Buscar
00:54h. Martes, 12 de Diciembre de 2017

En recuerdo del entrañable socialista Alfredo Mederos - por Antonio Aguado

 

ALFREDO MEDEROS

Alfredo Mederos - Salud y República

antonio aguadoLa carrera profesional de Alfredo Mederos ha sido sumamente importante y muy reconocida, pero quiero glosar y recordar el compromiso ideológico que le identificaba, en defensa de sus principios y convicciones como socialista entrañable y ejemplar.

En recuerdo del entrañable socialista Alfredo Mederos - por Antonio Aguado, coherente veterano militantes socialista *

 

Acabo de enterarme por la prensa del fallecimiento del buen compañero e integro socialista Alfredo Mederos. Por internet nos solíamos comunicar enviándonos información sobre las inquietudes que compartíamos. Precisamente hoy temprano le remití la conferencia que pronunciará mañana Ángel Viñas en Valencia: “Negrín y Cataluña”. Era un acérrimo negrinista y disfrutaba mucho con las conferencias que impartía sobre la vida y obra de Juan Negrín, tanto en su faceta política como científica, no en vano escribió varios libros relacionados con la represión franquista, fundamentalmente en su isla de La Palma y como catedrático de la Universidad de La Laguna, pudo profundizar en los valores profesionales que atesoraba Juan Negrín.

El currículum académico de Alfredo Mederos era impresionante y su labor didáctica, como profesor universitario, investigador y escritor fue muy amplia. Por esos motivos el Consejo de Ministros presidido por José Luís Rodríguez Zapatero y a propuesta del ministro de trabajo Jesús Caldera en diciembre de 2007,  le premió con la Medalla de Oro al Merito en el Trabajo.

La carrera profesional de Alfredo Mederos ha sido sumamente importante y muy reconocida, pero quiero glosar y recordar el compromiso ideológico que le identificaba, en defensa de sus principios y convicciones como socialista entrañable y ejemplar. Le conocí en mayo de 1978, cuando el PSOE canario celebró en Bajamar –Tenerife-, un congreso extraordinario para integrar a los afiliados del P.S.P. (Partido Socialista Popular). Él con sus intervenciones destacó mucho en ese congreso. Como ponente de la única ponencia a debatir y tomar en consideración referida exclusivamente a la organización y estatutos que iba a facilitar la integración y acogida de los nuevos compañeros, conté con su complicidad y apoyo sobre todo en los dos temas más polémicos y trascendentales como eran que pasáramos a tener nuestra propia identidad a imagen y semejanza de nuestros compañeros socialistas catalanes que al respecto y para adaptar sus estructuras me pasaron sus estatutos.

Teníamos que cambiar el nombre del Partido que hasta ese entonces se denominaba Federación Socialista Canaria del PSOE, por el de Partido Socialista Canario –PSOE- e igual que los socialistas catalanes y vascos, dotarnos de grupo parlamentario propio. Después de un amplio y arduo debate conseguimos que se aprobaran ambas propuestas, pero sólo se materializó la primera y es que la segunda desde Canarias no se defendió ante la ejecutiva federal con la consistencia que por su importancia merecía. No disponer de nuestro propio grupo parlamentario en Madrid, nos ha venido pasando factura y lo solíamos comentar Alfredo y yo coincidiendo con otros compañeros.

El primer Comité Regional de la extinta Federación Socialista Canaria del PSOE se había constituido un año antes en un congreso celebrado en Tafira –Gran Canaria- y pasamos a formar parte del mismo: Ramón Álvarez Braum, Carmelo Artiles, Edith Quiroga, Nestor Padrón, Tano Navarro, Ángel Luís Sánchez Bolaños, José Segura, Carmelo Padrón, Ángel Tristán, Mariano Rosado, Paco fuentes, Rolando Rodríguez, Santiago Alemán, Alfredo Herrera, José Antonio García Déniz, yo….. Era el secretario general Jerónimo Saavedra y presidente Juan Rodríguez Doreste. Con la nueva denominación Partido Socialista Canario –PSOE- se incorporaron al mismo los ya exmilitantes del PSP: Alfredo Mederos, Domingo González Chaparro, Antonio Martinón, Juan Alberto Martin, José Juan Rodríguez, Rafael Esparza, Salvador Martell…..  

Al segundo Comité Regional se incorporaron otros compañeros: Antonio Asensio, Juan Sabater, Paco Pomares, Juan Daniel Quintana, Pedro Afonso, Héctor de Armas….. Desde el primer comité espontáneamente y por afinidad ideológica habíamos creado dos frentes el socialdemócrata y los socialistas ortodoxos. Las reuniones celebradas en un hotel de Tenerife o Gran Canaria, duraban dos días y la correspondiente noche (muchas veces los debates se prolongaban hasta la madrugada). Teníamos grandes y contundentes enfrentamientos dialecticos, que enriquecía la vida orgánica e ideológica del Partido, siendo muy sonados los protagonizados por Carmelo Padrón y Ángel Tristán, pero siempre primaba el respeto y el buen compañerismo, hasta el extremo que cultivamos una gran amistad que perdura desde esa época.   

Las intervenciones de Alfredo Mederos solían ser esclarecedoras y muy constructivas y por su forma de ser, desprendiendo cercanía y afabilidad era un compañero por todos respetado y querido. La palabra nostalgia se suele emplear peyorativamente: “no hay que ser nostálgicos”. Por supuesto que no lo sería si el PSOE hubiera evolucionado positivamente, pero no ha sido así y por el contrario, la perdida de muchos de sus valores de un tiempo a ésta parte, hace que cada vez más algunos recordemos aquellas etapas nostálgicamente, máxime cuando entrañables compañeros como Alfredo Mederos nos abandonan.

Seguro que a mi buen compañero y amigo Alfredo Mederos, le hubiera gustado que me despidiera con la frase que compartíamos y tanto nos identificaba: ¡Salud y República!. Fuiste una gran persona y por tu coherencia socialista, todo un referente de las afiliadas y afiliados del Partido Socialista Canario –PSOE-. Tu legado permanecerá con nosotras/os y guardaré de ti el mejor de los recuerdos.           

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Antonio Aguado Suárez

ANTONIO AGUADO RESEÑA