Buscar
23:14h. domingo, 17 de octubre de 2021

si entiendo bien, la solución consiste en cambiar el lenguaje en lugar de cambiar el modelo y su racionalidad económica

El megaproyecto de Chira-Soria empieza a recordarme el del Puerto de Granadilla - por Federico Aguilera Klink

 

frase aguilera

El megaproyecto de Chira-Soria empieza a recordarme el del Puerto de Granadilla - por Federico Aguilera Klink *

salto de chiraEl megaproyecto de Chira-Soria se intenta vender, nunca mejor dicho, como si fuera un proyecto de energías renovables que va a facilitar la descarbonización y la resiliencia de la economía de Gran Canaria. Como se puede ver, no faltan palabras nuevas, pretenciosas y vacías de contenido, tan vacías, quizás, como el propio proyecto de Chira-Soria para resolver los problemas reales de Gran Canaria que no son otros que un modelo económico obsoleto, asocial, insostenible, imposible de hacer resiliente, contaminante y que no se quiere cambiar. 

tensión eléctrica

Si entiendo bien, parece que se quiere mantener el turismo y la movilidad y el transporte individual con coches eléctricos que se recargarían con la electricidad generada por Chira-Soria, cuya construcción supuestamente tendría un impacto ambiental inferior a los beneficios ambientales del proyecto. Pero se ignora el disparate ambiental y social que supone, por mucho que lo bendigan los fabricantes de coches y la Ley de cambio climático, la fabricación de coches eléctricos.

coche eléctrico

Un estudio afirma que los coches eléctricos contaminan más que los diésel

Así es que, si entiendo bien, la solución consiste en cambiar el lenguaje en lugar de cambiar el modelo y su racionalidad económica. Pero, si he entendido bien, no hay debate, no hay un proceso social de debatir públicamente, las veces que haga falta, entre defensores, detractores y afectados. Otra cosa es que cada uno escriba o hable por su cuenta, algo que no es un debate ni un diálogo.

el roto palabras vacías

puerto de granadillaTodo esto me recuerda, desgraciadamente, a las excusas, que no argumentos, que se utilizaron para “justificar” la construcción del Puerto de Granadilla que, tal y como señalábamos quienes nos oponíamos y que éramos calificados como terroristas sociales, no era necesario ni iba a resolver nada, excepto los bolsillos de algunas constructoras y, quizás, de algunos políticos. Solo hay que ir a Granadilla y ver la actividad que tiene el Puerto, a pesar de todas las afirmaciones de políticos de casi todos los partidos y de sus “intelectuales” a sueldo. No sé en que quedará Chira-Soria pero la ecuación parece ser la misma.

suarez trenor martín granadilla

ecuación megaproyectos

suarez trenor granadilla


Ahora estamos en pleno tsunami fraudulento de palabras como Transición Ecológica, Descarbonización y Resiliencia (entre otras), que no van a cambiar esencialmente nada y que, si se hicieran bien las cuentas físicas, nos mostrarían que vamos a emitir más carbono para iniciar esta supuesta Transición del que emitimos actualmente, agravando el problema y acelerando el agotamiento de las energías fósiles. Como indican Pedro Prieto y Moisés Casado

frase prieto casado

 

http://www.lacasademitia.es/articulo/economia/olduvai-texas-pedro-prieto-moioses-casado-15-15-15/20210316073507110306.html

GORONA DEL VIENTOen una sociedad compleja, el 100 por 100 eléctrico es imposible (Ahí tenemos el Cuento de la Gorona del Viento en El Hierro) y no pasa de ser un eslogan pues la parte realmente electrificable y además con renovables es muy pequeña (lo que exige un fuerte cambio en los hábitos de vida y de consumo), pues las renovables se construyen con energía fósil, su vida es corta y su rendimiento bajo. Por otro lado, los materiales para fabricar las renovables son muy escasos y su extracción y elaboración generan un elevado impacto ambiental, siendo su reciclaje prácticamente imposible (Valero y Valero, Thanatia, 2020).

THANATIA

casadellibro.com

 

Esto significa que se va a seguir saqueando lo público en términos de fondos públicos y de espacios ambientales públicos, en nuestro país y fuera de él, solo para que las grandes empresas sigan haciendo negocios con inmensas subvenciones públicas de todo tipo en nombre de la citada y falsa Transición Ecológica pero, en realidad, para tratar de seguir igual, algo también imposible como lleva tiempo mostrando Antonio Turiel. 

ANTONIO TURIEL

https://crashoil.blogspot.com/2021/05/algunas-preguntas-incomodas.html

 

ya no se creen las mentiras

Ahora se nos quiere hacer creer que el uso generalizado de renovables y coches eléctricos, para cuya construcción (y extracción de materiales) se ignoran los impactos ambientales y las guerras, va a permitir la mencionada transición ecológica. Hay un párrafo de un reciente artículo que refleja perfectamente el disparate en el que nos encontramos, y el objetivo imposible hacia el que vamos, pues prever 1.588.339 vehículos eléctricos para dentro de 19 años en Canarias es auténticamente un disparate que apuesta por el colapso y normaliza las guerras y golpes de Estado “necesarios” para apropiarse de los minerales necesarios. Todo vale menos cambiar el modelo para hacerlo más humano y más ambientalmente razonable. Fíjense en los datos y en el lenguaje.

“Había 222 vehículos eléctricos en 2011. La previsión es que haya 1.588.339 en 2040. Ese es el objetivo de Canarias para descarbonizar por completo su parque automovilístico. “No es un plan fácil”, recalca la directora general de Energía del Gobierno autonómico, Rosana Melián. Pero la intención es esa. La Unión Europea ha pedido a los Estados miembros que agilicen sus proyectos para avanzar hacia la neutralidad climática en 2050. En este sentido, el Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) ha elaborado una estrategia para marcar la hoja de ruta de la electrificación del transporte isleño, estableciendo al Archipiélago como un “laboratorio de pruebas a nivel nacional”.

(La negrita es mía). Ahora todas las estrategias disparatadas las bendice el ITC.

https://www.eldiario.es/canariasahora/ciencia_y_medio_ambiente/rutas-obstaculos-descarbonizar-parque-vehiculos-canarias_1_7351919.html

Así pues, no se trata de cambiar el modelo territorial, ni el de consumo, que es necesario disminuir, ni el de transporte, que tiene que cambiar para disminuir la movilidad y hacerla más colectiva, sino de cambiar los vehículos y hacer creer que ya está todo arreglado…..y así se siguen construyendo más carreteras. Pero es justo al revés, aunque disminuya el PIB, indicador obsoleto y tramposo donde los haya, pues indica velocidad pero no la dirección en la que vamos, aunque los políticos, empresarios y la mayoría de los economistas sigan usándolo haciendo gala de su ignorancia y de su sumisión a los que realmente mandan. Como señalaba Mishan en 1967 “Las maniobras de los líderes de los partidos para que se les reconozca como agentes de la modernización, de lo nuevo, más grande y mejor (…) les  llevan a mantener los ojos fijos en el indicador de velocidad, (PIB) sin tener en cuenta la dirección tomada”.

iconos de culto

Pero, para poder hablar de cambio en el modelo de consumo y de movilidad sin que nos engañen con las novedades eléctricas, hay que recordar lo que escribió Iván Illich en 1973” El americano típico consagra más de 1 600 horas por año a su automóvil: sentado dentro de él, en marcha o parado, trabajando para pagarlo, para pagar la gasolina, las llantas, los peajes, el seguro, las infracciones y los impuestos para las carreteras federales y los estacionamientos comunales. Le consagra cuatro horas al día en las que se sirve de él, se ocupa de él o trabaja para él. Aquí no se han tomado en cuenta todas sus actividades orientadas por el transporte: el tiempo que consume en el hospital, en el tribunal y en el taller mecánico; el tiempo pasado ante la televisión viendo publicidad automovilística…”. Ese es uno de los objetivos….

Y eso, sin mencionar la dependencia alimentaria, tan rentable para los grandes exportadores e importadores, gracias al marco institucional que subvenciona el cultivo del plátano, y beneficia fundamentalmente a una pequeña parte de inversores mientras consigue desabastecer el mercado local de alimentos necesarios. Lo anterior sirve para “justificar” las subvenciones a la importación de alimentos en lugar de apoyar la agricultura ecológica, familiar y local que es más eficiente en términos, energéticos, ambientales, sociales y económicos. 

Menos mal que el Gobierno de Canarias dice que invirtió 250.000 euros en un plan de soberanía alimentaria en 2020, mientras se asegura que recibirá de Madrid y Bruselas 268 millones de euros para seguir potenciando el modelo agroalimentario no soberano.

plan soberanía alimentaria
Mi sugerencia final es que, dado que vamos de cabeza a un colapso similar al que los gobiernos occidentales han provocado ya por sus intervenciones militares, golpes de estado, bloqueos e injerencias de todo tipo en un buen número de países por todo el mundo, sería más inteligente dejarse de proyectos que no tienen futuro y pedir consejo a los países ya “colapsados” pero que han aprendido, a la fuerza, a vivir con menos. Me refiero a países como Cuba, Venezuela, Bolivia, Irak, Siria y otros cuantos que no conozco pero que seguro que tienen mucho que enseñarnos. Todavía estamos a tiempo de evitar un segundo e innecesario puerto de Granadilla.

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Federico Aguilera Klink

FEDERICO AGUILERA KLINK RESEÑA

mancheta 33