Buscar
06:10h. sábado, 04 de julio de 2020

Pedro Prieto comenta el "Seminario Economía baja en carbono. Estrategias para la descarbonización de la isla de La Gomera"

 

FRASE PRIETO

Nota de Chema Tante: A propuesta de Federico Aguilera klink, Pedro Prieto, experto en el tema, comenta este seminario celebrado este 24 de enero en La Gomera

Pedro Prieto comenta el "Seminario Economía baja en carbono. Estrategias para la descarbonización de la isla de La Gomera"

La moda ahora consiste en ser carbon neutral o carbon negative. Esta gente  resulta ya obsoleta o poco ambiciosa. Se conforman con ser "bajos en carbono", algo así como fumar, pero poco. Eso es de pobres. Ahora se lleva fumar cigarrillos electrónicos (vapear, lo llaman), que serían una suerte de "nicotine neutral" e incluso los hay que ya prometen ser "nicotine negative".

De entre los inventos del TBO que han surgido últimamente y sobre todo, a raíz del COP25 de Madrid, mencionaré algunos que merece la pena destacar por su forma de inventar la contabilidad creativa de emisiones y autoconvencernos de que podemos seguir haciendo lo mismo y obtener resultados diferentes.

 

1. Modelo climático "emisiones ni fú ni fá" 

 

Se ha generalizado el concepto de "emisiones neutras en carbono". O sea, que emito X y con contabilizar de alguna forma que hago -X, asunto resuelto.

r ejemplo, la línea aérea estadounidense JetBlue se anuncia como la primera en EE. UU. que conseguirá ser "carbon neutral" ¿Y cómo piensa hacerlo? Pues muy sencillo: comprando derechos, que es lo que andaban como locos intentando imponer en este cínico mundo de las CUP. Así, a base de talonarios, uno puede llegar a ser verde que te quiero verde y seguir emitiendo lo que les salga de las toberas de los Boeing.

Este modelo climático tiene una variante, que se llama "emisiones netas cero" o "zero-net emissions", que viene a ser lo mismo, pero dicho de otra forma. 

Es decir, ambas se pueden resumir como Cambio Climático del tipo José Mota: las gallinas que entran, por las que salen".

Estos modelos van generalmente muy asociados a las declaraciones de emergencia climática, modelo ponerse la venda antes de recibir la pedrá. O peor aún, ponerse la venda en el culo cuando lo que deberían hacer es ponerse la mascarilla en la nariz. Por ejemplo, la ciudad de Glasgow, ya se está poniendo las botas por ser la sede de la COP26 (esperan superar a Madrid en ingresos) y de momento han anunciado, primero una declaración de emergencia climática, para luego decir que van a hacer algo y que para 2030 serán "zero-net emissions". Que no nos falte de ná.

2. Modelo climático Van Gaal.

Consisten en conseguir emisiones de gases de efecto invernadero no sólo neutras, sino negativas, del tipo "tu siempre negatifo, nunca positifo", superando así a los emisores neutrales, a los que todo el mundo sabe que Dios los vomitará de su boca. Chúpate esa. 

Vean esta joya del multibillonario Bill Gates, que hace poco se cayó del caballo camino de Winnipeg yendo a visitar a Vaclav Smil y se convirtió al verdismo, pero a base de intensificar más el uso/abuso tecnológico. Este gran jeque blanco del buenismo, nos promete (promete Microsoft) que serán, no sólo neutrales, sino que irán un paso más adelante y serán realmente "negativos" en emisiones para el 2030, a la vuelta de la esquina. Y para ello, están dispuestos, nada menos, que a meter 1.000 millones de dólares en un fondo para la innovación sobre el Clima. Casí na. Lo que gana Bill Gates en menos de un año.

Abajo se representa el modelo de Microsfot, que está basado, fundamentalmente en lo que llaman"carbon removal", que consiste en convencer al personal que es más fácil capturar y confinar para siempre un pèdo cuando ya está en el ambiente, que tirárselo a secas. Es decir, que es el sistema por el que podremos seguir peyendo CO2 como locos por los tubos de escape, pero sin preocuparnos, porque la tecnología (que no se explica, porque sencillamente no resiste primero de física de EGB) todo lo podrá y nos dejará el aire como si hubiese pasado el acomodador de los cines Rex en los años 50 echando el Ozonopino para disimular los olores a sobaco de la posguerra.

 

image.png

3. Modelo climático"from lost to the river"

Este modelo lo acaba de proponer el gran profeta contemporáneo Elon Musk, a modo de Moisés redentor, capaz de llevar a su pueblo a la nueva Tierra Prometida. Como el planeta va más bien jodido, pues la cosa consiste en proponer lanzar 3 cohetes diarios con su patente Starship (por Dió, pónganle los ©®), llenos de gente a Marte, para que en 2050 haya ya un millón de personas trabajando allí. Una gran creador de empleo.

Parece que no sólo no lo han encerrado en un manicomio, no sólo porque ahora no se lleva, sino porque tiene mucho más de un millón de fanáticos seguidores que serían capaces de meterse a ciegas en sus cohetes con destino a Marte, con más seguridad y menos recelos, incluso, que los que tuvo el pueblo judío para adentrarse entre las aguas del Mar Rojo,cuando su profeta dio el bastonazo y abrió una pasarela.

En fin, ¿comprenden ahora por qué estoy un poco hasta las mismísimas pelotas?

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Pedro Prieto y la colaboración de Federico Aguilera Klink

PEDRO PRIETO RESEÑA

MANCHETA 15