Buscar
04:53h. miércoles, 23 de septiembre de 2020

La pasividad de Ángel Gabilondo -por Antonio Aguado

 

frase AAS

La pasividad de Ángel Gabilondo -por Antonio Aguado, coherente veterano militante socialista *

 

ÁNGEL GABILONDOCon todo lo que está cayendo en la Comunidad de Madrid, teniendo a una presidenta realmente inepta y nefasta, no se comprende la pasividad de Ángel Gabilondo, al no haberle puesto ya un voto de censura. La excusa que ofrece es no hacerlo por la imposibilidad matemática de que pueda prosperar. 

ISABEL DÍAZ AYUSOLos votos de censura no tienen que ponerse exclusivamente para que prosperen. Como en éste caso, aunque no prosperara, se debería poner por dignidad, debido a no ser de recibo la gestión que viene realizando la presidenta Isabel Díaz Ayuso y el trato ineficaz e irrespetuoso,  que con sus actuaciones le está dando a quienes residen en la  Comunidad de Madrid.

Por lo visto, cada vez más, se viene imponiendo en el PSOE madrileño, la necesidad de presentación del voto de censura y para que eso se haga realidad, como el obstáculo para su presentación es el portavoz socialista y líder de la oposición Ángel Gabilondo, la fórmula que están barajando para hacerlo realidad, es apartarlo del camino.

Pero claro, esto necesita de un peaje y es que, en el mundo de la política no está contemplado por el bien general,  apartarse a un lado y es ahí donde según parece, para salvar a los socialistas madrileños de la engorrosa situación que están viviendo, intervendrá el presidente del gobierno Pedro Sánchez.

¿Y como lo va a hacer?. Fácil, se sacará de la manga uno de los tantos cargos institucionales inútiles existentes, como el de Defensor del Pueblo y digitalmente lo pondrá en el mismo.

No le importará a Ángel Gabilondo faltarle al respeto y a la consideración a los votantes madrileños, que le habían votado para que les representara tanto en el gobierno como en la oposición como es el caso. Esto forma parte del paisaje natural en el mundo de la política, no tener en cuenta la voluntad popular expresada en las urnas.

francisco fernández marugánEl caso es apoyarse unos a otros, repartiéndose los cargos y las prebendas, como con toda probabilidad va a ocurrir con el de Defensor del Pueblo, actualmente ocupado por el guerrista Francisco Fernández Marugán, personaje que viene viviendo de la política como cargo publico desde hace 41 años.

jerónimo saavedraLo mismo ha ocurrido en Canarias con su homólogo Jerónimo Saavedra que despreciando a su electorado de Las Palmas de Gran Canaria, cuando no le revalido como alcalde en 2011, no se mantuvo en la oposición y se fue a desempeñar el cargo mas cómodo y placentero de Diputado del Común, en el que estuvo hasta 2018. En su caso el tiempo que permaneció viviendo exclusivamente como político profesional, fue también de 41 años (desde las primeras elecciones generales y constituyentes de 1977). Esta es la peor de las lacras, los políticos que se perpetúan en los cargos y anteponiendo  sus intereses personales lo condicionan todo. 

senadoJunto al del Defensor del Pueblo y todos sus homólogos por comunidades autónomas, existen otros muchos inútiles cargos institucionales, que nos cuestan mucho su mantenimiento: Consejo de Estado y consultivos de cada comunidad autónoma, lo mismo que a esos dos niveles ocurre con los tribunales de cuentas. Senado, gran nido de enchufados que por su inutilidad debería ser disuelto, lo mismo que las diputaciones. En este sentido, han llegado a hacer promesas electorales diversos partidos políticos como el propio PSOE, Podemos y Ciudadanos. Pero está más que visto y como se suele decir “que del dicho al hecho, hay un gran trecho” y en cuanto llegan a esos cargos, hacen lo indecible para preservarlos.

Se hace evidente la necesidad de una profunda regeneración democrática, que acabe con quienes acceden a los cargos públicos sólo por sus intereses personales, de lo contrario nos seguirán utilizando con el señuelo cada cuatro años emitiendo nuestros votos. Se necesitan profundas reformas en las leyes electorales en todos sus niveles: estatal, autonómico y local. Quienes salen elegidos tendría que ”ganarse el sueldo diariamente” y para eso al igual que en Gran Bretaña, las circunscripciones electorales para estar más cercanas al electorado deberían ser por distritos.

La ley de partidos políticos viene “haciendo aguas" por todas partes, e incumpliendo el artículo 6 de la Constitución: “Los partidos políticos expresan el pluralismo político, concurren a la formación y manifestación de la voluntad popular y son instrumento fundamental para la participación política. Su creación y el ejercicio de su actividad son libres dentro del respeto a la Constitución y a la ley. Su estructura interna y funcionamiento deberán ser democráticos”.

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Antonio Aguado Suárez

ANTONIO AGUADO RESEÑA

mancheta 24