Buscar
20:24h. Viernes, 20 de septiembre de 2019

Prensa, ética, libertad, palabras… - por Nicolás Guerra Aguiar

 

FRASE AGUIAR

 

 

libertad charle hebdo

Prensa, ética, libertad, palabras… - por Nicolás Guerra Aguiar *

el diario el confidencialDos periódicos digitales -eldiario.es; elconfidencial.com- han sido pioneros en la investigación y pública denuncia del sospechoso caso en torno al máster de la señora Cifuentes, arranque para el descubrimiento del vergonzante entramado universitario – político que afecta a la Universidad pública Rey Juan Carlos (URJC).

CIFUENTES urjc

   Y así como el señor Millares Torres se refirió a “movimientos histéricos en el suelo, detonaciones horribles en los aires” para que las profundidades marinas parieran al Archipiélago, la serena revolución emprendida por la Prensa española impacta de lleno en currículos cuyas urgentísimas reformas han iniciado algunos profesionales de la política. Además, con distintas variantes.

AGUSTÍN MILLARES TORRES

MERLO CASADO MAROTO   Así, otros periódicos españoles desvelan también fantasmales títulos y cursos como, por ejemplo, ABC: el señor Merlo (diputado de Podemos – Marea en Galicia) no es ingeniero industrial. El señor Casado, vicesecretario de Comunicación del PP, ni cursó el postgrado en Harvard ni se examinó nunca de un máster. El vicesecretario general del PP, señor PASTOR BURGOSMaroto, tampoco posee el destacado en la página web de su partido (El País).

   Varias señorías del Congreso (elconfidencial.com) han desaparecido falsas titulaciones: la presidenta señora PPastor volatilizó el diploma MBA. El parlamentario regional del PP, españolísimo señor Burgos Gallego, ya figura simplemente como tal (Cadena Ser Valladolid): en acto de humildad se desprendió de los títulos académicos (licenciado en Medicina y otros más relacionados con sanidad. Pero fue secretario de Estado de la Seguridad Social); el canario señor Antona Gómez, presidente del PP en estas ínsulas, retira de su perfil profesional (Cadena Ser Canarias) el título universitario de Estudios Avanzados en Historia del Pensamiento Político…    (Todo se debe, eso sí, a “errores técnicos, fallos de coordinación, comunicación, redacción”… por más que másteres, títulos, diplomas… figuraban, desde tiempo ha, en sus currículos. Por cierto: solo ha dimitido el parlamentario de Podemos.)

curriculo al aire

Antona, según Padylla en LA OPINIÓN-LAPROVINCIA

   ¿Consecuencias? Varias. El mundo universitario anda revuelto. La Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), por ejemplo, pregona que sus cuatro mil trabajos de fin de grado y máster están custodiados con absoluto rigor. Pero la URJC no puede presumir de lo mismo: el foco de la corrupción se localiza en ella. Por tanto, universidades estatales y privadas podrían seguir el ejemplo de la ULPGC pues suspicacias y desconfianzas naturales se ciernen sobre la enseñanza universitaria española, hoy bajo injusta sospecha por chanchullos en una. Sobre todo en el caso de los másteres, invento de las propias instituciones (a veces en colaboración con empresas privadas) a través del cual obtienen beneficios económicos.

   También impacta entre los políticos. La desconfianza hacia ellos por flagrantes casos de corrupción aumenta tras sus masterizadas mentiras como si el currículo disimulara mediocridades y servilismos de algunos, acaso únicos valores decisorios para escalar en la vida pública. ¿Qué permanece, entonces, de su palabra? ¿Qué rigor -como ciudadano- puedo darles a quienes desconfían de sus méritos y capacidades personales y hacen virtud intelectual de la ficción? ¿Qué seriedad pueden mostrar quienes con trolas, bolas, embustes… transgreden la línea roja de la ética?

   Padres y universitarios andan perplejos y emputados. Con la impuesta obsesión de los currículos, cuantos más másteres, mejor… en tierras extranjeras. Por tanto, suman años a las carreras y se producen nuevos desembolsos económicos: los títulos de posgrado son muy caros, pero aparentemente imprescindibles. De ahí el impacto de supuestos chanchullos, amiguismos, inmoralidades, misérrimos politiqueos en aulas, secretarías y direcciones universitarias en connivencia aparente con sectores políticos. (Tras dos años de intenso trabajo y ahorro hormiguero, un joven periodista grancanario volvió a Madrid para satisfacer su ilusión profesional con un máster. A lo largo del curso –matrícula, apartamento…- invirtió el puñado de euros ahorrado con su actividad laboral, renuncias a placeres juveniles, regateos materiales… El tesoro se redujo casi hasta la última moneda, pero lo consiguió. ¿Cómo puede reaccionar ante tales miserias universitarias?)

   El Periodismo, pues, vuelve a ratificarse en sus esencias: investiga. Y después informa con precisión, seriedad y rigor, elementos básicos para su propia condición de ser.  Y comunica con el más poderoso utensilio puesto al servicio de la libertad: la palabra, unidad lingüística reservada a los humanos y único instrumento válido para la defensa de las ideas. Por tal razón algunos poetas también la hicieron su herramienta de lucha frente a situaciones de agobios y encarcelamientos: “Maldigo la poesía de quien no toma partido / hasta mancharse” (Celaya); “Si abrí los labios hasta desgarrármelos, / me queda la palabra” (Otero); “Creando estoy un mundo donde el hombre / goce la libertad que no se cierra” (Agustín Millares)  

CelayaBLAS DE OTERO

agustín millares

   La Prensa es, hoy, acaso el único medio para escarbar en la miseria excrementicia. ¿Imagina usted, estimado lector, cómo se coartaría el derecho a la información si los tics del señor ministro de Justicia se hubieran hecho ley cuando sugirió -2015- el estudio de sanciones a medios de comunicación que publiquen datos sobre investigaciones judiciales en curso?

   Todo lo cual, por efecto, podría renacer en algunos el delirio por la censura o clausura de sociedades periodísticas relacionadas con la libertad de expresión e información: pasó en Canarias con la revista Sansofé -1969 / 1972- cuando la Orden ministerial ordenó el cierre de la empresa editora, ratificado por Consejo de Ministros.

sansofé

LEY FRAGA   Pero no: el Periodismo no es la horda marxista. Tampoco necesita una nueva Ley de Prensa e Imprenta como la aparecida con Fraga Iribarne y que entre 1966 y 1975 reprimió duramente la libertad de expresión cuando en Canarias se vieron afectados con sanciones económicas periódicos (La Provincia, Diario de Las Palmas, El Día, La Tarde, El Eco de Canarias) y revistas (Millares; Sansofé –esta, además, con la clausura de Gráficas Canarias, S.A.-). En total, dieciocho expedientes sancionadores y desaparición de Sansofé.

   Y se trata de España, país de pícaros, golfos y tunantes; lugar de nobelísimos genios en el arte de la mentira para llegar a director general de la Guardia Civil (señor Roldán, falso ingeniero industrial), a señoría, a secretario de Estado… o lo que fuere menester. ¿Por qué la narrativa parió la novela picaresca casi quinientos años atrás… precisamente en España?

 

roldán

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Nicolás Guerra Aguiar

NICOLÁS GUERRA AGUIAR RESEÑA