Buscar
04:22h. viernes, 22 de enero de 2021

Cuando solicitas los informes donde acredite el estado que ellos dicen que tiene tu casa, no te los dan

¿Quieres mi casa en Las Chumberas? Yo también - por Atenea de Las Chumberas

 

frase las chumberas

¿Quieres mi casa en Las Chumberas? Yo también - por Atenea de Las Chumberas *

Cuando quieren que dejes de vivir en Las Chumberas, empiezas a recibir notificaciones del Ayuntamiento de La Laguna alegando, pero sin pruebas que lo avalen, que tu vivienda está en mal estado. 

Cuando solicitas los informes donde acredite el estado que ellos dicen que tiene tu casa, no te los dan. En Muvisa y en Urbanismo de La Laguna te ponen toda clase de trabas.

Prometen durante 12 años  públicamente a vecinos que les darán viviendas nuevas, pero nada está claro. Y mucho menos te dan un documento firmado que sirva de garantía para reclamar la vivienda prometida a cambio de la vivienda que te piden. 

Tampoco te garantiza nadie que te pagarán el alquiler durante todo el tiempo que duren las supuestas obras de demolición y reposición de viviendas y hasta entrega  de llaves de la nueva vivienda.

Ni queda claro si tienes que devolver el importe del alquiler recibido a descontar de la indemnización que se te entregará  por la expropiación forzosa de tu vivienda.

Muchos se van porque una orden del Ayuntamiento de La Laguna les obliga a desalojar y vacían sus casas al tiempo que se vacía la certeza de tener un techo bajo el que vivir en el futuro, un  futuro, si cabe, más incierto que nunca, al que sumarle algo tan grave como la incertidumbre de quedarse sin casa.

Y mandan a la policía a Las Chumberas a cualquier hora a "informar" a los vecinos, llevarles notificaciones a cualquier hora y cualquier día.

Las opciones son;

1.- Indemnización de 18.000 € por expropiación forzosa de tu vivienda. 

2.-Intercambio por vivienda nueva de protección oficial, sólo a los que poseen vivienda en las Chumberas como única residencia habitual que no puedes vender en 20 años o alquilar en 10 años. 

En esta segunda opción, que es la que te cuentan, no hay documento que acredite y garantice la entrega de las supuestas viviendas que van a entregar.

Cuentan que las entregarán por sorteo. Es decir. Si finalmente sucediese, no sabes ni cuál te tocará, ni en qué orientación, ni de cuántos metros cuadrados. Y eso, si es que te toca algo.

Lo mismo tenías un piso mirando al mar en una segunda planta y ahora te dicen que te toca un bajo mirando para la autopista. 

No conocemos las condiciones. Pretenden que aceptemos lo que nos echen.

Un sorteo, en el que no sabes si serás premiado, o más bien castigado y sin siquiera saber el motivo de tal castigo.

Si  la vivienda perteneció a tus padres, te quedas sin vivienda. No hay vivienda para heredar

Si ya tienes una residencia habitual, y tienes un segundo piso en Las Chumberas, te quedas sin vivienda por muy propietario que seas y  por mucho que te haya  costado tenerla.

Da igual si tienes hipoteca. Y por cierto, el banco no perdona, sigues pagando una casa que no tienes.

Y eso para la primera fase, que tiene un convenio y subvenciones de parte de 4 administraciones que han ido consumiéndose a los largo de 12 años ya sea en pagos de alquileres, en alquiler de puntales o que alguien metió la mano en la “lata del gofio”.

De la segunda fase de Chumberas (una agrupación acelerada y urgente de la fase  2, 3 y 4, es decir, 32 bloques en total), sólo sabemos, que a unos bloques les han mandado desalojar sin informes que avalen los motivos y que ni hay convenio, ni subvenciones para financiar la reposición de las viviendas. 

Mientras, vemos en medios de comunicación noticias que hablan de todos los delitos de los políticos que han estado en el Ayuntamiento de la Laguna. 

Escándalo, tras escándalo, sumándose uno  tras otro. Unos escándalos que no hacen más que confirmar, que codicia, miedo y ansias de poder, son el motor de todo este circo y que persiguen hacerse con el suelo privado de los  propietarios de Chumberas para continuar haciendo sus negocios a costa de ciudadanos honrados.

 Algunos humildes, otros en situación de vulnerabilidad y otros en riesgo de exclusión social, pero eso no les importa. No entra dentro de los cálculos de sus negocios. 

Hay ciertas líneas rojas que no se deben cruzar. Hace tiempo que empezaron a transgredir los límites. Lo que ocurre en la actualidad es inaceptable.

Ellos quieren mi casa en Las Chumberas. No acepto su miserable y dudosa oferta.

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Atenea  de Las Chumberas

ATENEA DE LAS CHUMBERAS

MANCHETA 21