Buscar
08:40h. Miércoles, 19 de Diciembre de 2018

Pedro Quevedo, ejemplo de impresentable presidente de Comisión Parlamentaria - por Ramón Afonso

 

frase afonso

Pedro Quevedo, ejemplo de impresentable presidente de Comisión Parlamentaria - por Ramón Afonso *

Que el concejal Pedro Quevedo Iturbe haya conseguido ser diputado en el Parlamento español, representando al partido Nueva Canarias; que actúe desde hace tiempo como Presidente de las Comisiones parlamentarias referidas a temas tan graves como la investigación sobre la presunta financiación ilegal y corrupción del Partido Popular; que además posea el título de médico cirujano y que, por ende, detente el cargo de Profesor Asociado de Salud Pública, a tiempo parcial, en el departamento de Ciencias Clínicas de la ULPGC, no le faculta para amparar el descaro y la desvergüenza exhibidos por la ex presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre en una de esas comisiones.

Ante las preguntas, siempre incisivas y sarcásticas del también diputado por ERC, Gabriel Rufián, harto de los desplantes, silencios, olvidos, negativas y manipulaciones de la susodicha líder de la Comunidad madrileña, este Pedro, al contrario que don Francisco de Quevedo, uno de los grandes de la literatura española, no hizo gala de mesura, ni inteligencia, ni adoptó un comportamiento imparcial e irónico, sino que desplegó toda clase de maniobras arteras, cobistas y amenazadoras contra Rufián, conminándole a abandonar la sala si seguía acorralando a Aguirre.

Un presidente que ignora voluntariamente su papel como árbitro, conciliador y moderador en una comparecencia de ese calado, deber ser apartado de sus funciones por inutilidad manifiesta y adulación simulada hacia la compareciente.

Y como guinda, destaco que, a fecha de Diciembre de 2017, Pedro Quevedo es el Diputado del Congreso con mayor absentismo laboral; ausentándose en el 25% de las sesiones… pero cobrando su suelo al 100%.

https://www.youtube.com/watch?v=WfZ0E6Psn9w&feature=player_embedded

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Ramón Afonso

ramón afonso