Buscar
18:54h. martes, 30 de noviembre de 2021

Remuneraciones oficiales de por ahí - por Nicolás Guerra Aguiar

 

frase guerra

dinero lavado

 



Remuneraciones oficiales de por ahí - por Nicolás Guerra Aguiar *

El señor Martínez-Almeida, alcalde capitalino del Estado Autónomo de Madrid y, a la vez, asociado a España -”¿Qué es Madrid si no es España?”- se ha puesto serio: rechazará la subida salarial propuesta por el señor presidente del Gobierno central -entre 2,5 y el 3,5% durante los próximos cuatro años- pues en las actuales circunstancias económicas los políticos han de dar ejemplo, pregona con patriótico y pletórico coraje. 

martínez almeida

  Es decir, renuncia cual Çid Campeador a que su sueldo total de casi ciento nueve mil euros (109 000) se vea aumentado en la revolucionaria cantidad de dos mil setecientas (2700) unidades euriles anuales, es decir, ciento noventa y dos   mensuales a lo largo de catorce pagas. Quienes ejercen en política, traslada como mensaje casi divino, son los primeros que deben dar ejemplo. Honor y gloria a tan comprometido proceder. Cunda el espécimen por doquier. Pregónese.

almeida ayuso

  Por fin, al fin, una voz coherente, responsable, socialmente concienciada. (No aciertan los comunistas cuando insinúan intencionada táctica para contrarrestar el intelectual tsunami de la señora Ayuso y no perder la presidencia del PP madrileño.) Otros, sin embargo, guardan silencio, esconden sus pálpitos en las esquinas de la desfachatez y miran para cualquier lado cuando les descubren que superan en treinta y cinco o cuarenta mil euros a un catedrático universitario (Información Salarial de Puestos de la Administración reproducido por el portal de transparencia de Newtral: elplural.com, canalla de periodistas. ¿Dónde está la fragairibarneana Ley de Prensa e Imprenta de 1966? ¡Urge su recuperación!). 

LA CODORNIZ  FRAGA LEY PRENSA

  Catedráticos, titulares o profesores asociados (algunos de estos no llegan a los ochocientos euros mensuales) dedicados, por ejemplo, a la investigación para lograr una vacuna más efectiva contra la covid. O a estudiar los comportamientos de los volcanes: sus aciertos, por ejemplo, han evitado tragedias humanas. O a instruir desde las aulas para contrarrestar, por ejemplo, la degradación del Planeta... 

ciencia

 Tales desajustes económicos se dieron y dan hasta en las mejores familias  psocialistas, podemistas, pepeístas, ciudadanistas… ¿Un ejemplo muy cercano? Nueve años atrás el señor Rivero, presidente del Gobierno de Canarias, sobrepasaba en tres mil euros anuales al señor Rajoy (redacción@sueldospublicos). Y  el señor presidente del Cabildo tinerfeño (2018) ganaba ochenta mil euros brutos al año (elDiario.es), veinticuatro mil más que el catedrático universitario señalado.

paulino alonso

  Pero hay más. El Ayuntamiento capitalino del Estado independiente madrileño es exquisitamente dadivoso con las nóminas de algunos de sus altos mandos, a fin de cuentas debe ser  consecuente con la muy respetable esencia ideológica: también la libertad para decidir emolumentos es pureza definidora del liberalismo, pues ambas voces arrancan de raíces lingüísticas latinas, libertas – liberāl, respectivamente, con la misma estructura inicial (liber-).  

begoña villacis  Así, por ejemplo, la señora vicealcaldesa percibe casi ciento siete mil euros anuales por su condición de tal (otra vez las hordas comunistas: inventan que hubo engodo con dinero público para conseguir el sí de Ciudadanos). Otros diez concejales del mismo grupo de gobierno rondan los cien mil (es decir, casi ocho mil al mes). Y el señor Almeida, el padre del venerable mensaje (“Los que estamos en política deberíamos ser los primeros que demos ejemplo, y eso quiere decir, que subidas salariales del 2% en este momento para cargos públicos no sean las más adecuadas”) mantiene la nómina más jugosa entre los alcaldes españoles. 

    No obstante, a pesar de reticencias y ciertos pudores e impactos contra purezas éticas, a los beneficiados salariales de todos los partidos no les queda más remedio: aceptan las cosas como vienen, así dictan el destino, el hado, el sino fatal, como le sucedió a don Álvaro, el protagonista de la obra teatral del duque de Rivas. Tales circunstancias las impone el ultraliberalismo, es decir, la extremista liberación de sueldos aprobados por las propias instituciones municipales, los correspondientes gobiernos, los mismos parlamentos. 

don álvaro

  A fin de cuentas tal pensamiento liberal al cual todos se acogen defiende también la libertad económica y se opone a la intervención del Estado -es decir, los poderes y órganos de gobierno de un país soberano- en temas relacionados con el desarrollo mercantil (nunca desarreto, como registra el Diccionario básico de canarismos). Por tanto, cuando elegimos a otros para que gobiernen debemos tener muy claras nuestras limitaciones posteriores: no podremos inmiscuirnos en disparatados sueldos u honorarios, autorregalos. 

  Digo “disparatados sueldos” (‘contrarios a la razón’) y no me equivoco: el político es servidor público, y para ejercer como tal no se le piden competencias profesionales, capacidades ajenas a buenas intenciones. Sin embargo al científico se le exigen raciocinios, argumentaciones, intelectos, objetividades, metodologías, demostraciones evidentes, observaciones experimentales… Son requisitos indispensables para que los estudiosos concluyan verdades con rigor. 

puerto de granadilla  Sin desvalorar o infravalorar la labor administrativa de los políticos, sí me permito tres interrogaciones retóricas. ¿Qué fue más importante para nuestra sociedad canaria, la construcción de otro puerto en Tenerife para contentar a los amigos del cemento o el estudio científico rigurosamente objetivo que concluyó la futura inoperatividad del mismo? ¿Por qué navajeos, conjuras, conflagraciones entre aspirantes del mismo partido para figurar en sus listas electorales, guerra fría incluso fratricida en detrimento de la propia organización?  ¿Por qué, al contrario, los jóvenes científicos españoles huyen despavoridos, corren como escapando de Satán y buscan ubicarse en centros de investigación europeos o norteamericanos? Los primeros buscan los tres o cuatro mil eurillos mensuales para ir tirando. Los segundos conocen el alcance de sus responsabilidades. 

chica chico viaje

  En esta España de tragedias sociales a millones, desastres naturales  sin inmediatas compensaciones económicas para dignificar la condición humana de las personas directamente afectadas (La Palma, por ejemplo), ¿puede doña Sofía de Grecia percibir anualmente ciento quince mil (115 000) euros de nuestros impuestos, sesenta mil más que un catedrático? ¿Puede la señora Ortiz Rocasolano, por su condición de esposa del jefe del Estado, ingresar en su cartilla de ahorros la nada simbólica cantidad de ciento cuarenta mil (140 000)? ¿Puede el señor Borbón y Grecia triplicar los ochenta y cinco mil (85 000) percibidos por el presidente del Gobierno? Pues sí: en este país es posible. Más: real.


* La casa de mi tía agradece la gentileza de Nicolás Guerra Aguiar


 

 

mancheta 33