Buscar
19:36h. martes, 25 de enero de 2022

El Servicio de Urgencias del Hospital Insular y el tren al Sur de la isla de Gran Canaria - por Antonio Aguado

 

FRASE AAS

 

El Servicio de Urgencias del Hospital Insular y el tren al Sur de la isla de Gran Canaria - por Antonio Aguado, coherente veterano militante socialista *.

 

Desde hace mucho tiempo, el Hospital Insular viene sufriendo graves deterioros en la prestación de los adecuados y oportunos servicios a los pacientes, debido al déficit tan grande que tiene de recursos, sobre todo de espacio y capacidad en las diversas especialidades por plantas, que se están viendo en la obligación de retener en sus instalaciones a pacientes con el alta, que deberían ser derivados a centros socios sanitarios, algo imposible como consecuencia, de la escasez de plazas en esos centros para acogerlos.  

Pero fundamentalmente es el Servicio de Urgencias, con el gran hacinamiento que diariamente viene sufriendo, el que se encuentra en peor situación. Cada hueco es ocupado por pacientes en camillas, aglomeradas unas al lado de otras y sin que puedan tener entre ellos, un mínimo de privacidad y comodidad. El gran esfuerzo y dedicación que los/as profesionales vienen realizando, debido a esas condiciones tan lamentables, que  están soportando les afecta física y anímicamente.

Esta situación no es nueva y ha sido inconcebible que estando la antigua Facultad de Ciencias de la Salud (CULP), situada justo al lado del referido Hospital Insular, cerrada y abandonada, cuando en junio de 2018 constituimos la Plataforma Reivindicativa Socio Sanitaria de Canarias, desde hacia mas de once años, no se hubiera realizado las gestiones oportunas, para aprovechando sus instalaciones ampliar y mejorar los diversos servicios del hospital y sobre todo el de Urgencias.

Desde que nos constituimos, han sido innumerables las reuniones que hemos tenido con los responsables institucionales, hasta lograr que la ULPGC que tenia el edificio cedido, lo devolviera al Cabildo como su legitimo dueño y éste desde hace aproximadamente un año, lo ha vuelto a ceder en ésta ocasión al Gobierno de Canarias a través de la Consejería de Sanidad, para tratar de aprovechar su espacio.

Hasta que mediante el necesario y adecuado proyecto se haga realidad, nos preocupa la dilación y puesta en práctica del mismo. Nosotros desde hace más de dos años, redactamos y le facilitamos, tanto a la Presidencia del Cabildo como a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, un documento titulado: “realidades del CHUIMI (Complejo Hospital Universitario Insular Materno Infantil) y alternativas”.

De entre estas por su eficacia, sencillez y bajo coste, contemplamos que en una primera fase y por su gravedad, prioritariamente se acometiera la ampliación y mejora del Servicio de Urgencias, aprovechando el espacio que en su misma planta dejaría las Consultas Externas, que por su poca complejidad podrían en muy poco tiempo ser trasladadas al antigua edificio del mencionado CULP. Eso ya se podía haber hecho y el calvario que han venido soportando los pacientes, sus familiares y profesionales del Servicio estaría superado. Ya con las siguientes fases, se complementaría con la completa integración del CULP, e incluso, con el antiguo espacio anexo del Instituto Anatómico Forense, también desde hace varios años cerrado y abandonado para que formen parte del conjunto del Complejo.

Para la adecuada y necesaria descongestión, se deberá tener en cuenta la dotación suficiente de camas de transito, para ser derivados sus pacientes, a los diferentes servicios de especialidades en plantas. Esta medida  facilitaría especialmente la falta de presión y alivio del de Urgencias. Igualmente la derivación de los pacientes que procedan, se debe realizar a los centros socio sanitarios correspondientes.

Lo que no es de recibo, es que mientras en el Hospital Insular en general y su Servicio de Urgencia en particular, se está viviendo situaciones realmente dramáticas y en condiciones tercer mundistas, se esté tratando llevar a efecto un proyecto desmesurado e inútil, como es el del tren al Sur de la isla, con un coste al principio de nada menos que de 1.650 millones de euros.

Máxime cuando podríamos dotarnos de un transporte público, mucho mas ágil, eficaz y sumamente menos costoso, mediante guaguas articuladas eléctricas, qué por su versatilidad, podría cubrir esa ruta y las de toda la isla y en momentos puntuales donde lo exija su demanda, cosa que no se podría hacer con el tren.

¿Por qué para un proyecto de esta característica y tan costoso, no se ha abierto un debate en la sociedad acerca de su conveniencia?. El Cabildo de Gran Canaria nos debería informar, acerca de la decisión adoptada por el de Tenerife, que teniendo previsto igualmente, la construcción de un tren al Sur de la isla desde que gobernaba Coalición Canaria, nada más llegar el actual gobierno presidido por Pedro Martín del PSOE, paralizó el proyecto y ya está cuestionando su realización, que probablemente no se ejecutará. 

Han sido muchos los grandes pero innecesarios proyectos, que hemos tenido que soportar en nuestro país, como por ejemplo el del aeropuerto de Castellón, por imposición de su diputación, presidida por el delincuente Carlos Fabra del PP y que no ha tenido prácticamente ninguna utilidad, como para que a nosotros nos ocurra lo mismo con el ostentoso y desproporcionado tren al Sur de la isla.

 

Antonio Aguado Suárez        

 

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Antonio Aguado Suárez         

ANTONIO AGUADO RESEÑA

 

mancheta 40