Buscar
20:10h. Jueves, 21 de noviembre de 2019

El prestigio del Dr. Agustín Millares Cantero ya no lo tumba nadie, ni aunque lo intente torpemente - por Micaela Sagaseta 

 

frase micaela

El prestigio del Dr. Agustín Millares Cantero ya no lo tumba nadie, ni aunque lo intente torpemente - por Micaela Sagaseta  *

He leido en la revista digital, LA CASA DE MI TIA, la nota que firman, respondiendo al historiador Agustin Millares, sobre el caso Braulio, Teodoro Santana y Francisco González. 

Hay varios aspectos que quiero precisar. 

Para empezar, como igualmente le comenté a Agustín por privado, él no necesita ese nombramiento de hijo predilecto, puesto que ya lo es entre gran parte de la comunidad universitaria, escritores, periodistas y gente de la cultura, en general. Así que tal añadido, no le suma ni un ápice al valor de su aportación a la historia contemporánea de nuestras islas, que es incalculable, por sus publicaciones, clases, conferencias... Agustín ha sido un auténtico obrero rehabilitador de nuestra historia, un estudioso que ha aplicado con rigor sus saberes y ha reescrito y enseñado en la Universidad, con los métodos marxistas, el devenir de nuestro tiempo; él ha mostrado la verdad con certeza y precisión en cada uno de los temas que ha tocado, sin apasionamiento ni parcialidad, ajustándose a los resultados de sus análisis e investigaciones. 

Así que mofarse de su nombramiento municipal, refleja simplemente una ignorancia total en relación a su valía profesional y su aporte a la cultura de la Historia canario española. Efectivamente la superioridad académica de Agustin Millares Cantero a estas fechas, es tal, que sobrepasa la geografía local y se puede decir, sin error a equivocarnos, que estamos ante uno de los mejores historiadores del panorama insular y a la misma altura de los mejores historiadores españoles, pongamos como ejemplo a Josep Fontana. 

Y no es academicismo lo que él hace, en sus trabajos. Sino que utiliza y contrasta los datos, TODOS LOS DATOS, antes de darlos por ciertos o definitivos, como es la obligación de todo investigador serio y esto se llama, simplemente RIGOR. La memoria oral, todos sabemos que es muy difusa, que hay que saber tratarla, porque lo usual es que esté inflada por la fantasía, por errores, por datos falsos, por apreciaciones personales, por desvirtuaciones que el mismo paso de la información va produciendo en ella.

Se intenta en el artículo mezclar el tema histórico con la lucha de clases. Expresando una especie de resentimiento primario e injusto, en relación al origen del historiador, que no es más que una familia de clase media, donde abundan, por generaciones, estudiosos, artistas, profesionales y no precisamente terratenientes, caciques y oligarcas. 

El cenit del desmadre del artículo llega cuando se etiqueta a Agustín Millares Cantero como fascista. Eso sí no se lo voy a consentir ni a ustedes ni a nadie, porque personalmente me consta su trayectoria como comunista y la firmeza de sus posiciones ideológicas, justo en los tiempos del franquismo tardío y en todo lo que ha venido después.

Agustín ha tenido ofertas muy variadas para estar "colocado" como lo hicieron tantos, pero el ha seguido fiel como comunista y no se ha servido de nada de ello, NUNCA. 

Hay que ser muy mezquino para tildarle de fascista a una persona que abrazó la causa proletaria, desde muy joven, independientemente de la clase originaria donde nació. 

Agustín puede ser más o menos aceptado como persona por ustedes por su desparpajo al hablar o por las razones que sean, pero NADIE puede tacharlo de oportunista, de "vende libros sin rigor", de mentiroso y cuanto menos, de fascista. Tengo ya 65 años, y él alguno más que yo. Y ya son estos muchos los días, para comprobar la integridad de un compañero, que nunca ha querido trabajar ni vivir, sino en su tierra y de su trabajo. A la luz de todos está su trayectoria y su labor realizada hasta ahora, y aún no ha acabado.

No se puede tapar el sol con un dedo, caballeros, aunque ustedes sean dos y los tengan grandes. 

Los demás aspectos del artículo, ni los toco, porque creo que se hace muy largo este y no quiero cansar a nadie. 

Ojalá abundara la integridad de muchos agustines millares para esta pobre tierra, aún llena de mediocres y palanquines.

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Micaela Sagaseta

MICAELA SAGASETA PARADAS

 

mancheta 10