Buscar
04:26h. jueves, 24 de junio de 2021

poco, o nada sirve, si luego olvidamos que esta lacra es de todas Y TODOS

La peor cara de la violencia de género: conmoción hoy, olvido mañana - por  Amanda A.H  EL SOLIDARIO

 

FRASE AMANDA EL SOLIDARIO

La peor cara de la violencia de género: conmoción hoy, olvido mañana - por  Amanda A.H  EL SOLIDARIO *

Al tiempo que un país entero se consterna ante la aparición del cadáver de la pequeña Olivia (secuestrada por su padre hace más de 40 días) a 1000 metros de profundidad en las costas de Tenerife y la confesión del asesinato de Rocío Caíz por parte de su exnovio, Plácido Domingo es recibido en Madrid como un héroe y Diego El Cigala asegura que las mujeres lo único que quieren es dinero. Una paradoja digna de la mejor de las ficciones, esa es la realidad de la violencia de género en un país que se consterna con la muerte de mujeres y niñas inocentes pero que, al tiempo, aplaude y halaga a quienes la ejercen. 

Placido Domingo, quien comunicó asumir y aceptar la responsabilidad de sus acciones el año pasado, fue recibido ayer con una ovación de aplausos y vítores por parte de las personas que asistieron a su reaparición tras dos años alejado de los escenarios españoles a causa de la polémica surgida tras la denuncia de, al menos 20 mujeres, que lo acusaron de haberlas besado, agarrado y acariciado por la fuerza y en contra de su voluntad a finales de los ochenta. Centenares de personas lo colmaron de halagos al grito de «eres el más grande«, encontrándose la propia Isabel Díaz Ayuso entre las promotoras del ensalzamiento. 

El cantaor flamenco Diego el Cigala quedó hoy en libertad tras haber sido detenido anoche a causa de la denuncia efectuada por su pareja por malos tratos tanto físicos como psicológicos continuados en el tiempo. A su salida, declaró estar muy contento y disponerse a ir a cantar a Málaga, a la par que sentenciaba: : «seguro que son lo dineros, siempre quieren dinero las mujeres, son todas iguales«. 

Esta es la peor cara de la violencia de género. Una realidad tan dura como desgarradora. Un padre capaz de matar y hundir a mil metros de profundidad a su hija de 6 años para hacer sufrir a su madre. Y acabar siendo tan cobarde, como para tener que desaparecer tras ellas. Una de las formas más crueles y violentas de la violencia de género es precisamente la que se ejerce a través de las/as menores, y Tomás Gimeno fue su viva imagen, movido por la ira y el deseo de hacer daño a su expareja a través de sus pequeñas. 

Según fuentes del Ministerio de Igualdad, la joven Rocío Caíz (de 17 años), cuyo cadáver descuartizado fue encontrado en una bolsa en un aparcamiento, ha sido la víctima mortal de la violencia de género número 18 en lo que llevamos de año. Y su hijo, de 4 meses, el séptimo huérfano por el mismo motivo. 

Pero de poco sirve consternarse, llevarse las manos a la cabeza e inundar las redes sociales con mensajes de apoyo hacia la madre de las pequeñas asesinadas a manos de su padre o lamentar la orfandad del bebé de 4 meses porque su padre decidió asesinar y descuartizar a su madre. De poco, o nada sirve, si luego olvidamos que esta lacra es de todas/os. Si permitimos que alguien que ha abusado de una veintena de mujeres aprovechándose de su estatus llene un teatro y sea recibido entre vítores mientras la presidenta de la Comunidad de Madrid lo recibe como un héroe, feliz de su regreso. Si dejamos que mensajes como el de El Cigala se socialicen y generalicen. Si se nos encoje el alma hoy, pero se nos olvida mañana.

Desde el equipo de El Solidario, por supuesto, trasladamos nuestro más sentido pésame a estas dos familias que hoy se han resquebrajado y roto en mil pedazo. Pero vamos un paso más allá, condenando todo atisbo de violencia de género y manteniendo nuestro principio firme de visibilizar una realidad cada vez más dura, trabajando sin descanso en aras de erradicar comportamientos que deriven en situaciones tan desgarradoras como estas. Para que acaben. Para que no se vuelvan a repetir. 

* Gracias a Amanda A.H. y a EL SOLIDARIO

https://www.elsolidario.org/la-peor-cara-de-la-violencia-de-genero-conmocion-hoy-olvido-manana

EL SOLIDARIO

mancheta 34