Buscar
13:16h. Domingo, 24 de Septiembre de 2017

Historia de un represaliado del franquismo – (y XXII) Prórroga y epílogo - por Ramón Armando León Rodríguez

ramón armando

Regresé al infierno de donde había salido con tanta ilusión. Me volvieron a someter con más ahínco a las mismas penurias hasta que me licencié, pero todavía quedaba una forma más de hacerme la vida imposible.

Nota de Chema Tante: He publicado este desgarrado relato testimonio de Ramón Armando León Rodríguez, no solamente por su extraordinario interés, político y humano; sino como mi humilde homenaje, en su persona, a tantas personas que ha sufrido la represalia por su resistencia y lucha contra el franquismo, sin que hasta ahora estén recibiendo en justa medida el merecido reconocimiento social.

Historia de un represaliado del franquismo – (y XXII) Prórroga y epílogo - por Ramón Armando León Rodríguez

Regresé al infierno de donde había salido con tanta ilusión. Me volvieron a someter con más ahínco a las mismas penurias hasta que me licencié, pero todavía quedaba una forma más de hacerme la vida imposible.

Llegó la licencia de mi reemplazo y, como todos los soldados, me preparé para marcharme, pero mis esperanzas eran una quimera;  no pude irme con el resto de la tropa. Por segunda vez me dijeron que las órdenes venían desde arriba y me retuvieron nueve meses más en el cuartel.

Salí del ejército con la sensación de haber sido una marioneta en manos de unos desaprensivos, ignorantes y fachas. Años más tarde, solicité mi expediente militar por todas las vías legales posibles, pero el expediente no apareció. Me he quedado con las ganas de saber, quién o quiénes actuaron de forma tan maléfica para perjudicarme. Sé que fueron los “lacayos” del régimen franquista, pero no sé sus nombres y probablemente nunca lo sabré, aunque tampoco olvidaré, jamás, lo mal que lo pase en manos de aquellos, inhumanos, represores franquistas.

saborido ramón armandoEl 10 de octubre de 2005 el Gobierno de Andalucía hizo un homenaje a los expresos políticos que estuvieron encarcelados por el régimen franquista en la prisión de Jaén. A través de mi camarada, amigo y compañero de prisión Eduardo Saborido Galán, se me invito como uno más de los represaliados por la dictadura. En el homenaje me encontré con algunos camaradas que habían compartido conmigo parte de mi tiempo en prisión. También conocí, en este emocionante acto al escritor José Saramago que fue ponente en el acto. Tampoco puedo olvidar a Juan Carlos Senante conocido por Caco Senante, cantante canario, que fue uno de los animadores de tan merecido homenaje.

saramago ramón armando

El 9 de enero de 2006 le escribí al Ministro de Defensa solicitándole una reparación moral por la persecución que sufrí en el ejército en estos términos:

josé antonio alonso

Alonso, ministro de Defensa (PSOE) en 2006

(Excelentísimo Sr. Ministro de Defensa: soy un expreso político de la causa 168/1968 condenado por un Consejo de guerra a 3 años de prisión por rebelión militar (cuando me encontraba en una asamblea de trabajadores) Ingrese en prisión en 1968, y salí en 1971, cumplida la condena. A los dos meses de salir de prisión ingrese en el servicio militar obligatorio y me destinaron a un batallón (disciplinario) en la Isla de Fuerteventura, en donde, si cabe, pase los peores días de mi vida. Cuando leo el artículo 18 de la Constitución derecho al honor, a la intimidad personal y a la propia imagen, en aquel entonces una utopía, sugiere que el honor, la intimidad y la imagen no debieran ser ultrajados, vilipendiados y vulnerados impunemente por unas personas que no merecían el uniforme al que representaban. Había cumplido mi condena y sin embargo, volvieron a condenarme, Sufrí persecución y un acoso indescriptible. Ni un solo día tuve tranquilidad, siempre tenía servicio cocina, letrinas, brigadas…A pesar de que algunos sargentos decían de mí que era un buen soldado, me arrestaban continuamente sin un motivo o razón lógica, incluso me negaron la opción de hacer cursos de especialidades para mi reincorporación a la vida civil. Me quitaron mi tiempo, robaron parte de mi vida, intentaron anularme como persona pero no odio, la vida es corta y no hay tiempo. Luche por la democracia, espero que la democracia me devuelva la dignidad perdida. Han pasado muchos años, pero para mí fue ayer. ¿Que deseo? Que haya un reconocimiento, porque creo que hay otros muchos que pasaron por lo mismo que yo. No acaba aquí mi “Odisea”, cumplido 18 meses de servicio militar y viendo que mi reemplazo se licenciaba solicite verbalmente mi licencia pero hicieron caso omiso y me retuvieron nueve meses más. Nunca me dieron una razón objetiva ni tan siquiera una explicación, explicación que espero me sea satisfecha por su ministerio. Adjunto fotocopias del certificado expedido al Ministerio de defensa donde consta el tiempo de servicio militar cumplido, el certificado de puesta en libertad y la cartilla militar. Pido una explicación, pido un reconocimiento de la injusticia que se ha cometido conmigo. He solicitado una copia de mi expediente militar al Archivo Militar de Guadalajara que hago extensiva a usted. Estoy a su disposición para proporcionarle la documentación que estime oportuno. Las Palmas de Gran Canaria a 9 de enero de 2006. Le saluda atentamente: Ramón Armando León Rodríguez).

Todas las respuestas fueron negativas, según el ministerio no existe ningún expediente. Esta es mi historia política, pero también es la historia de muchos que, como yo, sufrieron la represión franquista por el mero hecho de pensar diferente y luchar en contra un sistema totalitario e injusto que fue impuesto por un golpe militar…

homenaje sardina 2010

Recuerdo homenaje a los sucesos de Sardina, 2010

Capítulos anteriores:

Historia de un represaliado del franquismo – (I) Mi primera detención

Historia de un represaliado del franquismo – (II) Barranco Seco

Historia de un represaliado del franquismo – (III) Juicio y apelación

Historia de un represaliado del franquismo – (IV) Actividad política

Historia de un represaliado del franquismo – (V) La Caída de Sardina

Historia de un represaliado del franquismo – (VI) Consejo de Guerra sumarísimo

* En La casa de mi tía por gentileza de Ramón Armando León Rodríguez