Buscar
04:59h. Lunes, 22 de Octubre de 2018

En política, la hipocresía es el oxígeno - por Erasmo Quintana

 

frase erasmo

En política, la hipocresía es el oxígeno - por Erasmo Quintana *

 En mi ya larga vida, aunque no lo parezca, he sido testigo de cosas y hechos muy sorprendentes desde todo punto de vista, increíbles y que cuestan mucho digerirlos y entenderlos por la dosis intrínseca o esencial de incredulidad humana. La última noticia que me llega: Sánchez (PSOE) condecora al Ejecutivo saliente (PP) con la Orden de Isabel la Católica y de Carlos III.” Leyendo esto me quedé de piedra. Mi primera reacción fue de incredulidad por lo que las redes sociales han puesto de moda: el bulo puro y duro; pero resultó cierto, pues a continuación nos advierten que esta condecoración es tradición en cada cambio de gobierno. Ello supone que puede ser elegido presidente del Gobierno un Al Capone cualquiera y contar con seguridad que, al dejar la presidencia, lo condecorarán con estas altas e importantes distinciones. Lo de capo no se lo tendrán en cuenta.

REFORMA LABORAL DEL PPConfieso que yo ignoraba esta lindeza. Un gobierno del PP que fue expulsado democráticamente por el Parlamento al estar incurso en un extenso supuesto delictivo de corrupción, primer partido de la Democracia que está sentenciado por los Tribunales de Justicia; que para hacerle frente a la crisis económica de origen internacional, lo que hizo fue hacerla caer en las clases más desfavorecidas de la sociedad; que desde el principio elevó las tasas judiciales en previsión de la avalancha que produciría en los Juzgados la destrucción de las clases medias, empobreciéndolas, así como la “Ley Mordaza”y la reforma de la Ley Laboral, convirtiendo de la noche a la mañana dignos trabajadores en simples esclavos al servicio de las empresas. Partido el PP que, al cabo de más de un lustro la economía comenzaría a dar muestras de evidente mejora, pero que insistió en la misma política de sacrificio a los más vulnerables y los pensionistas, a los cuales condenó y seguir castigando con el 0,25 porque para el partido conservador atender las necesidades del pueblo es un “despilfarro” de dinero. No exagero: para los del PP el coste que demanda y se destina a las carencias sociosanitarias es “tirarlo” directo por el desaguadero.

FELIPE AZNAR ZAPATEROPues bien, este más que siniestro partido, al cual echaron los restantes partidos democráticos por nada que lo haya ennoblecido, sino todo lo contrario, ha sido condecorado por el Consejo de Ministras y Ministros del PSOE con las más importantes distinciones del Estado. ¿La razón?, una costumbre de cortesía (las costumbres se hacen leyes), que empezó con Aznar condecorando a Felipe RAJOY SÁNCHEZ MONTOROGonzález; Zapatero a Aznar;  Rajoy a Zapatero y Pedro Sánchez a Rajoy. Por tanto y en definitiva, el expresidente Mariano Rajoy recibirá el Collar de la Orden de Isabel la Católica, y el sádico de las Cuentas del Estado, Cristóbal Montoro, también será condecorado con la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica. El resto de los ministros (Alfonso Dastis ya ha sido premiado por el PSOE con un cargo diplomático de alto rango, y elevado sueldo) igualmente serán consolados con la Gran Cruz de la Real y Distinguida Orden Española de Carlos III.

CRUZ ISABEL LA CATÓLICACRUZ CARLOS III

Repito que esta fineza, esta elegancia con los que se van del Gobierno, aunque los hayan echado a patadas, es algo nuevo para mí, como tal vez para la inmensa mayoría de los españoles de a pie, que pagan con sus impuestos estos dispendios cargados de privilegios, impensables para el resto de los mortales. La clase política que alcanza a tener coche oficial, secretaria, despacho con moqueta y tarjeta Visa Oro, ingresa para los restos en ese club de privilegiados, distantes y ajenos del grueso anónimo, machacado y pagano, y lo que es peor, sin derechos de ninguna clase; derecho sí, qué digo, a morir como auténticos apestados, o algo así. En toda esta movida vemos con claridad una cosa: que tanto el Partido Popular como el Partido Socialista están, más que encantados, exultantes, pues ponen en práctica modales propios del bipartidismo, al que han resucitado, y en el que escasea un esbozo ejemplarizante de sentimiento moral.    

PP PSOE

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Erasmo Quintana

MANCHETA DONACIONES