Buscar
09:56h. Viernes, 26 de Abril de 2019

El señor Antona acaso pisa seba mojada - por Nicolás Guerra Aguiar

 

FRASE NICOLÁS

El señor Antona acaso pisa seba mojada - por Nicolás Guerra Aguiar *

seba nicolás

ASIER ANTONAEl señor Antona Gómez, presidente del Partido Popular canario, denuncia con rigor y sensatez la pasiva actitud del Gobierno de Canarias ante la urgente necesidad de viviendas sociales (teldeactualidad, Opinión; 23 de diciembre).

 

ANCIANA BASURAY tiene razón el joven: no hay política social que emane de las instituciones autonómicas a pesar de que “El riesgo de pobreza se extiende en las islas al 44,6% de la población” (canarias-semanal). La gravísima realidad es perfectamente visible, por ejemplo, junto a contenedores de basura: muchas personas los revuelven a la búsqueda de algo para vender… o comida. Tal sucede en los del supermercado cercano a mi vivienda.

El señor Antona Gómez es, además, parlamentario regional y presidente del Grupo Popular. clavijo antonaEn puridad organizativa forma parte de la oposición al Gobierno del señor Clavijo, pero su bonhomía y buena fe lo revisten también de colaborador, urdidor de ppacctos -hasta donde fuere menester por el bien de la sociedad- y consuelo de CoATIción Canaria durante etapas de pesadumbres existenciales. Pero unas veces desde el proscenio -y otras fuera de escena- eleva la voz y las palabras frente a su protegido y escribe, por ejemplo: “La política de viviendas del Gobierno de Canarias se caracteriza por su falta de planificación y escasa inversión, así como por medidas sin coherencia ni objetivos claros, y una evidente ausencia de agilidad y transparencia en la gestión”.

Lo cual, así de pronto, me resulta algo incoherente: hay supuesta sensibilización sobre viviendas sociales (quizás solo sea argumento propagandístico); pero acaso le tira más la estabilidad psíquica del señor Clavijo, pues la abstención pepera en algunos temas vitales para Canarias podría hacer triunfar propuestas de PSOE, Podemos y Nueva Canarias, juntos de mancomún. Una, mismamente, se refiere a las tales viviendas sociales.

ANA BOTELLA BLACKSTONEY aunque tampoco es manifiesto el revolucionario compromiso social en comunidades gobernadas por los populares, me impactan no obstante las condenas recién dictadas por el Tribunal de Cuentas contra la señora Botella -exalcaldesa de Madrid (Partido Popular) y siete miembros de su equipo por la venta a sociedades del fondo buitre Blackstone de casi dos mil viviendas públicas protegidas: “El Tribunal cifra en 25,8 millones de euros el perjuicio que esta operación ocasionó a la Empresa Municipal de la Vivienda” (diario ABC, 28 de diciembre).  Es, exactamente, lo que el señor Antona llama “ausencia de transparencia en la gestión”… pero él se refiere al Gobierno canario.

Para el Tribunal de Cuentas hubo negligencias. Entre ellas, tres: el Ayuntamiento madrileño no abrió el obligatorio procedimiento público de venta, lo cual impidió la participación de otras empresas interesadas; no hubo rigurosa tasación previa de los bloques vendidos e, incluso, rebajó dos millones de euros al precio inicial de venta… a petición del comprador.

lope de vega¿Qué interés se le siguió al grupo de gobierno pepero para dejar de percibir casi veintiséis millones de euros por la venta de los edificios, hoy revalorizados un doscientos cincuenta por ciento? ¿Qué tenía la sociedad compradora para que el Ayuntamiento buscara su amistad, y cubierto de rocío o tarosada implantara noches de invierno, escuras? ¿Acaso lo intuyó con antelación de siglos el madrileño Lope de Vega y, por ende, escribió

Allá en 4º de mi Bachiller (decenios ha, ¡karajo!) traducíamos fábulas latinas. Una de ellas es de Fedro. Dice su comienzo: Peras imposuit Iuppiter nobis duas (‘Júpiter nos puso dos alforjas’). Y continúa (prosifico y resumo): una delante, cargada con vicios ajenos; otra detrás, con los propios. Así, no vemos los nuestros sino los de otros. 

fedro

Esta referencia, señor Antona, no encubre crítica personal, recriminación o sermón moral, líbreme Dios de tales osadías: a fin de cuentas usted ni era alcalde de Madrid ni formaba parte del equipo de gobierno. Acaso podría afectarle -simbólicamente- su silencio desde el inicio de la movida ( 2016) cuando se constituyó la comisión de investigación para analizar, entre otros temas, “aquellas operaciones […] que pudieron ser lesivas para el Ayuntamiento y los intereses generales” (períodos del señor Ruiz-Gallardón y la señora Botella, 2003 -2015). Usted -constitucional derecho- guardó silencio.

diccionario de canarismosPor tal razón me refiero a la “seba mojada” en el título de este artículo (voz seba no registrada en el Diccionario de la RAE). La yerba resbala, y el partigazo (palabra solo localizable en el Diccionario Básico de Canarismos) puede ser contundente amén de jodelón y acaso esconchabador (todo, por supuesto, cuando sin prudencias se pisa la pegada a las piedras).

De ahí que la experiencia recomienda el uso de alpargatas de esparto, pues se fijan bien a la roca húmeda para evitar tal improvisado vuelo e inmediato culazo, sobre todo a edades ya maduras y desencajables estructuras óseas y dentales. (Gente hay alpargatas canarias-tras la caída y con el culo en carne viva- cuya primerísima reacción es mirar a diestro y siniestro por si alguien anda entre estentóreas carcajadas o coñonas sonrisas. Segundo comportamiento con el cual me identifico cuando el partigazado es el enteradillo de turno que avisa a su hijo –“¡Ayose del Niño Jesús, no corras; cudiao con la seba, que rembala!”-... segundos antes de su cachimbazo. Zona de seba mojada, por otra parte, a la cual no acceden niños ya experimentados. Por tanto, espacio sereno. La Naturaleza es sabia.) 

No obstante, señor Antona, tiene su señoría la gran oportunidad de desfacer el entuerto en el cual lo metieron sus correligionarios políticos madrileños. Su artículo fue publicado antes de conocerse la sentencia condenatoria: por tanto, cabía la presunción de inocencia. Pero ya está invalidada tras el fallo judicial.

Lo definen a usted como hombre honesto, interiormente crítico con la descomposición ética de algunos sectores populares (otros son de intachable conducta, otros). Así, tal como denuncia usted al Gobierno canario, condene a la par el delito del PP municipal madrileño: lo recomienda la coherencia. (La cosa no resulta fácil: la señora Botella es la costilla de quien, desde la Sabiduría infinita, guía al señor Casado.)

casado aznar botella

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Nicolás Guerra Aguiar

nicolás guerra reseña

 

MANCHETA 8