Buscar
11:46h. Lunes, 20 de Noviembre de 2017

El Pazo de Meirás ¿a quién pertenece? - por Erasmo Quintana

 

EL PAZO DE MEIRÁS

erasmo quintana"Ana Pontón, portavoz del BNG, afirmó que la familia Franco hace de okupa del Pazo, y que es una vergüenza que el presidente Feijóo defienda tan ardientemente a esa familia caradura. Afirmó que la tibieza del Partido Popular demuestra a las claras que éste tiene mucho que resolver de su pasado."

El Pazo de Meirás ¿a quién pertenece? - por Erasmo Quintana *

EMILIA PARDO BAZÁNE

l Pazo (palacio) de Meirás tiene su historia. Perteneció a la aristocrática dama Emilia Pardo Bazán, escritora de armas tomar; que lo diga -si pudiera-, Juan Valera, con quien mantuvo una larga discusión acerca de aspectos sociológico-literarios de la época durante algún tiempo.

juan valera emilia pardo bazán

La autora de Los Pazos de Ulloa fue una de las tantas mujeres que pasaron por la vida de nuestro insigne Benito Pérez Galdós. Ella se convertiría sin duda, aparte de gran hembra y buena amante, y dada su alcurnia, en mecenas del autor canario. La dama en él encontró terreno abonado, pues nuestro paisano fue un hombre avanzado para su tiempo; nunca quiso pasar por la vicaría y menos por la sacristía. Debió calibrar que alguien con una dedicación plena a la realización de esa obra de proporciones como la suya le exigía consagrar todo su tiempo a ella. Tener esposa e hijos con los cuidados y preocupaciones que la vida de familia conlleva le hubieran restado eficacia y dedicación plena a su creación literaria, y por aquello de cuando nos visita la inspiración, que te encuentre trabajando. Se negó por tanto a permanecer confinado en las duras exigencias hogareñas, lo que le convirtió en un solterón empedernido. Una creación literaria tan colosal como la suya (su nombre está asociado a Cervantes), requería dedicación a tiempo completo. 

emilia pardo bazán perez galdós

La otra historia del Pazo de Meirás, la más reciente, se nos antoja con tintes macabros. El mismo procedimiento de su compra a los herederos del palacio, en burdo acto de rastrero peloteo al dictador, lo atestigua. Militarizado el país, para la comisión que se encargó del “regalo a Franco” lo tuvo fácil: obligó al pueblo llano a pagar todos los meses una cantidad establecida que se prolongaría en el tiempo. Es decir, que cientos de gallegos fueron obligados a hacer donaciones, pagando a escote colectivo la babosería de los arribistas al invicto caudillo de España, el generalísimo.

pazo de meirás suscripción obligadarecibo pazo meirás 2

ana pontón bngAna Pontón, portavoz del BNG, afirmó que la familia Franco hace de okupa del Pazo, y que es una vergüenza que el presidente Feijóo defienda tan ardientemente a esa familia caradura. Afirmó que la tibieza del Partido Popular demuestra a las claras que éste tiene mucho que resolver de su núñez feijóopasado. Ello viene a corroborar algo de lo que llevo manteniendo desde hace tiempo: que de alguna manera Franco, cuarenta y dos años después de su muerte, continúa gobernando en España. El dictador físicamente no existe, pero su postulado permanece en los que mamaron de su doctrina y los “valores” que defendió; están vivos en todos y cada uno de sus extremos. Y como es costumbre cada cual se retrata con sus actuaciones; por más que los del PP digan que no son franquistas, cada una de sus FEIJÓO FRAGA FRANCOactuaciones les delatan: el apoyo a la familia Franco para que pueda cerrar al público el Pazo a su antojo, cuando es un bien público de interés cultural; esa tendencia compulsiva a eliminar libertades, precarizando el sistema democrático que nos dimos en la Constitución de 1978, o el frentismo con Cataluña, recogiendo firmas primero en contra del Estatut y ahora no buscando, antes de que el ambiente se caldeara tanto, una salida dialogada y pactada a la crisis del separatismo catalán. Lo vemos FUNDACIÓN FRANCOcuando Rajoy presume de que durante su mandato no ha dado un solo euro para el desarrollo de la Ley de Memoria Histórica; en su negativa a hacer del Valle de los Caídos un monumento a la concordia, levantando de allí el cadáver del dictador, y su contumacia en ayudar económicamente con dinero público a la Fundación Francisco Franco, cuyo presidente se jacta de que el ferrolano nunca mató a nadie, que fue el mayor y más importante estadista que ha tenido España.

Sin nombrarle al catalán Grimau y tantas ejecuciones en juicios sumarísimos, le recordaremos que aquí en Gran Canaria su admirado personaje, ya con un pie en la sepultura, firmó la pena de muerte de El Corredera desoyendo las súplicas de clemencia que le envió el obispo de esta Diócesis, Dr. Antonio Pildain Zapiain, siendo al fin ejecutado de la forma más bestial e inhumana que se puede hacer: a garrote vil. 

grimaucorrederafranco entencias de muerte

* En La casa de mi tía por gentileza de Erasmo Quintana

ERASMO QUINTANA RESEÑA