Buscar
04:56h. jueves, 24 de junio de 2021

Maltrato, buentrato, nitrato, en las residencias de mayores - por Ajó Tedote, desde la Residencia de Mayores La Dehesa, en La Palma

 

Frase ajó tedote

Maltrato, buentrato, nitrato, en las residencias de mayores - por Ajó Tedote, desde la Residencia de Mayores La Dehesa, en La Palma

 

jornadas residencia

Palabras en la apertura de las "Jornadas Formativas sobre el Buen trato a las personas mayores" en la Residencia de Mayores La Dehesa en La Palma.

Buenos días

Agradezco mucho que me hayan invitado a intervenir en estas Jornadas

Me invitan en calidad de residente de este Centro. Y sí, soy residente. Pero no puedo hablar como representante de todas las personas residentes, porque se trata de un colectivo muy diverso.

No les voy a descubrir que aquí convivimos personas que, felizmente, conservamos, al menos en un nivel razonable, nuestras facultades físicas y mentales, pero también otras que lamentablemente, empiezan a ver mermadas sus condiciones y otras más que ya sufren graves deficiencias, de movilidad, raciocinio y autonomía. Esto para ustedes es obvio. Pero siempre es bueno recordar las obviedades, para evitar que se obvien, precisamente. Esta diferenciación entre las personas que nos encontramos aquí es muy importante, para el tema que focalizan estas Jornadas: Buentrato a las personas mayores.

Porque el buentrato, el maltrato, el trato en general, es un fenómeno subjetivo. El protagonismo lo comparten quién recibe el trato, tanto como quien lo dispensa.

En mi opinión, la conceptualización del buentrato puede encaminar a una confusión al,  simplemente, contraponerse el buentrato al maltrato. Porque no necesariamente cuando no existe maltrato aparece el buentrato. Hay todo un espacio intermedio. Indiferente, displicente, si se quiere. El nitrato, que apenas escapa al maltrato.

Yo entiendo que en esa franja entre el maltrato y el buentrato, en instituciones como una residencia de mayores, pueden distinguirse además, dos escalones. Que yo llamaría el trato “exigible” y el trato “ético”.

Las personas que atienden a las y los residentes lo hacen en el plano laboral y en el plano profesional. Todas ellas trabajan y todas ellas poseen una formación congruente con la función que cumplen.

De esta manera, a todas estas personas les obliga un deber laboral, que les exige un determinado nivel de trato. No de buentrato, insisto, sino de un trato sin maltrato. Y, ojalá que sin nitrato también.

Y, en cuanto al aspecto profesional, algunas han recibido en su formación cierto adiestramiento para el trato a estas y estos residentes mayores, pero otras no.

Quienes desarrollan funciones en el ámbito sanitario, del Trabajo Social, Psicología, Animación, Fisio, de Gestión, se supone que su preparación incluyó algunas destrezas para tratar personas mayores, con dificultades de toda naturaleza y grado. Y de ello se deriva un compromiso ético.

Pero las personas que mantienen el edificio en el estado impecable que se puede comprobar, las que mantienen y hacen que los sistemas funcionen, las que cocinan, lavan, atienden en el comedor o las habitaciones, la conserjería, no digamos la cafetería, no habrán recibido formalmente ese tipo de aprendizaje específico, más allá de las instrucciones y la supervisión internas, que, estrictamente, no pueden demandar más que la ausencia de maltrato.

Sin embargo. mi experiencia y mi observación de lo que ocurre en esta residencia, me demuestran que todas estas personas, en el trato a las y los residentes, van mucho más allá de lo que les impondría el deber laboral o la ética a que me he referido. Dispensan buentrato, en medida que no les obliga nada más que su celo profesional y su calidad humana.

Todas estas personas, a todos los niveles y en todas sus funciones, comparten un sentimiento de humanidad y solidaridad que impregnan el trato y lo llevan al buentrato a las y los residentes. Permítanme también pensar que ello tiene algo que ver con las características tradicionales de bondad de nuestro pueblo canario.

En ese que sí puede ya calificarse como buentrato, aparece además un ingrediente fundamental que tiene que ver con la obviedad que cité al principio. Ese buentrato se adecua a las condiciones específicas de cada una de las personas que lo reciben.

El trato, bueno, malo o intermedio, es una forma más de comunicación y, como en toda comunicación, el emisor debe acomodar su mensaje a las condiciones del receptor.

Y ahí también puede comprobarse el alto grado de calidad del trato que se administra al colectivo usuario. El personal ajusta el que ya podemos llamar buentrato, a las condiciones de cada sujeto. Un buentrato, individualizado, a la medida.

Hay que insistir, en este momento, en que algunas personas residentes no tienen su tino o sufren alteraciones físicas, que atañen a la movilidad o a diversas funciones corporales, que a menudo hacen incómoda o hasta desagradable la atención. Pero estas dificultades no impiden que quienes les atienden lo hagan en esas condiciones de buentrato general. 

Por fortuna para quienes aquí residimos. la gente que nos atiende demuestran amar su trabajo. 

Sin excepción, las personas que residimos en este Centro, recibimos un trato respetuoso y cariñoso, sin olvidar jamás la preocupación por el bienestar, la salud, la seguridad y la convivencia.

Es posible que haya quien crea que exagero; pero lo único que puedo decir es que ésta es la verdad de lo que yo he experimentado y observado en mi estancia en la residencia.

Y termino diciendo que esta es la única Residencia de Mayores que conozco; y lo que más deseo es que ella, en lo que respecta al buentrato, no sea una excepción respecto a las demás, sino una muestra, un ejemplo, de como son todas las Residencias en Canarias. Ojalá.

Muchas gracias.

 

Residencia de Mayores La Dehesa, 9 de junio de 2021

Ajó Tedote

 

Consejería de Acción Social,  

Igualdad, Diversidad y Juventud 

CM La Dehesa 

JORNADAS FORMATIVAS 

Los días 9, 17 y 21 de junio celebraremos en el Salón Social de la Residencia las jornadas  formativas Buen trato a las personas mayores, con el siguiente programa: 

09 de junio: 

- 09:00 hrs. Presentación de las jornadas: 

o Intervención de un residente explicando su experiencia en esta residencia. o Exposición del trabajo del personal de atención directa. Ponente: Elisa Díaz  Navarro, Doctora en enfermería. 

- 10:00 hrs. Charla: “Buen trato a las personas mayores residentes”. Ponente:  Lourdes Bermejo, Vicepresidenta de la Sociedad Española de Geriatría y  Gerontología. 

- 11:00 hrs. Charla “Responsabilidad civil del personal público en la prevención y  detección del maltrato”. Ponente: Juan José Rodríguez Rodríguez, Jefe de servicio  de Asesoría y Defensa Jurídica del Cabildo de La Palma, sección Social. 

- 12:00 hrs. Charla “Consecuencias penales del maltrato a las personas  mayores.” Ponente: Francisco Vidal Beneyto, Fiscal Decano Sección Territorial de  Santa Cruz de La Palma, Fiscalía Provincial de Santa Cruz de Tenerife. 

17 de junio:  

- 10:00 – 13:00 hrs.: Taller: Primeros auxilios en geriatría. Ponente: Iván  Sosa Martín, enfermero. 

21 de junio:  

- 10:00 – 13:00 hrs.: Taller: Asertividad y comunicación. Ponente: Elena  Martín Hernández, enfermera.

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Ajó Tedote

ajó tedote

mancheta 34