Buscar
17:29h. Jueves, 20 de Julio de 2017

El MNLA y la lucha del pueblo de Azawad - por Moussa Ag Assarid

Desde enero de 2012, por cuarta vez desde su independencia en 1960, Mali ha tenido que confrontar el conflicto conocido por el "norte de Mali" y mejor expresado, Azawad

El MNLA y la lucha del pueblo de Azawad - por Moussa Ag Assarid, representante del MNLA en Europa

Desde enero de 2012, por cuarta vez desde su independencia en 1960, Mali ha tenido que confrontar el conflicto conocido por el "norte de Mali" y mejor expresado, Azawad. En esta ocasión la crisis es aún más profunda y multilateral, porque, además de los actores habituales, con sus reivindicaciones políticas y territoriales clásicas, otros grupos que no persiguen objetivos territoriales, sino teocráticos, se han manifestado y ocupado una parte del territorio de Azawad. 

Hay que reconocer que desde la independencia de Mali, las crisis políticas y securitarias, llamadas por algunos « rebeliones tuaregs », se vienen produciendo con cada vez más intensidad. Además, las respuestas de los diferentes gobiernos sucesivos de Bamako, militares o civiles (represiones militares o diferentes acuerdos de paz) no han logrado, hasta ahora, instaurar una paz durable o una reconciliación definitiva entre Azawad y Bamako.

Ante esta situación y por la complejidad del conflicto, la comunidad internacional hubiera debido hacerse planteamientos tales como:

- ¿Cuales son las causas de un conflicto que se repite?

- ¿Por qué, hasta el momento, ninguna de las soluciones propuestas ha funcionado?

- ¿Hay una solución real y definitiva?

Así se imponen una reflexión sobre las causas profundas de este doloroso conflicto y la  búsqueda de soluciones definitivas, adaptadas a las realidades políticas y socioculturales de las comunidades locales.  

El conflicto entre Azawad y Mali remonta  hasta hace más de medio siglo, al momento de la salida del último soldado francés  del territorio del ex Sudán francés, ahora Mali. Su naturaleza ha sido siempre esencialmente política .Así se ha manifestado constantemente  en las diferentes insurrecciones de nuestro pueblo multiétnico  a partir de 1960 y así ocurre en 2012 y en la actualidad.  El origen identitario y cultural era ya conocido mucho antes de la independencia de Mali, en 1958,más de trescientos líderes de Azawad, de  todas las etnias,  advirtieron a Francia de los riesgos que representaba una anexión de hecho de Azawad (Entonces llamado nudo de Níger, al Sudán  francés, llamado hoy Mali. Ahora  podemos comprobar esta premonición.   

El Movimiento Nacional de Liberación de Azawad  (MNLA), constata, en esta ocasión, las injerencias de la comunidad internacional desde la  insurrección de 2012 en la situación dramática que viven las poblaciones de Azawad, especialmente en el caso de la resolución 2100 (2013) del Consejo de Seguridad de la ONU, resolución que no toma en cuenta las dimensiones históricas, políticas, sociales  culturales de la cuestión.

El MNLA ha elaborado una plataforma política, porque considera que la resolución definitiva del conflicto implica una nueva forma de gobernanza que respete las realidades políticas y socio-culturales y que  acuerde a las poblaciones locales al menos una autonomía  y a ser posible una independencia total,  en la gestión de sus asuntos políticos, económicos y securitarios.

 

Las humillaciones, los asesinatos, los abusos, las detenciones y los encarcelamientos arbitrarios que lleva a cabo Mali han durado demasiado, desde1963. La comunidad internacional no debe tolerar que se impongan eternamente éstos a las poblaciones de Azawad. Todas las etnias de Azawad luchan por la autodeterminación, al objeto de liberarse de la política criminal llevada a cabo por el Estado de Mali, que les niega su derecho a la existencia, les condena a la hambruna, asesina  a sus gentes y arruina su territorio.

 

El resultado de las políticas del Estado de Mali en Azawad es la trasformación de la región, de forma voluntaria, en un territorio abierto a todas las actividades de narcotráfico y a la instalación de grupos terroristas tales como Al-Qaeda del Magreb Islámico (AQMI). Esta situación ha permitido que el Estado de Mali continúe practicando actividades tales como secuestros, masacres y la marginalización. El gobierno de Mali recurre al argumento de la presencia de terroristas para justificar  sus crímenes contra las poblaciones de Azawad.

 

Algunas referencias:

 

El Movimiento Nacional de Liberación de Azawad (MNLA) fue fundado el 16 de octubre de 2011 y ante la negativa  del gobierno de Mali a negociar para encontrar una solución política y pacífica al conflicto, lanzó su ofensiva militar contra el ejército de Mali el 17 de enero de 2012. El 1 de abril ya no quedaba un solo soldado de Mali en Azawad y fue entonces cuando los grupos yihadistas iniciaron el combate contra el MNLA. El 6 de abril, el MNLA proclamó la independencia del Estado de Azawad.

El 11 de enero de 2013, el ejército francés intervino para combatir a los terroristas yihadistas y para volver a traer al ejército de Mali que el MNLA había expulsado.

El 18 de junio de 2013, el MNLA firmó un acuerdo de cese de hostilidades con el gobierno de Mali, pero el último no lo respetó, como tampoco lo había hecho con los acuerdos precedentes.

Tras la resolución 2100 (2013) del Consejo de Seguridad de ONU, los cascos azules fueron desplegados, el 1 de julio,  junto a los ejércitos de Francia y de Mali.

Sin embargo, pese a la presencia de todas estas fuerzas de ocupación, no cesaron las  agresiones del ejército de Mali y de los terroristas  yihadistas contra las poblaciones de Azawad.

Así, el 6 de febrero de 2014, los terroristas yihadistas de MUJAO asesinaron salvajemente a 35 civiles tuaregs cuando éstos regresaban del mercado de Tamkoutat,en la región de Gao. Entre las víctimas había una madre que amamantaba a su bebé.

El MNLA reaccionó inmediatamente, confrontándose a los agresores. Los últimos sufrieron 9 bajas mortales, 4 heridos y 4 prisioneros, el resto logró huir a través de la frontera de Níger. Lamentablemente otros pequeños grupos de Mujao dispersados en el gran territorio de Azawad atacan con saña a las poblaciones. El MNLA protege las últimas y organiza la lucha para expulsar a los agresores. La situación es inquietante y Bamako no hace gesto alguno para negociar con el MNLA la pacificación    

11 de febrero de 2014

 

Moussa Ag Assarid, representante del MNLA en Europa

 

Entrevista a Moussa Ag Assarid en EL BLOG ALTERNATIVO

Para comprar on line "En el desierto no hay atascos" de Moussa Ag Assarid

http://www.libreriadesnivel.com/libros/en-el-desierto-no-hay-atascos/9788496483408/

http://libreriaentrecomillas.com/index.php?main_page=product_info&cPath=2091_305_642_2110_232&products_id=62335&zenid=4c4100e2f4abd9b0b2594309248fc896