Buscar
14:26h. Sábado, 14 de diciembre de 2019

Reflexiones sobre la unidad popular y la cuestión electoral - por Alejandro Floría Cortés

"La Unidad Popular reclama la presencia en su organización de los individuos y las colectividades que componen el Pueblo..."

Reflexiones sobre la unidad popular y la cuestión electoral - por Alejandro Floría Cortés *

1. La Unidad Popular reclama la presencia en su organización de los individuos y las colectividades que componen el Pueblo. 
Los primeros aparecen como independientes, avalados por su solvencia gestora y operativa, por su capacidad de interlocución o por ambos aspectos y siempre reconocidos por su Pueblo, que los reclama.
Las colectividades abarcan desde las unidades elementales de convivencia (asociaciones de vecinos, barriales,...) hasta los movimientos sociales de cualquier temàtica, pasando por agrupaciones profesionales, las relaciones laborales (sindicatos) y los partidos políticos.
Ninguno de estos elementos puede predominar sobre los demás y todos están presentes, debiendo imperar en la organización la solidaridad (hay prioridades que deben ser satisfechas, se construye un pueblo fuerte), la cooperación (la operativa es conjunta para la satisfacción de las necesidades, la participación y la decisión directa) y el apoyo mutuo (las colectividades y los individuos aportan sus capacidades para que ningún miembro sufra carencias).
La Unidad Popular no se centra en la representación porque el Pueblo no está ausente. La movilización debe ser constante.
En el marco sociopolítico actual este concepto tiene la capacidad de alcanzar las instituciones y trabajar en dos sentidos: una pedagogía de la libertad y una oposición a la legislación que impide el desarrollo de esa libertad, individual y colectiva, de la autogestión del Pueblo de todo lo que le compete.

2. La Unidad Popular no es una cuestión nominal ni mucho menos electoralista. Se trata de una cuestión esencial al bienestar del Pueblo, que se organiza de la forma en que quiere vivir aun cuando no ha alcanzado el poder en las instituciones actuales.
El Pueblo transforma, aún sin tomar el poder, porque su Unidad contraviene el status del que se alimenta y retroalimenta el capitalismo: competencia, conflicto, carencia, necesidad, exclusión, desigualdad, deuda...
No hay Unidad Popular sin Pueblo Unido.
El Pueblo Unido no permite la manipulación de los medios de masas, la desprecia y la denuncia, está bien informado, crea medios alternativos, conoce la realidad y evalúa, determina y construye sus opciones.
El Pueblo Unido garantiza vivienda, sustento, cuidados sanitarios, educación y actividad a sus miembros a través de su organización, de su intervención en las instituciones y de la acción directa.
El Pueblo Unido se manifiesta en la lucha contra el sistema actual personándose en los conflictos con el mayor alcance y la mayor participación posible: el ámbito estudiantil no es ajeno a un conflicto laboral o vecinal, un barrio no da la espalda a otro, los gremios no luchan de forma independiente, ni miran a otro lado ante las amenazas a los derechos de otros gremios. No habrá mejor soporte para un movimiento social (ecología, vivienda, cultura, economía,...) que una respuesta vecinal masiva.
El Pueblo Unido coopera, colabora, mejora y se hace más fuerte.

3. ¿La Unidad Popular pasa por la Unidad de la Izquierda? 
¿Y qué es la Izquierda, realmente? ¿Tan sólo una situación espacial relativa a otra posición? Mientras se esté a la izquierda de la Derecha, ¿se es Izquierda por muy extrema que sea la Derecha?
Esta relativización es premeditada y, es claro, apunta a la manipulación de los medios y a la perversión del lenguaje utilizado por los mismos.
Ahora bien, ¿son aceptables estos dos cómodos sacos?
- Izquierda: Pueblo, Colectivo, Público, Libre, Cooperación, Participación y Decisión Directas, Justicia, Autogestión, Respeto y Apoyo Mutuo, Horizontal.
- Derecha: Capitalismo (con cualquier rostro), Corporaciones, Privatización, Competencia, Desigualdad, Privilegios en Justicia y Legislación, Vertical.
Sumen conceptos en un lado y en otro. Conviértanlos en políticas.
¿Qué hay más revolucionario que un Pueblo que decide directamente por sí mismo, que participa activamente en todo lo que le concierne, que se autogestiona...? 
¿No es acaso el propio Pueblo el espacio para la Unidad Popular?

4. El Pueblo Unido desde la Izquierda.
A falta de canales de TV tenemos muros coherentes, humildes y radicales desde los que contar cosas. Nada que los oficialismos de cualquier índole no conozcan ya, pero no les hablamos a ellos.
Se han manipulado muchos conceptos sobre la Unidad Popular con una clara intención electoralista hasta, casi, oscurecerlos, a pesar de lo evidente de los mismos:
- La Unidad Popular empieza en la Izquierda, donde se asumen conceptos esenciales: Pueblo, Colectivo, Público, Libre, Libertad, Igualdad, Cooperación, Participación y Decisión Directas, Transparencia, Justicia, Autogestión, Respeto y Apoyo Mutuo, Horizontalidad... entre otros.
- La Transversalidad es una falacia electoralista que se burla de la desinformación y la manipulación a la que se somete al Pueblo. Pura mercadotecnia para santificar un Centro autocomplaciente, desmovilizado y sin espíritu crítico.
Tenemos conceptos, ideas, programas y los encontrarán donde siempre: a la Izquierda.
- Aunque la Derecha se vista de Centro, Derecha se Queda. 
La Derecha tiene un  déficit democrático, social y emocional como, a la vista de todxs, ha plasmado en sus políticas para una minoría: el corrupto legisla y ejecuta para el corruptor.
- No hay Unidad Popular sin Pueblo Unido. 
- Ningún partido político es por sí mismo un espacio para la Unidad Popular. Tan sólo es una parte activa màs del Proceso y de la Organización, en el que aportará sus características diferenciadoras en favor de las mismas.
- Son inadmisibles las guerras de guerrillas, las quintacolumnas, el oscurantismo, y en general todo aquello que contraviene la evidencia de que si no hay Unidad en el ámbito de cada agente interviniendo en el Proceso y Organización de la Unidad Popular, así como entre los mismos, ÉSTA NO SERÁ POSIBLE.

Saludos Cordiales

* En La casa de mi tía por gentileza del autor