Buscar
09:17h. martes, 28 de septiembre de 2021

Legítima reflexión política, proclamado pudor ético - por Nicolás Guerra Aguiar

 

FRASE NICOLÁS

Legítima reflexión política, proclamado pudor ético - por Nicolás Guerra Aguiar *.

 

Interrogan al Hermano Lobo (Canarias7 del pasado sábado): “¿Cómo sentaron en las filas socialistas las declaraciones de Casimiro Curbelo ayer en las ondas de Cope?”. Y se lo preguntan porque un llamativo titular -”Curbelo ve ‘muy interesante’ ir de ‘dos’ con Torres en la elecciones de 2023”- encabeza la página informativa anterior del mismo día. 

preguntas al hermano lobo

  Se trata, claro, de una interrogación retórica. Esta figura literaria (“¿Serás, amor / un largo adiós que no se acaba?”, préstamo al señor Torres) también forma parte del lenguaje coloquial (“¿Qué puñetas pretendes, carajo? ¿Encelar a don Román?”). Consiste, como vemos, en formular una pregunta aunque de ella no se espera respuesta, bien porque va implícita en la misma interrogación o por desconocida.

casimiro ángel Víctor román

  Así, para la primera modalidad (respuesta implícita) valga también un trío de ejemplos. Uno: ¿desaparecerán algún día mediocridad y profesionalización en puestos, asesorías y cargos demostradamente complejos para muchos vividores? Dos: en el ejercicio de su derecho, ¿se presentará el señor Curbelo a las elecciones cuando se convoquen en 2031? Tres: ¿olvida el PSOE canario las publicadas explicaciones por las cuales el político gomero dejó de ser su candidato en 2015, fue destituido como secretario general en su Isla y, consecuentemente, se creó una gestora según resolución firmada por el secretario de Organización, señor Luena? (La Provincia, 18 -2- 2015.) 

césar luena

  Para la segunda, también en el mundo literario, vienen como anillo al dedo los  calderonianos versos de La vida es sueño, monólogo de Segismundo (“¿No nacieron los demás? / Pues si los demás nacieron, / ¿qué privilegios tuvieron / que yo no gocé jamás?”) y los cuatro endecasílabos iniciales de “Ericka”, poema de nuestro paisano Alonso Quesada: “¿Quién será esta mujer de veinte años / que han enterrado en este oscuro nicho / y cuyo nombre no sabremos nunca, / de qué patria será y quién lo ha escrito?”.  (Pero es solo literatura, conjunto vacío de palabras, cosas de gentes sin oficio ni formación política...)

alonso quesada

  El presidente del Cabildo gomero es, casi desde siempre y por voluntad popular, el señor Curbelo. Como tal, preside “varios patronatos y órganos de la Administración Insular”. Suma a los cargos anteriores la condición de diputado del Parlamento canario (los votos gomeros se multiplican casi por infinito frente a los grancanarios) y portavoz del Grupo Mixto en la Cámara; como señoría es miembro de ocho comisiones parlamentarias y de la Diputación Permanente (todo, en Tenerife); añádase la presidencia de la Agrupación Socialista Gomera (ASG). 

casimiro curbelo

  Figuran en su currículo, otrosí, responsabilidades como exalcalde de San Sebastián de La Gomera; maltrecho exsenador; exdiputado regional (condición recuperada) y exvicepresidente del Consejo de Entidades Canarias en el Exterior. Agréguese otra menudencia: exsecretario general del PSC-PSOE gomero (según El Mundo, “en 2015 su partido le dijo que no le iba a presentar otra vez...”). 

 (A todas estas, rogativas hay de la aerolínea Bínter Canarias y las navieras Fred Olsen – Armas para declararlo pasajero de honor pues, dada su condición de presidente cabildicio y parlamentario,  anda los días entre La Gomera --->  Tenerife ---> La Gomera. Suerte tiene de que no debe cumplir estricto horario presencial en ambas empresas... tal como les sucede a miles de mortales canarios.)

  El señor Curbelo, don Casimiro, siempre de siempre cabeza de lista a elecciones  está dispuesto a seguir buscando el bien para los paisanos (viste seis decenios y medio de edades, ¡pollillo, chinijo, briosa juventud!). De ahí que su destino, azar, hado o sino sigan en manos de los supremos. Y estos, por unanimidad, bendicen tal vocación (si no en lo universal sí al menos en lo regional) para sacrificio yoísta y, a la vez, complacencia de Urayan, su protector y dios creador entre los gomeritas.

  Desconozco cómo pueden combinarse presidencia del Cabildo gomero y presencia física en el Parlamento canario (Tenerife) los mismos días a las mismas horas. Pero tal muy bien remunerada combinación es rigurosamente legal, acaso prescrita por ley y conforme a ella. O quizás sin prohibición expresa de la misma, así son incluso los casos de doña PPepa (jefa de la oposición en el Ayuntamiento de Las Palmas de GC y parlamentaria en Tenerife) y del señor Quevedo Iturbe (diputado hasta 2022 y concejal de Turismo). ¿Acaso dos nóminas oficiales?

  Por tanto, como no hay impedimento alguno, el señor Curbelo ejerce la doble función política. Y como los votantes gomeros (insisto en la desproporcionalidad a su favor frente al voto grancanario o tinerfeño, por ejemplo) lo estiman persona indicada, confían en él. Inteligencia, luces, habilidad, maña, talento y aptitudes deben de ser innatas cualidades definidoras del Ilustrísimo y señoría, deduzco. 

  Su señoría es, a la par, licenciado en Filosofía y Letras. Lo cual le ayuda mucho en su discurso, conoce las interioridades de la lengua. Así, es de los pocos que usan una palabra fundamental en la cosa pública: reflexión. El Diccionario la define como ‘Acción y efecto de reflexionar’, es decir, ‘Pensar atenta y detenidamente sobre algo’. Que él sea el número dos en la lista del PSOE al Parlamento canario en 2023 “Es una opción, pero no se ha decidido ninguna. Cabe la posibilidad de reflexionar acerca de ella, indudablemente”, dijo en la entrevista.

  El tema, pues, ya no es secreto de Estado: el señor Curbelo cavila sobre la  posibilidad de que las siglas ASG se reencuentren e identifiquen con las del PSOE, a fin de cuentas tales asociacionistas socialistas gomeros formaron pareja con los pesoeístas antes de su ruptura debida a lo que algunos comentaristas definieron como gesto de pureza ética planteado en la sede del PSOE.

  Por tanto, que el hipotético número dos usara la emisora eclesial para referirse a un posible arreglo con el PSOE y don Ángel Víctor Torres fomente encuentros para un “sí, quiero” definitivo, hace sospechar la recuperación del matrimonio rupturado años atrás. O acaso un reflexivo tanteo inicial llamado “relaciones orgánicas” (las juveniles “relaciones prematrimoniales”, siglo anterior), pero ya por lo civil. 

 Concluyo, pues, con otra interrogación retórica: ¿mantendría el PSOE su proclamado pudor ético? (“¡Ahuuuuú!”.)

 

hermano lobo

*. La casaa de mi tía agradece la gentileza de Nicolás Guerra Aguiar

nicolás guerra reseña


 

 

mancheta 36