Buscar
02:35h. Jueves, 14 de noviembre de 2019

No se puede tomar a las bases o al partido como rehenes para justificar el Taj Mahal de Pablo e Irene - por Maribel Santana

 

frase maribel podemos

No se puede tomar a las bases o al partido como rehenes para justificar el Taj Mahal de Pablo e Irene - por Maribel Santana, trabajadora, activista, licenciada en Historia *

A ver señores, ni que se pongan para adelante o para detrás, la cosa es así. Cierto es que la derecha de esta forma o de otra siempre va a echar mierda sobre la  oposición (y si ésta huele un poco a izquierda aunque no haga daño al capitalismo como Podemos, peor que peor), pero no hay más justificación ni más cera que la que arde, sobre lo que paso.

La pareja con una actitud de pijotería suburbana se lanzó  sobre el Taj Mahal, de forma grotesca, prepotente, kitsch y descerebrada, sin pensárselo dos veces. Hay que ser coherente con lo que se dice y cómo se gobierna o para quien se gobierna.

¿En calidad de qué una salida egoistona, individualista, consumista, elitista tiene que ser cuestionada  y votada por las bases o el partido, (para dar el visto bueno que por supuesto espera la pareja si no, no lo hace) si antes de comprar  el pisito no fue así?

Eso es tomar como rehenes a las bases para que les sostengan  y comprometerlas.

 Eso es hacer una transferencia de su problema personal  para no dimitir por sus errores. Se sabe de diputados y altos cargos europeos que por sus errores se ha retirado o hasta se ha suicidado. Ccuidado no estoy animando a nadie, solo es un ejemplo del ejemplo.

No es lo caro o barato, o si con su dinero honrado (que me consta y en eso si pongo las manos en el fuego). Es la actitud y la dignidad lo que está en juego, es llamar a otros burgueses y a ustedes, “burgueses con matices”.

Es la pretensión de que mis hijos son distintos, por tanto mejores que los demás niños y sobre todo los de clase pobre, por eso tienen que vivir en mejores circunstancias, con discreta separación de los otros niños. Porque no quiero que se mezclen con los que viven en barrios  obreros ni en espacios obreros. Porque la piscina de los polideportivos no nos gusta, quiero la mía propia (toma ya, bases, colectivos, unión todos iguales...).  En definitiva porque mis bebés son mejores que las de las demás.

Alegan ustedes, quienes apoyan la barbaridad en la que se han metido, que se ha acosado a Irene y Pablo, hasta visualizar y profundizar en las pruebas ginecológicas y otras, metiéndose en la intimidad de las personas y todo lo demás.   Es verdad. la grosería no tiene nombre y menos los medios de la reacción. ¿Qué les sorprende, no se han  enterado aún dónde estamos y rodeados de quiénes?  Pues estamos arreglados si no se enteran de esto ¿en qué país viven? Y se quieren ir más lejos aún para no tener contactos con el pueblo  trabajador, los paparazzis del sistema (que también son trabajadores oprimidos) y los fascistas.

Pero ¿han sabido ustedes, Irene, Pablo, estar a la altura de lo que ha pasado?,

Las madres de derecha y de izquierdas se han cuestionado ¿sus hijos no pueden ser y estar con los nuestros? ¿acaso  son mejores?

¿La mama de los mellizos tiene acaso una biología más digna, distinta, para que sus bebés se merezcan tanta distancia, cuidado, privilegios y otros, que más que hijos del pueblo son hijos de la divinidad?  A ver si en un descuido va a ser como la virgen maría, pero sus bebés están en vez del pesebre en el Taj Mahal. ¿También los chinijos serán rehenes, la sacrosanta justificación?

 Hay que tener cuidado porque por la boca muere el pez y ya dijimos el otro día en otro artículo de opinión que el inconsciente es el embrión de lo consciente. 

 Decía Lenin que cada uno de nosotros/as “tenemos la peste de la burguesía en los genes”.   Que es una cuestión de educación no de maldad, lo sabemos, pero hay que tener más templanza y agarrarse la bragueta a tiempo porque ésta se presenta a veces veloz y no se controla (no es un cuento machista, es una ironía feminista)

También decía Fidel Castro: “No se puede ser revolucionario, menos comunista, cavilando cada instante como me las maravillaría yo para estar  mejor, consumir mejor  y ,tener más y más”.

Pero los ejemplos de Garzón, de los diputados y alcaldes de Cádiz, y para no estar nombrando y cansar muchísimos otros… esos no les valen, porque tenían que estar por encima de éstos. O a lo peor es que los políticos citados no aman tanto a sus hijitos, porque hay amores y amores más que justificados.

 La calidad  y amor de los padres no  se miden por lo  material, eso es para los burgueses que lo calculan todo. Los padres socialistas (aunque tengan sueldos buenos) no se miden por querer menos a sus hijos sino por su coherencia ideológica.

La avaricia llena el saco, lo mejor que pueden hacer es retirarse con dignidad y pedir disculpas, porque esta cicatriz la llevaremos siempre en la memoria y la memoria es el recuerdo histórico pasado, presente y futuro de la lucha de un pueblo.

 

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Maribel Santana

maribel santana