Buscar
10:29h. lunes, 14 de junio de 2021

la Unión Europea nos ha destinado a ser la taberna de Europa

¿La recuperación económica a qué precio? No más despidos ni más desigualdad - por Carlos Martínez

 

frase martínez

 

¿La recuperación económica a qué precio? No más despidos ni más desigualdad - por Carlos Martínez, politólogo, secretario general del PSLF y expresidente y miembro del Coité Científico de Attac *

 

El gobierno de España está fiando toda su credibilidad a la recuperación económica tras la crisis de Covid 19 y sus consecuencias sumadas a los desastres sociales y antipopulares debidos a las medidas del PP en la crisis de 2008 que se suman sin solución de continuidad a las del coronavirus.

Todas estas políticas de recortes y que provocan despidos como la de concentración bancaria o privatización de los servicios públicos como el de pensiones, las impulsa la Unión Europea que en estos momentos es la campeona del neoliberalismo y de las medidas que solo favorecen a los poderosos en el mundo junto a ciertos gobiernos de América Latina Asia.

En España fiada solo al turismo, ya en la crisis del 2008 le dio un palo a la hostelería pero Rajoy fió el crecimiento solo al sol y playa. La crisis capitalista del 2020 ha derrumbado nuevamente el turismo y el gobierno Sánchez vuelve a fiar la recuperación en gran parte al turismo y la ministra del ramo hace vergonzosas declaraciones, lo hace porque el gobierno de España, no tiene otras recetas que las que la Unión Europea le impone y la Unión Europea nos ha destinado a ser la taberna de Europa. Por cierto estos lodos vienen desde nuestro ingreso en el club de los mercados europeos.

Ahora toda la solución son los Planes de Recuperación y Resiliencia. Estos planes sin lugar a dudas son una cosa buena en principio, pero como señalan diversos autores y economistas progresistas, son insuficientes y tienen unas condiciones inasumibles en materia social y de bienestar además de incrementar de forma exponencial la deuda pública. Son en realidad para que todo el mundo nos entienda en su mayor parte una operación de rescatar al IBEX, las grandes empresas y la banca nuevamente. Queremos afirmar que el PP y la extrema derecha lo harían mejor y de forma diferente, no, en absoluto, lo harían igual e incluso peor porque desde tiempos de Aznar es el PP quien impulsa la actual fase del capitalismo español, que además de ser rentista y vivir, (esos sí y no las y los parados o las y los pensionistas), de la teta del estado es un “capitalismo de amiguetes”, cuestión que el Gobierno de coalición no ha resuelto.

Los fondos europeos no son a fondo perdido y los vamos a pagar vía endeudamiento, porque todo es dinero público, luego haber establecido un control público y democrático de los mismos es imprescindible y ello no quiere decir que los corruptos del PP controlen, sino que las organizaciones sociales y sindicales lo puedan hacer. Porque el dinero público lo ponemos nosotras y nosotros, no cae del cielo, aunque a las manos de los capitalistas si les caiga del cielo y permitir la cacofonía.

¿Cómo se ha gestado todo por parte del equipo Calviño y gubernamental? Pues se ha hecho un real decreto y se ha implementado un proyecto de ley aprobado gracias a la abstención de VOX. Este decreto guiado en realidad por la poderosa y neoliberal Nadia Calviño, tal y como denuncian autores y economistas no desmentidos (porque es verdad) no ha sido redactado por los servicios jurídicos y administrativos de la administración central en Madrid, por otra parte nada neutrales y profundamente neoliberales y con sabrosas puertas giratorias con las asesoras económicas, sino por conocidos despachos de influencia propiedad de sagas de abogados ricos y que defienden los intereses del capitalismo hispano o americano y por parte de consultoras económicas ligadas a esos intereses o directamente con sede central en el extranjero. Pues bien, ellos y no un poder democrático han sido los redactores reales y han tenido en sus manos los textos legales antes que el Congreso de los Diputados. Las quejas del PP son puro teatro pues ese partido está vinculado y teledirigido por esos poderes. El problema es que esto  continúe ocurriendo.

¿Qué es lo que vemos ahora en la práctica? Despidos, desmantelamiento de sectores bancarios e industriales así como de grandes compañías comerciales y de servicios, tanto de telecomunicaciones como de transportes y de otros sectores además del desmoche hostelero. Se está destruyendo empleo de calidad, del que tiene cierto poder adquisitivo, paga impuestos y sostiene la caja de las pensiones. La banca rescatada por Rajoy y ahora por Sánchez-Calviño, está despidiendo a miles de trabajadoras y trabajadores, aún obteniendo grandes beneficios y todo lo que se le ocurre hacer a la ministra de Trabajo es pedir que no se despida tanto y que negocien con los sindicatos, imaginamos que se refiera a CCOO y otro que llevan años sin enfrentarse con energía a la cuestión.

Lo de Abengoa, el sector de construcción aeronáutico, Nissan, las metalúrgicas gallegas… Sufren despidos y cierres de personas trabajadoras que igualmente contribuían y contribuyen y no pasa nada, el turismo nos salvará. Es indignante pero hay que hacer algo y comenzar a movilizarse ya de una vez. A eso hay que sumar el Corte Inglés, H&M o Telecom…     Se está echando a la calle lo mejor pagado y que más cotiza y encima destruyendo tejido industrial. Por no hablar de nuestra agricultura asfixiada por la PAC y las políticas de la Unión Europea. Es decir el PSOE y aliados están haciendo el trabajo sucio del capital y la derecha. Esto desde la transición no es nuevo y forma parte del tinglado corona-grandes empresarios que son los que mandan en el estado español. Una vez más. Por eso como socialistas que somos ni podemos callar ni ocultar, porque estas políticas son las que traen a la extrema derecha al poder y no otras. Eso de que viene VOX es una milonga inútil porque lo que las clases trabajadoras quieren es trabajo, trabajar, ganar sueldos dignos, tener acceso rápido a los subsidios y prestaciones y no tener que acabar en las colas del hambre o desahuciados por culpa de alquileres abusivos. Que para fotocopias mejor el original.

Así pues con los fondos en la opacidad y sin saber las famosas contrapartidas del “2023” y subidas de impuestos a las clases populares o destrucción anunciada del sistema público de pensiones vivimos otro capítulo del socializar la pobreza y privatizar la riqueza que genera el estado a favor de quienes no creen en el estado. Así pues los fondos deben ser controlados y es nuestra obligación informar y denunciar que, tra ellos hay que llamar a la construcción del partido socialista, feminista y ecosocialista que ayude a vertebrar un eje constituyente y republicano, porque todo esto puede suceder y sucede porque la vigente constitución y el vigente régimen no protegen nuestros derechos y nuestro derecho a una vida digna o no condiciona el poder de los propietarios y poderosos en una ausencia de democracia que en el aniversario del 15 M nos permitimos recordar. 


* La casa de mi tía agradece la gentileza de Carlos Martínez

CARLOS MARTÍNEZ PSLF

 

 

 

mancheta 33