Buscar
16:36h. Jueves, 17 de Agosto de 2017

Sobre el Referéndum de Catalunya del 1 de octubre - polr Josep Toló Pallás

 

josep toló pallásNingún “Ciudadano” responsable puede desentenderse de un asunto del que depende nuestro futuro y el de nuestros descendientes.

Sobre el Referéndum de Catalunya del 1 de octubre - polr Josep Toló Pallás *

Ningún “Ciudadano” responsable puede desentenderse de un asunto del que depende nuestro futuro y el de nuestros descendientes.

Otra cosa sería si asumiéramos la condición de “Súbditos”.

Propongo un análisis simple de dos conceptos, cuya consideración permite obtener una opinión razonada.

El primero es el del “Derecho a decidir”

El segundo es el de la “Independencia”

El Derecho a decidir significa, ni más ni menos, el libre albedrío de las personas, de las comunidades, de los “Pueblos” o de las “Naciones”, manifestado y realizado por la acción directa y a través de sus representantes, en los que delega su gestión.

El titular de este derecho natural, mediante su propia voluntad se convierte en sujeto político y determina el ámbito de decisión democrática de las mayorías.

Solo desde las bases, y sin exclusión alguna dentro de su ámbito, se puede construir una auténtica democracia, no condicionada por intereses bastardos inherentes a las democracias organizadas desde la cúspide hacia las bases.

Pero este derecho no lo concede nadie y se debe ganar y preservar cada día, y en este punto la población de Catalunya ha sido constante durante los más de 300 años desde que el primer rey Borbón derogara las Constituciones catalanas.

Esta reivindicación no ha sido solo sólo a su propio favor, sino una reivindicación universal.

¿Cree alguien que hoy existirían las Comunidades Autónomas de Canarias, Andalucía ni ninguna más si la población de Catalunya no hubiera salido a la calle masivamente, por millones de personas, en la década de los años 70, reclamando “Libertad, Amnistía i Estatut D’Autonomía”?

También ha dado ejemplo de este espíritu democrático al reconocerle a la Val D’Arán, territorio occitano situado dentro de Catalunya, este derecho, su propio Estatuto y su Gobierno autonómico denominado “Conselh Generau D’Arán”.

¿Está afianzado el Derecho a decidir?

No pretendo extenderme demasiado para buscar una respuesta en las normas y usos internacionales, españoles o autonómicos, y admito que pueden haber diferentes interpretaciones, incluso algunas interesadas, pero podríamos reivindicar este derecho en alguno o varios de estos hechos:

. La Constitución no ha sido desarrollada ni se cumple en partes muy importantes, una de estas ha dejado a las Comunidades Autónomas, como territorios, sin presencia en el Parlamento al no haber adaptado el Senado como la cámara territorial establecida en la Constitución.

. El apartado anterior condiciona al propio Tribunal Constitucional “central”

. La aprobación y modificación de todos los Estatutos de Autonomía, una vez aprobados por los Parlamentos, autonómico y nacional, son sometidos a referéndum sólo en el territorio afectado, que tiene la última palabra y puede aprobarlo o rechazarlo, y este es un acto claro de “Derecho a decidir”, por encima de la voluntad de ambos Parlamentos, que pertenece solo a la población afectada y no al resto de los españoles.

. Incluso en el ámbito municipal se han dado múltiples casos de segregación, en los que la población de una zona ha podido ejercer este derecho de crear un nuevo municipio mediante referéndum, y sin contar con la aprobación del resto del municipio inicial.

. En todos los casos, el derecho existente está vinculado a un territorio, sus residentes y su voluntad de construir su propio futuro como una sociedad cohesionada en primer lugar, sin olvidar totalmente los derechos y los acontecimientos históricos, en muchos casos diluidos en el tiempo y deformados por un cúmulo de circunstancias.

La Independencia es siempre relativa, ya que ni las personas, ni ningún grupo humano ni territorial es realmente independiente.

Los padres, los hermanos, los abuelos, e incluso las parejas, en general, prefieren que sus hijos, hermanos, nietos o parejas sean independientes de ellos mismos si el no serlo les obliga a vivir infelices en una relación de dependencia forzosa o forzada, pero no se convierten por ello en enemigos, más bien las relaciones mejoran una vez cortado en vínculo de dependencia.

El Ser Humano es un animal social, generoso y amigable, y no le gusta dar saltos en el vacío a menos que no tenga ya nada que perder, pero necesita confianza, como el pájaro que vuelve a la jaula cuando ha comprobado que la puerta está siempre abierta.

Los catalanes solo darán su mayoría a la secesión de España si el trato que reciben, y las consecuencias de la forma de gobernar el Estado les resulta manifiestamente insoportable, al igual que puede pasar en todos o parte del resto de territorios.

También pondrán en la balanza las perspectivas de autogobierno y la calidad de las candidaturas que les sean presentadas.

Por desgracia, muchos españoles de fuera de Catalunya no pueden entender la situación en su conjunto, debido al tratamiento de la información desde una óptica unilateral, vetando el punto de vista de los partidarios del derecho a decidir y a los independentistas, que sería muy bueno conocer incluso para poder rebatir sus razones con razones y no con elucubraciones.

 

Es posible que se frustre esta ocasión del 1-10-2017, incluso que se cierre la herida en falso, con lo que se habrá perdido una gran oportunidad de resolver el problema, que irá resurgiendo una y otra vez a medida que las nuevas generaciones vayan tomando las riendas, al igual que ya pasó en los años 30 del siglo pasado.

EN RESUMEN:

La decisión sobre el “si” o el “no” a la independencia de Catalunya tiene solo 2 protagonistas:

La población catalana que quiera decidir su futuro como Sujeto Político, por un lado, y todos los que quieren evitarlo, por otro.

En cambio, el Derecho a Decidir es  un concepto universal, un bien a defender, que afecta a todo el mundo, a todas las Comunidades Autónomas y, por ejemplo, en el caso de las Islas Canarias, que han visto anulado este derecho en el caso de los sondeos petrolíferos, y pueden verlo también anulado en múltiples asuntos, como en la gestión de puertos, aeropuertos, ocupación militar del territorio, recursos marinos o relaciones con África.

Otros territorios pueden tener necesidad de decidir sobre sus gentes, tierras, aguas, centrales nucleares, etc.

Artículo de Josep Toló Pallás, del día 19-06-17, en La Laguna

- En La casa de mi tía por gentileza de Josep Toló Pallás

josep toló grande