Buscar
09:30h. lunes, 06 de diciembre de 2021

Las quimeras de la regulación de alquileres y el New Green Deal europeo - por Salva Torres y Alfredo Apilánez

 

FRASE TORRES APILÁNEZ

Las quimeras de la regulación de alquileres y el New Green Deal europeo - por Salva Torres y Alfredo Apilánez *


El Banco de España publica la lista de emisiones de deuda corporativa que puede comprar el Banco Central Europeo

Este documento explica, con lenguaje divulgativo, cómo la enorme creación de dinero nuevo y fresco del BCE trata de apuntalar los negocios de la banca y de las grandes corporaciones europeas en la crisis pandémica. Esas políticas se concretan en la compra de deuda a las grandes inmobiliarias españolas que, con la tesorería bien llena, se pueden reír de las leyes de regulación de los alquileres de los Parlamentos o de la supuesta lucha contra el calentamiento global, mientras las petroleras y gasistas se llenan los bolsillos. Por lo tanto, con sus acciones, las autoridades monetarias europeas – EuroSistema- diluyen, como un azucarillo en café caliente, el teatro de la Soberanía popular parlamentaria.

Salva TORRES, Alfredo APILÁNEZ, Josep CABAYOL. 

 

El COVID justifica que inmobiliarias, socimis y petroleras sean privilegiadas con dinero fresco recién creado por el BCE

Las compras de deuda del BCE apuntalan el mercado inmobiliario

Dos SOCIMIS españolas, Merlín Properties y Inmobiliaria Colonial, han emitido deuda por valor de 4.250 millones de euros desde el 2016 para financiar sus planes de expansión. Una cifra que supone casi 2 veces el presupuesto de una ciudad como Barcelona. A esa deuda la llaman renta fija, pero de fija no tiene nada. Los inversores la compran en forma de bonos con un tipo de interés inicial que varia según la demanda. Cuánta más demanda menos rentabilidad. Como ocurre con los bonos soberanos alemanes, que tienen tanta demanda que los inversores pierden dinero, al situarse los tipos de interés en el surrealista terreno negativo.

Desde la crisis del 2007, la política del Banco Central Europeo -BCE - se ha concentrado en el mismo objetivo, disfrazada con el discurso mediático de luchar contra la crisis y crear inflación. Esa es la razón por la que se ha convertido en un inversor privilegiado en la compra de bonos de las grandes corporaciones europeas con cuatro objetivos. El primero, como en el caso de nuestras SOCIMIS españolas, reducir la rentabilidad de sus bonos de deuda (pagar menos hasta acercarlos a cero) al aumentar la demanda. El segundo, aumentar el prestigio de esas compañías como Merlín o Colonial, con lo que, el tercer objetivo, la mejora del rating, hace también que aumente la demanda de sus emisiones de deuda, reduciendo a largo plazo su coste en un encadenamiento de refinanciaciones infinito. Y en cuarto lugar, la inundación de liquidez se destina al aberrante -según la teoría económica con mando en plaza- objetivo de recomprar sus propias acciones: al bajar la rentabilidad de los bonos, ésta se dirige a la renta variable y las corporaciones se forran recomprando sus propias acciones y repartiendo dividendos suculentos.

Para Christine Lagarde y los anteriores presidentes del BCE esa debe ser la política de las autoridades monetarias europeas: la creación a espuertas de dinero nuevo de los bancos centrales puede mantener ese castillo de naipes del capitalismo con rasgos muy parasitarios y aplazar de momento la crisis de, al menos, esos todopoderosos actores.

Su plan: el rescate de las grandes corporaciones europeas

 

CONSEJO EJECUTIVO DEL BCE con Christine Lagarde en el centro

Todos los medios de comunicación usan el mismo discurso para disfrazar este "capitalismo de amiguetes", que socava los principios sagrados del sistema de la mercancía al eliminar de un plumazo la igualdad de oportunidades en los negocios y potenciar el monopolio eliminando la competencia.

Merlín Properties, la única Socimi del IBEX35, tiene entre sus principales accionistas al Santander, con un 22%, que, según las “malas lenguas”, es el caballo de Troya en España de Blackrock, el gigantesco fondo de inversión americano, que también tiene una porción de un 4% de las acciones. El entramado societario de esta Socimi - REIT- se entiende mejor observando la composición del Consejo de Administración, con gente de Bankinter, Sabadell, Testa ( participada por Blackstone al 50%), Banif y consejeros de la SAREB, Metrovacesa y Sacyr: lo más granado del gran capital rentista y parasitario de la piel de toro.

El gran potencial futuro de Merlín se encuentra en su rol de socio minoritario del desarrollo inmobiliario de Distrito Castellana Norte, empresa del BBVA que es a su vez propietaria de gran parte de los terrenos de la conocida como Operación Chamartín, revalidada desde la izquierda "mainstream" como Madrid Nuevo Norte por el equipo de Manuela CARMENA de Ahora Madrid (*1). Nuestra web Prouespeculació se hacía eco de este "capitalismo de amiguetes" en Operación Chamartín y Fira Barcelona: el mismo urbanismo con visión EXTRACTIVISTA y DEPREDADORA que comparten las élites de Madrid y Barcelona.

{arquitecto Eduardo Mangada} Me atrevo a calificar la Operación Chamartín como uno de los mayores escándalos del urbanismo europeo: la entrega de 3 millones de metros cuadrados de suelo público a un banco para que dé cabida en él a sus negocios financieros durante dos décadas. No lo llamemos Operación Chamartín o Madrid Nuevo Norte, por favor, llamémoslo por su nombre: Cortijo BBVA. Un área privilegiada de la ciudad donde ir colocando fondos de inversión venidos de cualquier continente en beneficio de un banco.

¡¡Allanarse al TAMAYAZO!!

Así es como se expresa este arquitecto, que trabajó para la alcaldía de Tierno Galván, ante este tinglado del Cortijo BBVA, inconcebible sin la colaboración política activa de todos los partidos de la capital del Reino, que acaba en un proyecto que canaliza el dinero creado a espuertas por la banca central de la Reserva Federal de EE.UU y el BCE a través de fondos de inversión venidos de cualquier continente: 3 millones de metros cuadrados de suelo público en la capital.

¡¡ llamemos a la OPERACIÓN CHAMARTÍN por su nombre ... CORTIJO BBVA !!

Fantástica maqueta de la operación Madrid Nuevo Norte

¿Cómo se crea el dinero fresco y nuevo del BCE para estos suculentos negocios?

Madrid Nuevo Norte es un ejemplo más de cómo las ingentes cantidades de dinero nuevo del BCE, canalizadas a través de la banca privada, se invierten en la promoción inmobiliaria y en la gestión de viviendas, oficinas y servicios que le vienen como anillo al dedo a una SOCIMI como Merlín Properties.

Esa intervención masiva del BCE en los mercados financieros se inició en marzo del 2015, en un nuevo intento de atajar la crisis financiera del 2007, con el mayor programa europeo de creación monetaria de la historia reciente- 5 billones de euros-, conocido con el eufemismo de Expansión Cuantitativa. El otro peregrino argumento pergeñado para justificar tal política monetaria “no convencional” - QE1 - consiste básicamente en que la compra de deuda a los bancos privados, rebosantes de liquidez -reservas-, se canalice hacia los préstamos a la economía real con el fin de reactivar una economía ya de por sí, sobreendeudada. La realidad es que se trataba, lisa y llanamente, de un plan de rescate financiero de la banca, ampliado luego a las grandes corporaciones europeas.

A este programa – QE1-, tras la reciente crisis pandémica, se le ha unido otro, de iguales características: el programa PEPP - Pandemic Emergency Purchase Programme - por valor de 1,85 billones de euros. El PEPP sería una QE2-corporativa, que se une al primero en paralelo con el objetivo declarado de potenciar la lucha contra la crisis pandémica.

¿Pero quién se queda con ese dinero nuevo emitido por el BCE y salido de la nada?

La banca privada, a cambio de esa avalancha de dinero, vende al BCE las emisiones de deuda pública - bonos soberanos- que compra a los Estados, la deuda hipotecaria titulizada, y la miríada de títulos de deuda colateralizada (CDO y CDS) que yacen en sus repletas “bóvedas”. El BCE también compra la deuda emitida por las grandes corporaciones europeas para engordar su tesoreria (*2). Y recientemente se le ha añadido asimismo un programa de compra de pagarés de empresa. La potente aspiradora de las pantallas electrónicas del supremo hacedor monetario inunda de liquidez los balances de la banca comercial y de las grandes corporaciones a mayor gloria de los mercados de activos donde se enriquecen mientras duermen los ufanos rentistas.

Todos los títulos de deuda comprados por el BCE a través del Eurosistema - conjunto de instituciones financieras de la zona euro- se depositan en su balance general (que ya sobrepasa los 7 billones), generando a su vez reservas bancarias que les permiten a los bancos privados tener liquidez, con el peregrino argumento ya explicado de dar crédito a la economía y a los Estados.

La política monetaria de los últimos años del EuroSistema muestra, en definitiva, que toda su arquitectura está basada en ser la muletilla que mantiene el tambaleante capitalismo financiero europeo que, asociado a las grandes corporaciones, se distancia crecientemente del capitalismo productivo y de la satisfacción de las necesidades de las clases populares. Este esquema infernal fue creado en torno al euro para apuntalar el poder financiero internacional de bancos y grandes corporaciones europeas en el choque imperialista de los bloques económicos globales.

El Banco Central Europeo tiene prohibido financiar los Estados. Es la trampa del Tratado de Maastricht de creación del euro en el glorioso año de 1992. La prohibición de la financiación directa del BCE arroja a los desvalidos Estados nacionales en brazos de las volubles voluntades de los amos del cotarro en el casino financiero global: la banca privada y los grandes fondos de inversión, principalmente de Wall Street.

Aunque la ocultación de datos, el hermetismo y la ausencia de transparencia es la norma de la casa en el Eurosistema, en la prensa podemos encontrar los grandes datos de este verdadero maná monetario, que semeja el milagro de Jesús "de la creación de panes y peces del lago Tiberiades", derramado sobre los bancos y corporaciones europeas y españolas. Tanto Draghi como Lagarde se permiten negar al Parlamento Europeo los datos pormenorizados de las emisiones de deuda que compra el BCE a la banca privada para apuntalar su contabilidad creativa. Ningún parlamentario europeo se atreve a toserle a uno de esos jerifaltes monetarios husmeando en las entrañas de la bestia donde la soberanía popular se diluye. El mismo todopoderoso Ministro de Hacienda Cristobal Montoro se quejaba amargamente en la presentación de los presupuestos del 2017 en el Senado de su impotencia ante la política monetaria, mientras su colega Luis de Guindos saltaba a una silla del BCE (*3). El diario de sesiones muestra la nula respuesta crítica de los senadores sentados en sus poltronas doradas.

Target2-Securities del Eurosistema maquilla los actos delictivos de las élites financieras con las hipotecas.

El dinero nuevo emitido por el BCE enriquece sólo a las élites financieras

La política de las autoridades monetarias europeas aún llega más lejos para apuntalar la contabilidad bancaria en el casino global. El BCE también administra las subastas de liquidez a la banca privada por las que les presta dinero -y encima paga por ello (-1% de interés)- en las llamadas longer-term refinancing operations o LTROs. Nos hacíamos eco en nuestra web: El Banco Central Europeo inunda con dinero a la banca española mientras el país se hunde en deudas impagables. Todos estos instrumentos monetarios fungen únicamente de salvavidas de esos gigantes con pies de barro, actualizando el Too Big to Fail, en pos de evitar la irreversible pérdida de peso de las grandes corporciones europeas en el panorama mundial.

La banca privada es pues el aparato digestivo y circulatorio que alimenta este capitalismo desquiciado. Son los únicos clientes de la "deuda soberana impagable y de los intereses que genera", a la que recurren los Estados arruinados para equilibrar sus ingresos fiscales, menguantes por la ofensiva neoliberal que en las últimas décadas ha reducido drásticamente la recaudación fiscal. La política fiscal básicamente confisca los ingresos menguantes de las clases populares mientras las clases propietarias, las grandes corporaciones y los bancos casi no pagan impuestos, a pesar de que se llevan casi todas las porciones de la tarta. Los paraísos fiscales juegan ahí su papel neurálgico para esconder su botín en la "isla pirata".

De este modo, es fácil entender que en el Estado español el servicio de esa deuda - intereses a los bancos- ya es el tercer capítulo más importante de gasto público de una deuda cuyo principal ya no se paga. La rebosante liquidez bombeada por el BCE llega al "Gobierno del Reino de España" a través del incremento de su deuda, subordinándolo de este modo a los volubles dictados de la banca privada. Los titulares de prensa de los últimos meses muestran a las claras la pelea de los sectores económicos por llevarse una tajada de las eufemísticas "ayudas europeas contra la pandemia", en proyectos como Madrid Nuevo Norte, que dejan la soberanía popular del Congreso de la Carrera de San Jerónimo en ridículo. Sí, en la pandemia hay rescate financiero y corporativo, aunque sólo las paupérrimas migajas, rebañadas a duras penas por los Estados, se presentan a bombo y platillo como un rescate social: "este Gobierno no va a dejar atrás a nadie" como dijo el ufano vicepresidente del Gobierno.

Y AUN ASÍ, EL DINERO DE ESE PUSILÁNIME RESCATE SOCIAL ni siquiera lo gestionan los servicios de las administraciones públicas. Por poner un ejemplo, en el reparto de las ayudas de 1.200 millones para pagar alquileres a los propietarios de familias inquilinas afectadas por la crisis, gestionado por la banca del IBEX35, el Gobierno ha pagado a través del ICO 120 millones de intereses y gastos de gestión a los bancos (el 10%), que rentabilizan, a través de esta vía segura, el dinero del PEPP del BCE: un win-win en toda regla. Otro botón de muestra lo representan las ayudas a pequeños empresarios y autónomos, por las que la banca cobra intereses de hasta el 7% (Bankia), mientras se financia en el BCE al -1%.

El dinero del BCE al rescate de las grandes corporaciones europeas

El hermetismo del que hacen gala las autoridades monetarias europeas también se observa en el Banco de España – BdE-, que forma parte del EuroSistema (*4). Aunque el BdE publica semana a semana en su web la lista de emisiones de deuda corporativa – empresarial-, que desde julio del 2016 puede comprar, con el permiso del capo di tutti capi de Frankfort, no es posible saber en qué cantidad las grandes empresas españolas reciben el maná monetario europeo (*5).

Un total de 19 corporaciones del IBEX35, todas participadas también por la banca, son las agraciadas por las compras que el BdE hace en nombre del BCE en sus programas de Expansión monetaria o QE (*6). Aunque Telefónica SAU está a la cabeza, con 20 emisiones de deuda internacionales (EuroNotes), es el sector energético (petroleras y gasistas) el que tiene el mayor número de emisiones (38 emisiones de deuda), que representan en total un valor de 17.500 millones, de los cuales puede llegar a comprar hasta un 70% el BCE. Nada más ni nada menos que 5 veces el presupuesto de una ciudad como Barcelona o el 75% del presupuesto de la Generalitat para 7 millones de catalanes.

Cuando el New Green Deal europeo se allana a los intereses de petroleras y gasistas

Una muestra meridiana de la hipocresía de la autoridad monetaria europea en los cacareados programas del New Green Deal, a pesar de las promesas de favorecer las energías renovables e ir sustituyendo las fósiles, se observa al comprobar que en realidad se apuesta claramente por las que corporaciones que contaminan la atmósfera (petróleo, gas, carbón) y enferman la biosfera. El BCE comprará a Repsol, CEPSA, Naturgy, Enagás, Redexis Gas, etc. su deuda contaminada y contaminante, sin que por ello se reste en sus balances el valor perdido en la degradación de la biosfera. Al contrario, tales triquiñuelas generan PIB y crecimiento económico, y lo que es peor, detraen el formidable valor de las vidas perdidas a causa de las enfermedades derivadas de la degradación de los ecosistemas (COVID19) y el calentamiento global.

Pero incluso la transición verde de la economía europea ha sido y se convertirá en un expolio de los países en vías de desarrollo, pues la mayor parte de los materiales para esa transición se encuentran en esos países, como el oro boliviano- el litio-, con implicaciones delictivas del estilo del golpe de estado contra Evo Morales.

El despropósito se acrecienta al constatar que estas empresas emiten la deuda desde sus filiales en paraísos fiscales como Irlanda, Luxemburgo o Paises Bajos, para no dar explicaciones a nadie, con la aquiescencia de las autoridades políticas del color que sea. Vemos así como el Sistema se reproduce a sí mismo sin tener en cuenta los intereses generales de la ciudadanía respecto del derecho a la vivienda o los efectos adversos del calentamiento global. 

El BCE y el Banco de España se allanan a los intereses del mercado inmobiliario

Para las organizaciones que luchamos por el derecho a la vivienda, que comprobamos día a día la imposibilidad de que se financie un parque público de alquiler en ciudades como Madrid y Barcelona, es un insulto que corporaciones como la Socimi Merlín Properties reciba esa financiación europea que no tienen los Ayuntamientos, tan necesitados de vivienda social para alojar a miles de desahuciados.

Mientras vivimos esa violencia inmobiliaria estructural en nuestro país desde hace décadas, el dinero de la [QE] de los bancos centrales se desvía por otros medios a los negocios inmobiliarios. Blackstone o Cerberus son otro ejemplo de esos tinglados financieros que llegan para invertir en proyectos como Madrid Nuevo Norte. Su papel es dirigir los capitales obtenidos en la QE europea o americana por las grandes corporaciones y bancos privados para hacer negocios a bajo coste, comprando miles de viviendas de los bancos españoles, ejecutadas a familias tras la crisis hipotecaria del 2007. Por ello también, la Sareb, con su pátina de legalidad, se ha convertido en su coto privado de caza de nuevas oportunidades, donde esos fondos de inversión compran las viviendas embargadas desde sociedades afincadas en paraísos fiscales, participadas por los propios bancos españoles, para repartirse luego el botín sin pagar impuestos. Blackstone Luxemburgo y Catalunya Bank serían ejemplos paradigmáticos.

Además, ese parque de viviendas, surgido de la expropiación financiera del 2007, se ha convertido en un nuevo negocio que parasita a las administraciones públicas con alquileres sociales que cobran desde sus Socimis y que pueden desgravar hasta el 100% de sus beneficios en el Impuesto de Sociedades. Esta figura fiscal, creada por el PSOE de Zapatero en 2009, y mejorada por el PP para beneficiar a las inmobiliarias, es en realidad el paraguas de sociedades del tipo de las Uniones Temporales de Empresas -UTE-, que les permiten, saltándose a la Hacienda española, que el reparto de dividendos sea en realidad una prestación de servicios desde paraísos fiscales.

Las Socimi son la antítesis de esas empresas públicas de construcción y gestión de un parque público de alquiler, a mayor gloria de la colaboración publico-privada, que cacarean los promotores inmobiliarios y que aceptan los solícitos servidores públicos, como muestra flagrantemente el enésimo programa estatal de salvación del business as usual que representan "las 20.000 viviendas sociales del ministro Ábalos" o Barcelona Habitatge Metrópolis.

El subtítulo del documento, Las ayudas del Banco Central Europeo vacunan al mercado inmobiliario contra el virus de la regulación de alquileres, es, en definitiva, una metáfora que muestra cómo las políticas monetarias del BCE vacunan a las grandes corporaciones contra leyes como las de la regulación de los alquileres de Catalunya o una próxima e hipotética ley estatal. Tales “hitos triunfales” de las luchas de las clases populares producen una sensación de impotencia, de meras cataplasmas, aunque algunas organizaciones sociales del movimiento por la vivienda las vendan como panaceas, frente a la magnitud colosal de la Expansión Cuantitativa que disuelve la soberanía popular como un azucarillo en café caliente. Sin embargo, la flagrante incompatibilidad, como tratamos de mostrar en el presente texto, entre la política monetaria vigente y la consecución efectiva del sacrosanto y constitucional derecho a la vivienda -ante la mirada impotente de los representantes de la soberanía popular- brilla por su ausencia en el argumentario de las organizaciones que luchan por ese objetivo.

En 2019, Euroclear, basada en Bruselas, operó el equivalente a 837 billones de euros, 10 veces el PIB mundial. ESTAMOS ANTE EL CEREBRO, LA MEMORIA DEL CAPITALISMO FINANCIERO.

Diputados, senadores y reguladores al servicio de la banca comercial y de inversión

La implicación del BCE, del Banco de España, del Ministerio de Hacienda y de Economía, Bolsas y Mercados Españoles- BME- y de la Comisión Nacional del Mercado de Valores -CNMV- en este capitalismo de amiguetes está tomando una magnitud de escándalo público, evitado únicamente por la eficacísima capacidad de los medios de comunicación de mantener en la ignorancia a la población y por la activa complicidad de los títeres de los hemiciclos de derecha e izquierda que colaboran en la ceguera colectiva.

El Banco de España junto al BCE, a través de los programas de QE, garantizan que la deuda emitida por las corporaciones españolas (cerca de 100.000 millones) tenga asegurado el 40% de la demanda por parte de las autoridades monetarias europeas y españolas. El rotativo Cinco Días reconoce que esta operativa sui generis no está escrita en ningún lado (*7), pero la realidad es que el BCE garantiza la compra del 40% de las emisiones de deuda, por encima del nivel de bono basura, del elenco de corporaciones favorecidas. Ese es el escándalo público que denunciamos, mientras la crisis económica arrasa cientos de miles de empleos, hay miles de desahucios y un largo etcétera de cierres de empresas, que no pueden financiarse si no es pagando elevados intereses. Lo explica así de ufano Fernando García, director de mercado de capitales del banco francés Société Générale:

"El BCE está realizando una labor excepcional. Siempre han de cumplirse las condiciones que marcan los programas, pero es un comprador firme, siempre está ahí con un 40% de las órdenes. Otra cuestión es el papel que finalmente se quede, que varía en función de la demanda total. Pero en muchas ocasiones su posición es clave y es el mayor comprador en empresas que no han atraído mucha demanda", si bien lo habitual es que -el BCE- se sitúe al mismo nivel que los grandes compradores de bonos en Europa, como Pimco o BlackRock. Para el importe colocado por empresas españolas, la demanda del BCE se ha situado en el entorno de los 5.000 millones.

El colchón de la demanda incondicional del BCE además se modifica si se amplía el volumen de la emisión. Si se abren libros para captar 500 millones, de entrada estará dispuesto a comprar hasta 200 millones. Pero si el emisor eleva la colocación hasta 1.000 millones el organismo que pilota Christine Lagarde subirá su apuesta a 400 millones, explican fuentes del mercado. "No falla. Su red está siempre", explica otro directivo de mercado de capitales de un banco español. Otra cuestión es la cuantía que finalmente acabe comprando. Esto dependerá en última instancia del emisor.

El manual de instrucciones para la compra de deuda empresarial solo indica que el BCE nunca podrá tener más del 70% de un bono determinado - emisión-. No concreta más. Si antes del programa antipandemia el porcentaje de participación era más indeterminado, ahora es una constante.

La magnitud de transacciones financieras provocadas por la enorme emisión de moneda la podemos asimismo valorar a través de los resultados de las empresas de Clearing en Europa, como Euroclear, fundada por J.P.Morgan, cuyo negocio se basa en ser una cámara de compensación y liquidación de valores financieros del mundo. Lo usan por lo tanto todos los bancos, incluido el Eurosistema, como sociedad de compensación. En 2019, Euroclear, basada en Bruselas, operó el equivalente a 837 billones de euros, 10 veces el PIB mundial (*8). ESTAMOS ANTE EL CEREBRO, LA MEMORIA DEL CAPITALISMO FINANCIERO.

Su partner en España es BME (Banca March - Corporación Financiera Alba) como propietaria de Iberclear vendida recientemente a SIX- mercados financieros suizos-. La "comunión" de la autoridad monetaria española y la europea con las corporaciones privadas que gestionan los negocios financieros es tal que esas empresas son uña y carne del Eurosistema, apareciendo en las webs del Ministerio de Economía o en la web del BdE como si fueran auténticos servicios públicos.

El BCE y el BdE participan en "el mercadeo pirata", comprando y asegurando la rentabilidad de las emisiones de deuda de nuestras corporaciones, gracias al "filibusterismo fiscal" de Luxemburgo o Holanda. La implicación de los reguladores (CNMV, BME, Ministerio de Hacienda o de Economía) en ese "laissez passer" - dejar pasar- es tal que, ahora que el BCE invita a las empresas a financiarse en los mercados de deuda corporativa, están en negociaciones para que nuestras patrias empresas dejen de emitir fuera y lo hagan aquí. El rotativo Cinco Días informa que tal trapacería se hace sobre la base de laminar las inspecciones, la obligación de emitir informes y la promesa de BME - ahora controlada por los suizos de SIX- de reducir costes (*9). Todo un compendio de trato de favores y conflicto de intereses entre la política y las finanzas que dejan al Congreso de los Diputados como uno de los lugares donde se negocian las leyes con la "Isla Pirata", cambiando la españolísima Ley de Sociedades de Capital para adaptarla a las necesidades del Capitán Garfio. Naturgy emite toda la deuda desde Naturgy BV en Amsterdam (*10).

Montañas de deuda es tal vez el mejor resumen de la patada hacia adelante a cargo de la gobernanza del capital en pos de aplicar una frágil cataplasma a la debacle en curso. Llueve por tanto sobre mojado. ¿Será esta vez suficiente? ¿Resulta sostenible tal huida hacia adelante? ¿Podrán los sortilegios de la fábrica de dinero y las tenues medidas gubernamentales contener el desastre? O, por el contrario, la hecatombe pandémica será una suerte de «revelador» que, a diferencia de la crisis de 2008, pondrá de manifiesto la impotencia de los trucos circulatorios utilizados masivamente por los bancos centrales para aliviar las insolubles contradicciones del capitalismo desquiciado.

Salva TORRES, Asociación 500x20

Alfredo APILÁNEZ, economista

Josep CABAYOL, periodista

 

Fuente: La quimera de la regulación de alquileres y el New Green Deal europeo

 

NOTAS:

  1. cincodias, El interés de los grandes fondos por Merlin revive la acción de la socimi.

  2. el confidencial, 7 BILLONES EN BALANCE, El BCE ya ha desplegado un billón de euros contra el covid (y seguirá hasta 2022).

  3. Senado del Reino de España, Cristóbal Montoro Moreno, Ministro Hacienda, borrador presupuestos 2017:

    • En economía y apoyo a la empresa, se rebaja la previsión respecto de 2016. La compra de deuda empresarial con fondos del Banco Central Europeo se ha concentrado,en más de la mitad, en tres empresas: Repsol, Iberdrola y Telefónica. En vez de muscular e intentar llegar a cientos de empresas medianas y pequeñas para que aumenten y cojan más tamaño, acumulan en unas pocas, en estas tres, más de la mitad de la compra de deuda que se ha realizado con fondos del Banco Central Europeo.

  4. vozpopuli, El BCE compra 46.111 millones de deuda española a través de su plan de emergencia contra la covid-19.

  5. Banco de España, Eurosistema.

  6. EMISIONES de DEUDA CORPORATIVA española- elaboración de asc.500x20. En amarillo el sector y en recuadro el número de emisiones candidatas. La primera columna es el código ISIN de la emisión y el segundo la corporación emisora y la clase de deuda colocada.

  7. cincodias, El BCE garantiza el 40% de la demanda en la emisión de bonos de empresas.

  8. europapress, Euroclear registra otro año récord. En el 2019 Euroclear basada en Bruselas tuvo 239 millones de transacciones establecidas equivalente a 837 billones de euros por valor. Su partner en españa fue Banca March como propietaria de Iberclear. El sistema es lo suficientemente corrupto si leemos los artículos que hemos publicado sobre esta empresa: ¿ Por dónde pasa el dinero de las transferencias internacionales? clearing en el control geopolítico global (parte-I) y ¿Qué es Euroclear? la empresa que mantiene secuestrado dinero venezolano – clearing en el control geopolítico global (parte-II).

  9. cincodias, Economía modifica la legislación para potenciar la emisión de deuda de empresas. El Ministerio de Economía ha tomado cartas para evitar la deslocalización de las emisiones de renta fija. La modificación prevista de la Ley de Sociedades de Capital incluye un alivio para las empresas que solo coloquen bonos. Ya no tendrán que elaborar un informe anual de gobierno corporativo. Este es uno de los obstáculos que incentiva que los emisores acudan a otros países, como Irlanda o Luxemburgo......

  10. naturgy.com, Naturgy Finance B.V. Naturgy Finance B.V. (NFBV) es una sociedad privada de responsabilidad limitada (besloten vennootschap met beperkte aansprakelijkheid) constituida el 26 de Noviembre de 1993, actualmente con sede oficial (statutaire zetel) en Amsterdam, Países Bajos, y domicilio en Barbara Strozzilaan 201, 1083 HN Amsterdam, inscrita en el Registro Mercantil holandés con el número 24243533. NFBV se constituyó para facilitar la obtención de financiación para el Grupo Naturgy. A fin de cumplir este objetivo NFBV está autorizada para captar fondos mediante la emisión de instrumentos financieros de deuda como valores ordinarios o subordinados.

 

INFORMACIÓN CONSULTADA:

  • Banco de España, EL MERCADO ESPAÑOL DE DEUDA CORPORATIVA DURANTE LA CRISIS DEL COVID-19.

    • {Por último, el gráfico 6 muestra el desglose de las emisiones según el tamaño de las empresas, aproximado por el saldo vivo de sus emisiones de deuda. Se observa que tras la pandemia se ha elevado más de 4 pp el peso relativo de las emisiones realizadas por las compañías de mayor dimensión (aproximadas como el 25 % de las compañías con un mayor saldo vivo), en comparación con el mismo período del año anterior, y que estas compañías acumulan el 78 % de las emisiones realizadas. Este resultado, que también se ha observado en otros mercados internacionales, podría obedecer a un mayor deterioro de las condiciones de acceso a estos mercados de las empresas de menor dimensión relativa por ser percibidas como más arriesgadas, al estar menos diversificadas debido a su menor tamaño o más concentradas en los sectores más afectados por la pandemia. Adicionalmente, estas compañías tienden a proveer un menor grado de información financiera a posibles inversores. De hecho, una proporción mayor de las emisiones realizadas por estas no cuentan con calificación crediticia. Esto, en un contexto de elevada incertidumbre, habría podido desincentivar la adquisición de estos títulos por parte de los inversores. Por otro lado, el menor peso relativo de las emisiones realizadas por empresas de menor tamaño también podría reflejar una sustitución en sus fuentes de financiación, debido a unas condiciones más favorables en el acceso al crédito bancario gracias al programa de avales públicos. En resumen, la evidencia presentada en este recuadro muestra que, tras el fuerte endurecimiento inicial de las condiciones de acceso a los mercados de renta fija de las empresas no financieras españolas al inicio de la pandemia del Covid-19, los costes de financiación tendieron a reducirse paulatinamente, lo que favoreció un aumento de las emisiones.}

  • El Banco de España se lanza a comprar deuda de Telefónica, Iberdrola y Repsol:

    • {En el caso del Banco de España, de momento la institución ha adquirido deuda corporativa de 40 emisiones distintas, de las que más de la mitad correspondían a Telefónica, Iberdrola y Repsol. El BCE comenzó a comprar el pasado 8 de junio deuda corporativa de empresas no bancarias con grado de inversión, es decir, que no fueran consideradas bonos basuras por las principales agencias de calificación crediticia y de momento lleva destinados unos 10.400 millones.El vencimiento mínimo de la deuda corporativa que adquiere el BCE es de seis meses y el máximo de hasta 30 años.}

  • La Vanguardia, Por qué BlackRock domina el presente y el futuro del mundo.

  • Merlin Properties, MERLIN Properties acuerda la venta de su participación en Testa Residencial por €321,2 millones:

    • {MERLIN Properties, Banco Santander y BBVA han formalizado con fecha 14 de septiembre de 2018 un acuerdo con Tropic Real Estate Holding, S.L., sociedad gestionada por fondos inmobiliarios de Blackstone, para la venta del 50,01% de Testa Residencial.Testa Residencial es la compañía líder en el mercado residencial de alquiler en España. Cuenta con una cartera de 10.615 unidades, en su mayoría de vivienda libre, no afecta a regímenes de protección, con unas rentas brutas anualizadas de € 85 millones y una tasa de ocupación del 91,4%.MERLIN Properties adquirió la cartera residencial de Testa, procedente de Sacyr, en julio de 2015. Estaba formada inicialmente por 1.519 viviendas en alquiler, con una valoración neta de € 176,8 millones. Posteriormente, en junio de 2016, llegó a un acuerdo con los accionistas de la extinta Metrovacesa para la escisión y aportación a Testa de su negocio residencial en alquiler, dando lugar a una cartera total de 4.706 viviendas, que se vio posteriormente reforzada con la aportación por Acciona de 1.058 unidades adicionales. Desde entonces, Testa Residencial ha ejecutado con gran éxito su plan de negocio y ha reforzado significativamente su equipo directivo, que ha liderado un crecimiento muy significativo en todas sus magnitudes, hasta alcanzar 10.615 viviendas en propiedad y el liderazgo absoluto en el mercado español}

  • ¿Cuál es la diferencia entre bonos y obligaciones?

  • auriga bonos, ¿Cómo comprar y vender renta fija?: acceso a los mercados.

  • La Información, El BCE insta a las empresas a que emitan deuda para blindarse contra el Covid-19, como alternativa a la banca. El supervisor exige a las aseguradoras que suspendan dividendo por el Covid-19 y el supervisor destaca su rol en la compra de pagarés y deuda corporativa como "respuesta específica a las perturbaciones económicas" de la crisis.

  • cincodias, El BCE eleva a 20.065 millones sus compras semanales antipandemia, máximos desde julio.

  • El Independiente, 10/12/20, El BCE amplía en 500.000 millones sus compras de deuda por el deterioro económico.

  • Cotizalia, El BCE sigue acelerando las compras de emergencia ante la volatilidad del mercado. De este modo, el BCE ha empleado ya 559.454 millones de euros del total de 1,35 billones de la capacidad del programa, lo que representa el 41,4% del mismo, que estará en vigor hasta junio. Luego el programa PEPP se ha elevado a 1,85 billones de euros.

  • el inversor inquieto, La inversión para 2021, de la mano de las decisiones de los bancos centrales. Según Javier Molina, portavoz en España de la plataforma de inversión en multiactivos eToro, los inversores deben plantearse cuándo dejarán de tener efecto las políticas de los organismos centrales que han sostenido la economía durante los meses de Covid-19.

  • Cotizalia, 12/12/2020, El BCE ya ha desplegado un billón de euros contra el covid (y seguirá hasta 2022). El Banco Central Europeo sobrepasa esta barrera con las compras de activos realizadas desde el 13 de marzo. La institución engordará su balance hasta los 8 billones.

  • La Vanguardia, 13/12/2020, Deuda gratis para todos. Ocho años después de la gran crisis, la periferia del euro se financia a tipos cero o negativos. El BCE ha obrado el milagro y ahora toca salir de la crisis, pero los riesgos asumidos son elevadísimos.

  • RTVE, La compra de bonos empresariales por parte del BCE fomentó el préstamo de la banca española a otras empresas.Las compañías españolas emisoras de bonos redujeron sus créditos bancarios. Las entidades financieras redirigieron ese capital hacia empresas más pequeñas (la teoria monetaria niega eso como cierto pues los bancos tienen capacidad de generacion de dinero de curso legal sin necesidad de reservas más alla de las norma contables). La deuda de empresas españolas adquirida por el BCE supone el 11% del total.

  • Bolsamanía. El BCE, la Fed y el BoE en 2021: más festín para las bolsas y más inflación (si lo logran). Habrá un "momento complicado" para Lagarde al discutir "la vida después del PEPP".

  • Plataforma financiera OTMG, Monetización Instrumentos Financieros - Monetización de notas a mediano plazo (MTN). SWIFT bancario, Euroclear y DTCC también conocida como DTCC (The Depository Trust & Clearing Corporation).

  • Holanda, como paraíso fiscal. Compañía de responsabilidad privada o pública (BV vs. NV) o como empresas como Naturgy BV operan desde Amsterdan salvando legislaciones o fiscalidades. Los Países Bajos están clasificados como uno de los lugares más favorables para empresas corporativas en toda Europa. Dicho esto, mientras que los Países Bajos ofrecen ventajas únicas para que una empresa prospere, es vital encontrar el tipo de empresa adecuado para sus necesidades. En este artículo, haremos una distinción entre una compañía privada de responsabilidad limitada y pública de Holanda, también conocida, en holandés, como BV y NV. También discutiremos qué es lo más adecuado para su negocio individual.

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Salva Toirres y Alfredo Apilánez

SALVA TORRES 500X20

ALFREDO APILÁNEZ  RESEÑA

MANCHETA 9