Buscar
21:14h. Martes, 28 de enero de 2020

Gracias a las cabras, usted... - por El Padre Báez

el padre báez... puede disfrutar de una buena taza de café con leche, la leche la pone ella (y el café también)

Gracias a las cabras, usted... - por El Padre Báez, presbítero *

... puede disfrutar de una buena taza de café con leche, la leche la pone ella (y el café también), y fue ella la que descubrió el café. Sucedió así: en Etiopía, un pastor de nombre Kaldi -según una leyenda (del latín legere: “se lee”, y si se lee es porque alguien lo escribió, y para los Historiadores valor de documento escrito o más- anterior a 1671, se dio cuenta cómo se alegraban sus cabras después de comer café, también quiso él tener esos ánimos e hizo lo mismo que las cabras obteniendo idénticos resultados, luego informó a unos monjes de su descubrimiento, y éstos supieron de su aroma al quemarlo y ponerlo en agua y tomarlo. Desde ese momento, el café -y gracias a las cabras- se popularizó, alcanzando casi la popularidad del petróleo, y para la salud, nada como el café: más larga vida, reduce enfermedades del corazón, de los nervios, la diabetes, el suicidio, le evita el alzhéimer, favorece a los dientes, es antibacteriano, libra de cálculos biliares,  adelgaza, ayuda a la concentración, libra de accidentes a los conductores, sin problema para la presión arterial, es antioxidante, protege las células y los órganos, rejuvenece, es..., sencillamente excepcional: reduce el riesgo cardiaco y de cáncer, mejora el ánimo, aumenta la libido, evita el infarto, libra de accidente cerebrovascular, libra de la arritmia, etc., con un largo etc., para no cansar al amable lector de estos comentarios acerca de las cabras, pues ya ven cuánto tenemos que agradecerles: el descubrimiento del café, ese morenito, por el cual -el chiste decía- el azúcar pierde su vida, es decir, nos derretimos por él y ello, gracias -repito- a las cabras, y el cabildo les paga el favor: matándolas.

El Padre Báez, que a pesar de lo dicho más arriba, simple y llanamente, le avisa: no abuse, todo abuso es negativo; todo en exceso, es malo; no es bueno para los que padecen o tienen ardor de estómago; tampoco es buen amigo de los que padecen insomnio; la personas con anemia, deben tomarlo con moderación sin abusar de él; etc. Es decir, más allá del placer de su aroma y sabor, es un rejuvenecedor del cuerpo, como de la mente. Y todo ello, y más, gracias a las cabras, y el cabildo les agradece este descubrimiento -repito- : matándolas. 

---------------------------------------

“... están corrompidos... defraudan... matan...” (St. 5, 1-6). / “... se desvanecen sus figuras... no ven la luz...” (salmo 48). / “... escandalizan...” (Mc. 9, 40-49). / “... se asombraron muchos de él... despreciable... no abre la boca... malvado... atropella... engaña...” (Is. 52, 13-15: 53, 1-12). / “... necio... soborna... arrogante... colérico... a la sombra del dinero... ¿quién podrá enderezar lo que ha torcido?... malvado... malogrado...” (Qo. 6, 12 - 7, 29). / “...derriba, derroca, embotado, pelea, acorta, se esconde, colérico, afrenta...”  (salmo 88). / “... nos consume, nos trastornan, nos aflige...” (salmo 89). / “... vale nada, está vacío...”(Is. 40, 10.17). / “... inconstante, perverso...frustró nuestras esperanzas... nos desprecia... se desvió... nos engañó... es escoria...” (salmo 118). / “... sangre derramada...” (salmo 7). / “... planea un fracaso... se alía, conspira, no es sensato... nos extravía con engaños....” (salmo 2). / “... reprime con cólera... prolonga su ira...” (salmo 84).

 

* Remitido para su publicación