Buscar
04:50h. jueves, 24 de junio de 2021

#minería es muerte #despierta panamá #qué más tiene que pasar

La  Megaminería  es  la  Reina  del Colonialismo, el Capitalismo Salvaje  y  los  Paraísos Fiscales - por Jorge E. Macías Jaramillo. desde Panamá

 

FRASE JARAMILLO

La  Megaminería  es  la  Reina  del Colonialismo, el Capitalismo Salvaje  y  los  Paraísos Fiscales - por Jorge E. Macías Jaramillo, ciudadano panameño, ecologista, médico pediatra

Una llamada de atención  a  la  epidemiologia  de  la Insuficiencia renal en Coclé y Colon.  

minería es muerte

Protestan en Panamá contra la minería: "es pan para hoy y hambre para mañana" EFE Ciudad de Panamá, 26 mayo 2021    

 

La megaminería, como actividad depredadora antiética y que extermina toda  vida  vegetal  y  animal,  contamina con  químicos  tóxicos  los  ríos  y  mantos freáticos por debajo  de  la explotación minera.   En  Panamá, la contaminación química la padecen  en  las faldas  de la cordillera  central y  zonas costeras de las provincias de Coclé en el Océano Pacífico y en la provincia de Colon en el Océano atlántico, provincias donde se incrementan las enfermedades  de  los  riñones, insuficiencia  renal que ameritan diálisis peritoneal,  hemodiálisis por insuficiencia renal y la  mayoría  de enfermos  precisamente en Coclé  se  han  duplicado. De estos enfermos, en menos de 10 años, el 60% de  ellos  no están relacionadas  con diabetes. Si expuestos a aguas y tierras de cultivo regadas  por estas aguas contaminadas  con  químicos  tóxicos.  porque  se  encuentran  por  debajo  de  las  explotaciones mineras.  

Las incapacidades, limitaciones y sufrimientos para  estos  enfermos y  familiares  es  enorme,  el coste económico para la seguridad social es elevado. Para le empresa de la megaminería,  la  extracción de minerales preciosos  significa ganancias de  miles  de  millones de dólares. Sin   escrúpulos, sin ética ni responsabilidad  social. 

 “Con  la  licencia  de  nuestros  gobernantes  para tan solo pagar el 2 % de impuestos”    

Estas autorizaciones permisos para la megaminería en Panamá son similares  a  las  patentes  de  corso “a  piratas  y  corsarios  al  servicio de Su Majestad"  emitidas  por  la  Corona  Inglesa para  que  los  corsarios  asaltaran  en el Caribe y Atlántico barcos  cargados  con las riquezas  robadas  en  América. Recibían refugio en  las islas inglesas con tal de  repartir con la corona fortunas “doblemente robadas”. Al final  los  tesoros del Nuevo  Mundo  que  pasaron  de  manos  de  unos, españoles, portugueses,  a  otros,  piratas  al servicio de su majestad británica. Los  primeros las obtenían del trabajo esclavo   y  los otros asaltantes las pirateaban en los mares. Al fin, europeos todos; al fin, riquezas extraídas o cultivadas por  esclavos y  trabajadores  explotados mal  pagados,  expuestos, entones y ahora,  a tóxicos que les enferman de manera grave. En países ricos en recursos energéticos, minerales, recursos naturales valiosísimos... pero que siguen, seguimos subdesarrollados  en la injusta pobreza  y  pobreza  extrema.

Por  esta condición el Capitalismo que explota se etiqueta de capitalismo salvaje, típico de  Latinoamérica: países  con  grandes  desigualdades por lo que aún somos países Coloniales.  Panamá, con  la  megaminería,  no  es  la  excepción.  

La Megaminería es la  Reina  del Colonialismo,  evidencia del Capitalismo Salvaje  y  los  refugios de grandes  fortunas  “lavadas”  en  los Paraísos Fiscales.   

La Megaminería, con su Colonialismo, esclaviza nuestros bosques y ecosistemas hasta  el exterminio en pocos años,  producto del ecocidio  y amputación ecológica. Similar a  la suerte de la mayoría de esclavos africanos. Los que no morían en la travesía, con un  trato inhumano,   morían en el trabajo esclavo a los pocos años.  

Tal como nuestros campesinos, que  mueren  en  un  ambiente de trabajo tóxico por sus  productos químicos utilizados en la separación de metales o los gases venenosos que  desprenden  las explosiones, trituración, la extracción  de los  minerales  de  las  rocas  y  que  además  ingieren  agua  contaminada  con  estos  tóxicos que ocasiona  enfermedades por  metales  pesados que, entre otros,  afecta a los riñones (no es casual  el incremento significativo  de  enfermos  renales en Coclé que ameritan  diálisis peritoneal,  hemodiálisis o  trasplante renal). Seguro  estos enfermos  y  sus  familiares  tendrán  cifras  elevadas  de  metales  pesados  en  sangre,  comparada con  población  alejada  de  las  áreas  de  explotación  minera. Es importante  que  sepamos  que  los  metales  pesados  se  acumulan en  sangre y  nuestras  células  y es  muy  lenta  su eliminación  por  lo  que  permanecen  muchos  años  dentro  del  cuerpo humano  ocasionando  y agravando enfermedades. Un llamado  de  alerta SOS  a  las  autoridades  del Sector Salud de Coclé y Panamá (MINSA y la CSS) para  que  tomen  cartas en el asunto. 

La  Megaminería  es  la  Reina  del Colonialismo, el Capitalismo Salvaje  y  los  Paraísos Fiscales.  Los  que   imponen en nuestros  países subdesarrollados “es el caso  de Panamá que  no  es  un  país  minero  porque en Panamá somos  un  "País  de  servicio  de clase mundial”   pero los lobby con profundos intereses de los grandes grupos empresariales, ejercen: corrupción, tráfico de influencias mediante  las  mentiras, el  poder  de  los dineros,  más la corrupción transnacional. Los  "empresaurios" impusieron la destructiva y  toxica megaminería  y  sin  escrúpulos  destruyen  la biodiversidad,  rebanan los cerros  y acaban con el nacimiento de los ríos, (estas acciones depredadoras no  las  permiten en sus países desarrollados), despojan e  intoxican  a  campesinos  al tomar agua y utilizarla  para el regadío en las  áreas  de cultivo  en las riberas de los  ríos  contaminados  que  se utilizan  y  que desprende la  megaminería.  Además,  las  aguas  subterraneas,  mantos  freáticos, bajan  contaminados  con   estos  químicos  y  enferman a las personas que la consumen.    

Es  tan  grande  la  corrupción  de  estos lobby  de la megaminería  que  en Panamá  bajo la influencia del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial, presionan a  nuestros gobernantes débiles entreguistas  irresponsables que por unos dólares se dejan corromper.  Este es un ejemplo de corrupción transnacional: les  otorgaron  privilegiados  impuestos  del   2%   cuando  todos los empresarios en Panamá pagan 30%,  a los de la megaminería se les deberían aplicar una  sobretasa del 20% por el ecocidio y amputación ecológica irreversible,  para una tasa global del  50% de impuestos.   Sólo han pagado el 2%, por lo que deben al estado un 48% de impuestos retroactivos desde el primer gramo de metal extraído. Esta  práctica exoneración de impuesto (2% de impuestos)  sitúa a   la  megaminería  al nivel de  empresa  privilegiada típica de  los  paraísos  fiscales, porque  sus  fortunas  las  mantienen ocultas  en el anonimato y no  pagan  impuestos.    

El  que  los Gobiernos  de  Panamá  lo permitan  llevan  al  país  a  los  riesgos  de ser incluido  en  la lista  de  Paraísos Fiscales  con   graves  repercusiones  a  la  economía del  país  lo  que  de manera doble  daña  la imagen país. 

Como Ciudadano Panameño  aprovecho la oportunidad  para  denunciar a  los Gobiernos  de Panamá que a partir  de  1990  permitieron  el estudio, inicio y  avance  de  la megaminería en la Cordillera Central  de Panamá con  bosque  tropical primario, que  además  debe  estar  doblemente protegido: por ser bosque y  porque  pertenece al Corredor  Biológico Mesoamericano –corredor  de  vida silvestre-  desde el Sur de México hasta Panamá.  Por la megaminería los bosques van desapareciendo los ríos (al rebanar la cordillera  también rebanan los nacimientos de los ríos, van  desapareciendo sus aguas, otras bajan contaminadas en los mantos friáticos víctimas del Ecocidio y amputación ecológica que ocasiona la tóxica megaminería.  

Los Ciudadanos Panameños  tenemos  como  ejemplo de acción  pro  ecológica  nuestros  Vecinos  de  El  Salvador  y  Costa Rica donde los Ciudadanos y Gobernantes con espíritu ecologista cerraron la megaminería en sus Países.  No nos  cansamos  de insistirles a anteriores  gobernantes que  pusieran alto a la megaminería, como tampoco nos cansamos de insistirle hoy al Presidente  Laurentino  Cortizo que en cumplimiento de los artículos 118 al 121 de la Constitución Política de Panamá emita Decreto Ejecutivo que cese  con la megaminería en Panamá  y  Decrete a Panamá Territorio Protegido. Con acciones constructivas se dejará  de violar nuestra Carta Magna  Sólo de esa manera comenzarán a  cumplir y respetar   el  Régimen Ecológico de la Constitución  Política de  la República de Panamá  artículos 118  al  121. De lo contrario El Pueblo Panameño. Nuestra Biodiversidad  y  la  Constitución Política se los demandará a Ustedes Gobernantes Irresponsables y  violadores del  Régimen Ecológico  Artículos 118  a  121 de la Constitución. 

Después de décadas  de  solicitudes  y recibir la  cosificación con la virtud de la paciencia  agotada:

Hoy Exigimos a nuestro Presidente  Laurentino Cortizo: 

1. Decreto Ejecutivo que Cese la Megaminería en todo Panamá. 

2. Decrete a todo Panamá  Territorio Protegido. 

 (*) La casa de mi tía agradece la gentileza de Jorge E. Macías Jaramillo. 

 

mancheta 34