Buscar
15:58h. sábado, 24 de octubre de 2020

La gente mayor, pa'lante - por Ajó Tedote, desde la Residencia de Mayores de Santa Cruz de La Palma

 

FRASE TEDOTE

La gente mayor, pa'lante - por Ajó Tedote, desde la Residencia de Mayores de Santa Cruz de La Palma *

Fuerte calamidad se nos ha venido encima, a la gente joven, a la ya no tan joven, a la mayor, a toda la Humanidad.

Un virus que le cae a todo el mundo, que mata a muchas personas y a otras más las tiene bastante tiempo sufriendo, ahogándose con el miedo de si podrá o no escapar o si le toca irse para el otro mundo...

Dicen que esta enfermedad le da más a las y los mayores que al resto. Pero no es verdad. Lo que pasa es que estamos más débiles, tenemos otras enfermedades y por eso, tenemos que cuidarnos más. Y eso es lo que hacemos, en las residencias.

En las residencias de mayores, donde pasamos el tiempo sin poder salir, en encierro, con pocas visitas y muy controladas. Con muchas medidas de seguridad. Pero eso es lo que hay. Es esto o el cementerio, o que te metan un tubo por el gaznate. A ver si no es mejor quedarse en tranquilidad...

Porque, mientras tanto, así la estamos pasando. En tranquilidad. No tan mal; al menos, en esta residencia de Mayores de Santa Cruz de La Palma, que es donde yo estoy. Y seguro que será igual en las otras residencias públicas de Canarias. Seguridad y tranquilidad.

Aquí estamos, con el querido Chano contando los días que faltan para que se marche el virus.

Con Nieves, siempre atenta a todo lo que pasa.

Con Secundino, con su periódico bajo el brazo o atento a la televisión, dispuesto a señalar la última noticia o el suceso interesante y cuando no, con su alegría contagiosa, riéndose con todo y de todo lo que haya de qué reírse.

Con Delia, a veces enfadada pero las más contenta y cantando, de un lado para otro, con su botella de agua.

Con Isidro, Santiago, Miguel, Pepe, Alfred. pasando un rato en la cafetería.

Con Toño, siempre con una broma simpática a quién se encuentre.

Con Crispín, tomando el aire.

Con Juan,  escaleras abajo y arriba.

Con Luisa, en su mundo.

Con Nereida y Rubén, alegando un rato en el salón, mientras se hace la hora del almuerzo.

Con Juana, Yaya, Ester, María, Obdulia...todas las señoras, arregladas en todo momento, impecables.

Con todos los hombres afeitados -menos alguno- siempre bien presentados.

Porque tenemos tranquilidad, seguridad y dignidad.

Juntas y juntos, quienes podemos, en armonía a la hora de las comidas, y luego, cada cual a lo que le guste, que hay muchas cosas en que entretenerse.

Porque en este mundo olvidado o ignorado por la gente de fuera, seguimos viviendo y viviendo bien, o al menos lo mejor que se puede, con mucha alegría y mucha esperanza,. Es que todavía nos queda mucha vida por delante y la vamos a seguir viviendo con ilusión.

La gente mayor, pa'lante. A ver qué hace la gente joven y no tan joven, la que anda por ahí fuera.

Pronto llegará la vacuna, se vencerá al virus. Y sabremos si reina el sentido común. Porque el mundo ha cambiado. Lo vemos aquí dentro, y lo tendrán que ver allá fuera.

 

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Ajó Tedote

ajó tedote

MANCHETA 21