña publicitaria en la que afirman que el país no podría gestionar bien la extracción del petróleo, que deberían estar agradecidos por haber traído la tecnología necesaria para su explotación y que además han dado puestos de trabajo. El pueblo pese a haber estado engañado durante décadas mientras le robaban comienza a tomar conciencia y finalmente acaba nacionalizando el petróleo, convirtiéndose en un país próspero que reinvierte los beneficios de su petróleo en su economía y servicios sociales.

Un día a un archipiélago llegó una cadena hotelera. Esa empresa en connivencia con las élites locales a las que concede unos pequeños beneficios comienza a explotar el clima del país, al que acuden numerosos turistas, embolsándose beneficios multimillonarios y pagando un porcentaje mínimo de impuestos al Estado que administra el archipiélago desde su colonización. Tampoco le importa la destrucción del territorio y de los paisajes costeros. Pasado el tiempo comienzan a surgir voces que piden que el turismo sea nacionalizado ¿cómo es posible –se preguntan- que llegue una cadena hotelera a aprovecharse de nuestro clima y nuestro trabajo para embolsarse tantos millones y además no pagar impuestos en nuestro país? El Estado que administra el archipiélago, que se ve beneficiado con los impuestos y del que además proviene una parte importante de las empresas que participan en el pastel, lanza una campaña publicitaria afirmando que las islas no podrían gestionarse por sí mismas, que deberían estar agradecidos por montar sus empresas y dar puestos de trabajo. El pueblo pese a haber estado engañado durante décadas mientras le robaban comienza a tomar conciencia ¿será por fin Canarias un país próspero que comience a beneficiarse de sus recursos (que incluso son inagotables) invirtiendo en su economía y garantizando el bienestar de su población?

Jesús Arvelo Hermida, miembro de ANC.