Buscar
20:35h. jueves, 06 de agosto de 2020

“Las Islas confían en que se retire en breve la cuarentena británica”- por José Manuel Castellano, desde Cuenca, Ecuador

 

FRASE CASTELLANO

“Las Islas confían en que se retire en breve la cuarentena británica”- por José Manuel Castellano, desde Cuenca, Ecuador *

Así reza un titular de portada de Diario de Avisos de Santa Cruz de Tenerife de 1º de agosto de 2020. Sin duda, como es muy habitual en estos tiempos, el graduado escribiente receptor debió sufrir algún problema técnico de conectividad durante su conversación con las “Islas” o es un vulgar vocero de los grandes prebostes, es decir, de aquellos que han maltratado hasta sangrar el suelo insular, aquellos que han sobreexplotado laboralmente a los isleños, aquellos que gobiernan desde la sombra a través de títeres bronceados, que cercenan el futuro de las Islas y de los Isleños.

Las Islas llevan gritando desde hace décadas las continuas agresiones sufridas, pero sus señales agónicas no se oyen, ni son bien recibidas en ese endogámico círculo empresarial-político, como también le sucede al silenciado mundo sanitario público, para seguir engordando una fortuna manchada de sangre y pobreza social.

Hasta cuándo van a soportar a esa partida de manipuladores, tramposos, mentirosos, especuladores, corruptos, vividores, que siembran la destrucción del patrimonio natural e hipotecan la esperanza de un pueblo ¡Hasta cuándo!

Ahora los caciques del pasado vuelven a reconquistar ciertos espacios institucionales con sus artes espurias y los frikis “pactistas de las Flores” siguen sus mismos pasos bajo idéntico sendero, para cubrir de malas hierbas el ecosistema con políticas de cemento antisocial que invaden también la educación, la sanidad, el mundo cultural…, con acciones estéticas de ficción junto a decorados de cartón piedra con respecto a los grandes temas, medioambientales, cambio climático y sin políticas sociales, bajo comportamientos serviles a los intereses de esos tiburones foráneos y a sus secuaces endémicos, cuyo fin no es otro que consolidar esa estructural fragilidad y miseria isleña para continuar acaparando sus miserables riquezas en macabros ataúdes.

No pierdan su tiempo, ni se esfuercen en construir una sociedad y economía sustentable con valores y principios sociales y ambientalistas, porque al final los isleños acostumbrados, como están, a soportar todo, se adaptarán a comer el cemento, pues no creo que sobrevivan las piedras.

José Manuel Castellano

Cuenca (Ecuador), agosto de 2020

* La casa de mi tía agradece la gentileza de José Manuel Castellanojosé manuel castellano reseña

https://jmcaste.blogspot.com/2020/08/las-islas-confian-en-que-se-retire-en.html

mancheta neoliberalismo