Buscar
18:46h. domingo, 17 de enero de 2021

Un plan, sí, pero con los pies en el suelo - por Carmen Hernández

Que Telde pueda contar con una herramienta tan valiosa como un Plan General de Ordenación es interés de todos.

Un plan, sí, pero con los pies en el suelo - por Carmen Hernández, candidata a la alcaldía de Telde por Nueva Canarias

Que Telde pueda contar con una herramienta tan valiosa como un Plan General de Ordenación es interés de todos. Que esta sea realmente útil y rigurosa, acorde a los tiempos y de verdad responda a los retos, oportunidades y necesidades que sus vecinos y vecinas, actores económicos y medioambientales demandan, exige a sus representantes políticos responsabilidad, rigor y altura de miras, actuar sin banderas partidistas para que realmente gane Telde.

Entiendo que la ciudad no admite ni una actuación más donde quienes estén al frente de su Ayuntamiento quebranten su confianza, se alejen del buen criterio, abunden en su mala reputación y sacrifiquen la eficiencia que toda administración pública debe ofrecer a quienes se debe, el común de sus conciudadanos, por conseguir objetivos menores.

En las consideraciones generales que siguen y que resumen la posición que Nueva Canarias va a defender siempre en su acción política, tanto en este tema como en otros, queremos hacer patente que los tiempos que corren obligan, aún más si cabe, a tener los pies en el suelo, a trabajar en claves de responsabilidad exquisita para con quienes quieren invertir su dinero en creación de riqueza y empleo en Telde, de empatía y no de manipulación para con las familias que quieren despejar dudas en torno a sus viviendas, de visión de conjunto y futuro para con la ciudad que queremos, sí,  pero no a cualquier precio ni de cualquier forma.

Ninguna foto, ningún rédito electoral, ninguna ambición personal, puede poner en juego la viabilidad de un proyecto empresarial, la tranquilidad de una familia, el mantenimiento futuro de los servicios municipales que dependen de su presupuesto, nuestra reputación frente a las instancias supramunicipales y a la sociedad grancanaria.

Los Planes Generales de Ordenación son un instrumento de planeamiento urbanístico cuyo objetivo fundamental debe ser promover un desarrollo económico y social equilibrado y sostenible. Un documento que pretende objetivos tan importantes tiene que partir de un amplio respaldo social y político que le dé la legitimidad necesaria para impulsar la ciudad que queremos. Parece una aspiración lógica y más que razonable que, después de doce años de vigencia del actual Plan, el nuevo proyecto que se diseñe cuente con todas las garantías técnicas y jurídicas necesarias.

Debe ser una propuesta con una clara estrategia de ordenación, apostando por un modelo de desarrollo territorial en coherencia con ejes obligados como son la ordenación del patrimonio natural y cultural, del sistema urbano y de la ordenación de las comunicaciones del transporte e infraestructuras.

Nuestro municipio requiere un Plan acorde con el momento social y económico que vivimos. No podemos olvidar que en Telde, a la crisis generalizada, se suma la delicada situación económica del Ayuntamiento, sometido a duros planes de ajuste y con una deuda que en solo tres años se ha incrementado en más de noventa millones de euros.

Necesitamos un Plan con todas las garantías técnicas y jurídicas, debiendo contar con el beneplácito de las instituciones supramunicipales, siendo la posición de la Cotmac determinante para su aprobación definitiva.

Tiene que ser una propuesta moderna, siguiendo las directrices europeas y estatales que marcan el final del urbanismo extensivo y que propicie volver la vista hacia la ciudad compacta, mediante planes sostenibles de renovación de los tejidos urbanos ya existentes, dejando de consumir suelo en el exterior de la ciudad y protegiendo los espacios perimetrales a los cascos urbanos para futuras necesidades de la población.

Y por supuesto por imperativo legal y por responsabilidad, debe contar con un programa de actuación y de sostenibilidad económica realista y prudente asumiendo que el Ayuntamiento y la ciudadanía de Telde no se pueden permitir aventuras urbanísticas que nos estrangulen aún más.

Estos son, grosso modo, los ingredientes que desde Nueva Canarias  creemos debe tener un nuevo Plan de Ordenación en Telde. Un marco que busque mejorar la calidad de vida de la ciudadanía en el presente y una mejor ciudad de futuro, eso sí, siempre con los pies en el suelo.

Carmen Hernández, candicata a la alcaldía de Telde por Nueva Canarias

* Publicado con autorización de la autora