Buscar
03:07h. Martes, 18 de Junio de 2019

Pablo Casado, el singermorning feminista - por Álvaro Felipe

 

FRASE ÁLVARO

Pablo Casado, el singermorning feminista - por Álvaro Felipe *

Pablo Casado acaba de excretar la última majadería de la precampaña, convenientemente amplificada por la prensa “del régimen”. Según el prolífico librepensador feminista del Partido Popular: "La izquierda se opuso al sufragio femenino y a todas las libertades de las mujeres" y “Se opuso al sufragio femenino, las diputadas de izquierda estaban en contra de que las mujeres votaran. La izquierda se opuso a todas las libertades de las mujeres cuando apoyaban los regímenes comunistas al otro lado del telón de acero en el que la mujer no era nada".

Victoria Kent (PRRS), Margarita Nelken (PSOE) y Clara Campoamor (PR)

Como siempre, una verdad a medias oculta una asquerosa mentira manipuladora. Lo que defeca Pablo Casado es parcialmente cierto: Victoria Kent (PRRS), Margarita Nelken (PSOE) y Clara Campoamor (PR) accedieron al  Parlamento en 1931, cuando las mujeres aún no podían votar pero sí ser elegidas, qué paradoja ¿verdad? En las primeras elecciones generales de la II República al colectivo femenino no le estaba permitido votar. Eso era cierto, pero esa situación se había heredado de los sucesivos regímenes y gobiernos de la derecha.

Se le olvidó deponer a Pablo Casado que Clara Campoamor se enfrentó parlamentariamente a  Margarita Nelken y Victoria Kent, quien argumentó el 1 de octubre de 1931 en Las Cortes “Creo que no es el momento de otorgar el voto a la mujer española. Lo dice una mujer que, en el momento crítico de decirlo, renuncia a un ideal. (...) Lo pido porque no es que con ello merme en lo más mínimo la capacidad de la mujer; no, Sres. Diputados, no es cuestión de capacidad; es cuestión de oportunidad para la República”.

Y es que un amplio sector de la izquierda pensaba que el voto femenino estaría muy condicionado por la iglesia y les llevaría a votar a la derecha, lo que podría dar al traste con la II República. En el fondo se trataba de una cuestión de oportunidad política. Pero lo cierto es que algunos diputados de la izquierda también soltaron perlas propias de Pablo Casado:  Hilario Ayuso, diputado por el Partido Republicano Federal,  propuso una enmienda por la que los varones pudieran votar desde los 23 años, pero las mujeres desde los 45.  Según Ayuso, las mujeres alcanzarían su madurez política con la menopausia, pues hasta entonces estarían condicionadas por su histerismo.

Finalmente,el artículo 36 de la CE1931 que hizo posible que las mujeres votaran, se aprobó con 161 votos a favor y 121 en contra y se puso en práctica por primera vez en 1933.  Clara Campoamor fue la única de las tres diputadas que renovó su escaño.

Cuatro años después Franco dio un golpe de estado que fue financiado por la derecha -con la inestimable ayuda de Hitler y Mussolini- la democracia “orgánica” de su dictadura implantó el Tercio Familiar, en el que sólo votaban los “cabezas de familia”.

Esto es algo que también se le olvidó decir a ese feminista singermorning de Pablo Casado.

* L casa de mi tía agradece la gentileza de Álvaro Felipe

álvaro felipe hernández

 

MANCHETA 9