Buscar
07:46h. martes, 28 de septiembre de 2021

El poder de las compañías eléctricas es muy amplio

Sin paños calientes, creación de una empresa energética pública - por Antonio Aguado

frase aas

Sin paños calientes, creación de una empresa energética pública - por Antonio Aguado, coherente veterano militante socialista *

Es evidente que el gobierno (fundamentalmente el PSOE), esta sufriendo un gran desgaste, producido como consecuencia del gran incremento experimentado en el precio de un bien tan básico y esencial como es la energía eléctrica. Da la impresión, de que la fijación de los precios que impunemente hace el oligopolio, que domina y controla el sector es algo premeditado, pues inadmisiblemente, la reaccionaria derecha viene al respecto manifestándose como valedora de los intereses ciudadanos y sus planteamientos están calando en la sociedad.

Para eso ha jugado a favor las medidas adoptadas por el gobierno de mucha tibieza, como la de rebajar el IVA del 21 al 10 por ciento, algo como se ha demostrado manifiestamente insuficiente, aparte de que esa rebaja va en detrimento de los ingresos del Estado, tan necesarios para mantener y ampliar servicios públicos como la sanidad, educación, servicios sociales, etc. Por supuesto, las rebajas o incluso eximir del pago a las personas más humildes, se hace necesario, para combatir y evitar la pobreza energética.

La otra medida que aplicó el gobierno, fue informar a los consumidores de diferentes franjas horarias, en las que el consumo por tener menos demanda sería más económico. El caso, es que el precio de la luz kilovatio hora, inadmisiblemente ha experimentado un incremento en el último año de  hasta cerca del 170%.

Incomprensibles han sido las absurdas declaraciones de la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico Teresa Ribera, quejándose de la falta de empatía social de las compañías eléctricas. Da la impresión de no conocer a las empresas del sector y sus tantos intereses especulativos, con las consiguientes ganancias que sin ningún pudor vienen acumulando.

No se sabe si fue un desliz el que cometió, cuando anunció el pasado 12 de agosto, que el gobierno se estaba planteando la creación de una empresa pública energética. En cualquier caso, esas declaraciones han quedado en la nada, con las efectuadas este pasado sábado 4, por el presidente del gobierno Pedro Sánchez, que no está por la labor de que podamos disponer de la referida empresa pública energética.

Eso si, de forma muy grandilocuente expresó que antes de finalizar el año, el precio de la luz se rebajará y estará al nivel de 2018. Esas declaraciones con arreglo a lo expresado por la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo Yolanda Díaz, han sido bien recibidas por sus socios de gobierno, dando éstos la impresión de que no se aclaran, si reclaman o no la creación de una empresa publica energética.

El poder de las compañías eléctricas es muy amplio y sus puertas giratorias les ha venido dando grandes resultados, fichando a muchos indecentes políticos para hacerles el juego sucio, empezando por Felipe González y José María Aznar, principales responsables de haberse privatizado este tan importante sector. Por eso Unidas Podemos no debería ceder y sin paños calientes, tendría que seguir insistiendo en la consecución de la tan necesaria empresa pública energética. 

De no hacerlo así, será muy grave la decepción que causaran, lo mismo que ocurrió no exigiendo con todas las consecuencias, la creación de una banca publica a través de Bankia, para evitarnos seguir soportando las extorsiones y abusos a los que nos somete la banca privada.

*   La casa de mi tía agradece la gentileza de Antonio Aguado Suárez 

ANTONIO AGUADO RESEÑA

 

 

mancheta 37