Buscar
00:54h. Martes, 12 de Diciembre de 2017

La metroguagua que ha de llegar en el 2021- por Adelina Jaén Fuentes y José Juan Sansó Fernández

METRO GUAGUA

La idea es nueva para nosotros, pero ha sido ya ensayada en otros lugares con éxito. En el caso de las Palmas de Gran Canaria, el modelo en que se inspira la MetroGuagua no es el de las grandes capitales de Asia y Sudamérica sino el que se ha implantado en ciudades europeas de menor tamaño como Nantes en Francia.

La metroguagua que ha de llegar en el 2021- por Adelina Jaén Fuentes y José Juan Sansó Fernández, miembros de la Plataforma MG2021

Ya llevamos algunos meses de obras y parece que el ambiente se está apaciguando a medida que la población percibe que la MG es algo real y útil y que empieza a ver sectores favorables a la misma.

Mucha gente  empieza a entender que la  MetroGuagua puede ser la estrategia de resolución de los atascos, que provocan las largas esperas en las cola de la guagua  y  en el volante del coche.

Este proyecto no es una ocurrencia, es la conclusión de una lúcida reflexión que se inició en 2010 sobre la congestión del  tráfico. En este caso, felizmente, los documentos que recogían los análisis de nuestra ciudad no terminaron en un cajón como ocurre tantas veces sino que  se está implantando en nuestra ciudad.

La idea es nueva para nosotros, pero ha sido ya ensayada en otros lugares con éxito. En el caso de las Palmas de Gran Canaria, el modelo en que se inspira la MetroGuagua no es el de las grandes capitales de Asia y Sudamérica sino el que se ha implantado en ciudades europeas de menor tamaño como Nantes en Francia.

La MetroGuagua  es una línea de alta capacidad, capaz de transportar a más de 4000 viajeros en horas-punta, con  frecuencia cercana al del metro, 4-5 minutos. Con carril segregado y propio, es decir, ajeno a los atascos, y con preferencia semafórica. A su paso se le ponen en verde todos los semáforos. Vamos, que cuando usted esté en su coche aguantando una cola  y vea que la MG pasa sin más se pensará dejar el coche en su casa la próxima vez.

Su recorrido transcurre por  lugares de mucha afluencia de gente en la zona baja (Hospital Insular, Parque San Telmo, Hacienda, Mesa y López, etc). En esta zona baja tienen lugar el 33% de todos los traslados de los ciudadanos y el 75% tienen como origen o destino la zona baja.

Sin embargo, todos los ciudadanos del municipio se beneficiarán pues a partir de la implantación de la MetroGuagua en el año 2021 se rediseña todo el sistema de guaguas del municipio mejorando sensiblemente las frecuencia de todas las líneas. En este sentido, es una ventaja que la MetroGuagua sea un proyecto de Guaguas Municipales.

Caben nuevas líneas de MetroGuagua, por supuesto. La Plataforma a la que pertenecemos quienes  esto escribimos  lo reivindica. Estaría muy bien otra línea que llegara al Auditorio, y otra que llegara a la Universidad, y otra a Tamaraceite. Es un primer paso, después de su implantación habrá que diagnosticar la nueva situación de los traslados en la ciudad y buscar financiación como se ha hecho en esta primera línea.

El gran objetivo de la MetroGuagua es aumentar el número de usuarios del transporte público, y disminuir el número de vehículos en la ciudad, principal causa de los atascos. Pero el Ayuntamiento con este proyecto por sí solo no podrá conseguirlo si no se suman iniciativas de otras instituciones y empresas y, en especial, el Cabildo de Gran Canaria.

Uno de los problemas de movilidad más serios que tiene nuestra ciudad son los aproximadamente 150.000 coches que diariamente entran en Las Palmas por el sur, norte y centro. Hay que lograr que disminuya drásticamente este enorme número de coches , y eso se logrará principalmente si el Cabildo diseña estrategias de movilidad que dé prioridad al uso del transporte colectivo público para acceder a la ciudad. Y en cuanto a otras instituciones,  es de destacar la absoluta ausencia de políticas de fomento del uso del transporte público en el Campus Universitario que la ULPGC debería corregir.

El tema de la MetroGuagua tiene muchas vertientes que esperamos tener la oportunidad de explicar, tales como la peatonalización que trae consigo, la financiación del proyecto, su impacto positivo desde el punto de vista medioambiental, su versatilidad y ventajas frente al tranvía,  el desarrollo de las obras, y distintos aspectos políticos y legales que rodean este apasionante proyecto.

 

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Adelina Jaén Fuentes y José Juan Sansó Fernández