Buscar
07:24h. sábado, 21 de mayo de 2022

La señora Ayuso y el revolucionario subconsciente - por Nicolás Guerra Aguiar

 

F NICOL
ISABEL DÍAZ AYUSO
ISABEL DÍAZ AYUSO

La señora Ayuso y el revolucionario subconsciente - por Nicolás Guerra Aguiar

De entre los distintos “-ismos” surgidos bajo el denominador común de vanguardias o Vanguardismo desde los iniciales años del siglo XX hubo uno de especial interés  -el Surrealismo-, artística y socialmente revolucionario: pretendía “cambiar la vida”. 

EXPOSICIÓN SURREALISTA TENERIFE 1935
EXPOSICIÓN SURREALISTA TENERIFE 1935
MARX Y FREUD
MARX Y FREUD

  ¿Y cómo se lograría? Pues, sin entrar en detalles y de manera muy elemental, consistía en combinar planteamientos del psiquiatra Freud (los impulsos almacenados y reprimidos en el subconsciente deben ser liberados) con un programa marxista (hay que ayudar al ser humano para que se redima de la represión impuesta por la sociedad occidental: en este caso, la Europa burguesa). En definitiva, el subconsciente guarda experiencias acumuladas y estas, a través del psicoanálisis, deben salir a la luz para estabilizar al ser humano. 

FREUD
FREUD

  Pero la señora Ayuso, presidenta de la comunidad madrileña, no necesitó de psiquiatras, drogas, sesiones clínicas  o hipnosis para retrotraerse a sus infancias y primeras juventudes, para revolver en ese inmenso depósito de experiencias vividas  (según Freud, las almacenamos desde las más tiernitas y angelicales edades) sobre la educación patriótica de “su España” ya dos veces milenaria según ella, ¡desatino!

ISABEL DÍAZ AYUSO
ISABEL DÍAZ AYUSO

  Así, la señora Ayuso se despachó a gusto (y a disgusto de la Historia) con su discurso oficial el 2 de mayo, fecha en la cual se conmemora el levantamiento de 1808: el pueblo madrileño (¿o acaso parte de él?) se enfrentó al Ejército francés tras la ocupación militar. Y lograron echarlo, bien es cierto. Y el Borbón Fernando VII regresó a España (1814) y volvió a reinar con el favor de los madrileños sublevados... salvo las minorías avanzadas, contrarias al tradicional despotismo palaciego.

DOS DE MAYO EN MADRID, GOYA
DOS DE MAYO EN MADRID, GOYA

 ¿Consecuencias de su regreso? Ese mismo año “El Deseado” suprime la Constitución democrática de las Cortes de Cádiz (“La soberanía recae en la Nación”), recobra el absolutismo y persigue a los liberales: cárceles, condenas, asesinatos, exilio...

Fusilamiento de Torrijos y sus compañeros - por Gisbert
Fusilamiento de Torrijos y sus compañeros - por Gisbert

(Por cierto: intelectuales españoles refugiados en Inglaterra y Alemania conocieron los avances del Romanticismo -tardío en su arribada a España, aun más a Canarias-, no solo movimiento literario sino -y sobre todo- una nueva forma de entender la vida, la sociedad, a la misma naturaleza. Anduvo siempre a la búsqueda de la libertad, planteamiento revolucionario que se extendió a la América española para comenzar y lograr su independencia.)

CONGRESO DE CÚCUTA
CONGRESO DE CÚCUTA

 Escribo más arriba “a disgusto de la Historia” porque se le fue el baifo en distintas afirmaciones leídas en los folios que manejaba, contundentes y patrióticas afirmaciones que me llevaron a recordar las  defendidas en el periódico La Provincia (1937) por el entonces director del Instituto de Segunda Enseñanza Pérez Galdós, miembro de la Comisión Depuradora C de Las Palmas encargada de velar por el régimen “Nacional-sindicalista, totalitario, autoritario, unitario, ético, misional e imperialista”. Por tanto, para él la Constitución de las Cortes de Cádiz fue “el triunfo de la serpiente” (¿el ofidio? ¿El príncipe de los ángeles rebelados?) Vayamos, pues, por partes. 

  1. “Napoleón estuvo ciego cuando intentó invadir una nación con dos milenios de Historia”, dijo la señora presidenta (y no tuvo tonturas, ni vergüenza). Suena a coña carnavalera si tal aseveración no hubiera sido hecha en acto oficial y público ante invitados, televidentes, escuchantes, periodistas de la prensa escrita...

  Porque España como nación (es decir, país, estado, ‘Conjunto de personas de un mismo origen y que generalmente hablan un mismo idioma y tienen una tradición común’) surge a finales del siglo XV con los Reyes Católicos, unificadores de los dos reinos más importantes. 

   2. “La nación se forjó desde la romanización” (¿acaso desde el año 218 a. C. tras el desembarco romano en Ampurias?). ¿Fue Hispania, entonces, mucho más que una provincia hasta la llegada de los pueblos godos, siglo V? ¿No entraron los “bárbaros” a causa de la decadencia del Imperio Romano del que la Península -salvo Vascongadas- formaba parte? Recordemos que las famosas calzadas romanas fueron construidas precisamente para unir las provincias administrativas gobernadas por pretores (latín praetor), algo así como los futuros virreyes españoles en América. 

  3. ¿”La España perdida” por la invasión musulmana? ¡Qué disparate, señora! Desde el año 711 las tierras peninsulares comienzan a ser conquistadas por gentes del Norte africano. Allí se establecieron tras la derrota ante los franceses (Chanson de Roland)… hasta la rendición de Granada, 1492, último reducto. (Por cierto: Granada fue árabe durante casi ocho siglos. Y como provincia española tiene 530 años.)

  Solo desde el punto de vista lingüístico (Rafael Lapesa, Historia de la lengua española), “El elemento árabe es el más importante del vocabulario español después del latino”. ¿De dónde, si no, tomó el castellano voces como alcalde, aljibe, almohada, alcázar, alcachofa, zanahoria, azúcar, algodón, aceituna, alfalfa, tarifa, aduana, aldea, zaguán (hoy en desuso), alguacil, alcohol, jarabe, algoritmo, guarismo…y así hasta varias miles? ¿Y los topónimos Alcalá, Guadalajara, Guadalquivir, Gibraltar, Algeciras…?

RAFAEL LAPESA
RAFAEL LAPESA

  ¿Quiénes introdujeron en la geografía peninsular nuevos instrumentos y nuevas melodías musicales, especias y hierbas para la medicina y la cocina, la serena arquitectura diseminada por toda la Iberia, el ajedrez, las matemáticas, los caballos de pura raza, deslumbrantes palacios medievales llenos de luz, jardines, amplísimos baños, azahares para los cuerpos, dominio de la sencillez frente a recargamientos? (Si visitara Granada compare, estimado lector, la belleza natural de La Alhambra granaína con el edificio colindante, el palacio de Carlos V.) La conquista de Andalucía termina, pues, con una Cultura (con mayúscula), la árabe, infinitamente superior a la desarrollada en los distintos reinos medievales.

LA MURALLA ÁRABE DE MADRID
LA MURALLA ÁRABE DE MADRID

  ¿Y a estos ocho siglos de permanencia árabe los denomina la señora Ayuso “España perdida”? ¿Incultura suprema, torpeza, osadía, ignorancia plena, supina, máxima? (¿No será víctima la señora de una jugarreta del subconsciente, empeñado en identificar su desajuste cultural con los marroquíes de las pateras que siguen llegando a las costas españolas?) 

MUSULMANES EN ESPAÑA
MUSULMANES EN ESPAÑA

  Si la señora fuera capaz de ponerse en manos de un especialista en recónditos subconscientes, quizás podría descubrir que la historia de una de las dos Españas a las que ella también se refiere nada tiene que ver con la verdad histórica. Y de paso, quizás podrían aflorar las razones de tal insensatez.

DÍAZ AYUSO
DÍAZ AYUSO
ESPAÑA MUSULMANA
ESPAÑA MUSULMANA

  Madrid – Maŷrit – مجريط unica capital europea de origen y nombre árabes

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Nicolás Guerra Aguiar

NICOLÁS GUERRA
NICOLÁS GUERRA

 

 

MANCHETA FEBRERO22