Buscar
13:06h. Domingo, 22 de Octubre de 2017

Fueron tus españoles - por Mario Erre

 

mario erre 100Ese "los españoles" amplio y generalizante que he leído en muchos post de gente que vive en América Latina a cuenta de la llegada de unos mercenarios italianos financiados por la reina de Castilla a aquellas tierras hace 525 años y los desmanes que este y sus posteriores imitadores, estos ya sí castellanos (extremeños para mas señas) en su mayoría y portugueses, está claramente resaltado con ánimo de ofender. Y ofende. Ciertamente ofende la no se si ignorancia, desvergüenza o ambas de la mano manifestada precisamente por los descendientes de esos mismos "españoles". Porque estos descendientes directos de aquellos 'genocidas' se regodean insultando a todo un país y pidiéndole cuentas de unos hechos ciertamente muy lamentables pero que sucedieron en otro contexto histórico y cultural.

Fueron tus españoles - por Mario Erre *

 

Ese "los españoles" amplio y generalizante que he leído en muchos post de gente que vive en América Latina a cuenta de la llegada de unos mercenarios italianos financiados por la reina de Castilla a aquellas tierras hace 525 años y los desmanes que este y sus posteriores imitadores, estos ya sí castellanos (extremeños para mas señas) en su mayoría y portugueses, está claramente resaltado con ánimo de ofender. Y ofende. Ciertamente ofende la no se si ignorancia, desvergüenza o ambas de la mano manifestada precisamente por los descendientes de esos mismos "españoles". Porque estos descendientes directos de aquellos 'genocidas' se regodean insultando a todo un país y pidiéndole cuentas de unos hechos ciertamente muy lamentables pero que sucedieron en otro contexto histórico y cultural.

Señores, "mis" españoles siempre vivieron  en España hasta mi padre,  quien sí fue a América pero no precisamente a cometer un genocidio, aunque se encontrase de narices con el que estaba cometiendo una junta militar tan asesina como bananera y criolla y casi fue víctima de él.

Miren bien sus apellidos antes de abrir la boca porque si esos apellidos son de origen español tal vez, y solo tal vez, sean ustedes descendientes de esos colonizadores que se casaron ahí y cuyos hijos, nietos, bisnietos y tataranietos vivieron y, a día de hoy, viven ahí salvo los que han venido a Europa donde se les tratará mejor o peor pero donde, desde luego, nadie les pide cuentas por sucesos acaecidos hace más de medio milenio.

La colonización de América fue un hecho repugnante y del que nadie puede estar orgulloso aunque traten de suavizarla con argumentos tan pobres como que "los anglosajones fueron peores". Amigas y amigos que usurpan hoy las tierras indígenas que vuestros ancestros arrasaron: esas acusaciones a la España y los españoles del siglo XXI, esas acusaciones de niña repipi, desde luego que no le hacen nada bien a la memoria de sus víctimas, y mucho menos viniendo de las bocas iletradas de sus victimarios.

No hay nada que celebrar, ciertamente. Ni la llegada de Colón y sus piratas a las Américas ni la huida en masa de cualquier asomo de sensatez en el juzgar al prójimo de las cabezas de sus descendientes que allí llevan desde entonces viviendo.

Y una cosa mas: bueno sería que se acordaran muchos de ustedes de los indígenas que sobreviven en algunos de sus países los otros trescientos sesenta y cuatro días del año.

* En La casa de mi tía por gentileza de Mario Erre

mario erre reseña