Buscar
08:08h. Domingo, 21 de Octubre de 2018

Las soluciones a medias nunca funcionan: Real Decreto de la estiba - por Carlos Martinez

 

FRASE CARLOS M

 

Las soluciones a medias nunca funcionan: Real Decreto de la estiba - por Carlos Martinez, politólogo, de la plataforma socialista pro PSF, del Comité Científico de Attac y ex trabajador portuario

 

Las últimas semanas de Abril y primeros días de Mayo de 2018, las aguas se volvieron a agitar en los puertos de España. El PP por enésima vez volvía a engañar a un colectivo laboral, en este caso los estibadores que volvían a ver como la no publicación del reglamento que desarrolla el real decreto ley de la estiba que en 2017 aprobó el Gobierno con apoyo de los grupos afines y la abstención del PDeCat más por razones de discrepancia política ajena a los puertos que por otra razón, pues estaba muy interesado en su aprobación.

El Gobierno conseguía la liberalización y/o libertad de establecimiento de empresas marítimas y estibadoras e iniciada mediante la destrucción de las sociedades SAGEP de estiba, introducir la libre contratación de trabajadores, se vista como se vista. El objetivo está claro, precarizar el sector y hacerlo más lucrativo para las empresas multinacionales que controlan el transporte marítimo. Los puertos españoles son muy competitivos y algunos de ellos se encuentran entre los más activos del mundo, por supuesto de Europa. Pero todavía conservaban la obligatoriedad de contratar las y los obreros portuarios de las sociedades locales de estiba, muy sindicalizados y con salarios dignos. Muy profesionales, pero reivindicativos a la vez.

La honda preocupación que estalló en los puertos a finales de Abril y principios de Mayo del año en curso, fue porqué al no haber reglamento los convenios de los puertos sobre las estibas, quedan en el aire y el problema más grave entre otros es que las subrogaciones de los estibadores para con las empresas portuarias y que son su garantía de empleo quedaba en el aire. Ante esto hubo una amenaza de huelga y un nuevo estallido de enfado por el engaño gubernamental. Pero una reunión Gobierno-Estibadores que prorrogaba todo seis meses, dejaba en suspenso la situación y se habrían vías de negociación.

Pero esa es la cuestión ¿Qué negociar? El conflicto de la estiba, de las y los trabajadores de la estiba sigue latente y su principal problema es el decreto del PP más Ciudadanos y los grupos de derechas que apoyan al Gobierno. Este decreto es la confirmación del ataque contra las y los estibadores y además divide los puertos entre menores y mayores, según la fuerza negociadora de cada uno. No negamos la capacidad solidaria de los sindicatos de la estiba, sobradamente demostrada, pero enunciamos una realidad.

El decreto además introduce la libertad de contratación, se mire como se mire. Fomenta las prejubilaciones y si bien prevé muchos fondos para formación, dado que el carnet profesional deja de ser obligatorio, no sabemos muy bien que pasará.

La derogación del decreto inmediata, debe ser la reivindicación laboral-sindical que las organizaciones sindicales estibadoras tienen que exigir a todas las fuerzas políticas. Y que se retraten. Pero sobre todo que hagan algo. Algo más que hacer llamadas al dialogo. Con este decreto es como si unos “matanzeros” escuchan decir al cerdo que van a convertir en salchichas y costillas que quiere dialogar, una vez está sobre la mesa de la matanza. ¿Qué dialogo? ¿Si van a hacerse más longanizas, menos chorizos y más morcillas? Bueno, igual lo van a matar. Ese es el objetivo del PP, matar la estiba digna y no precaria.

En estos momentos, se tratará de salvar la subrogación de las plantillas y si el colectivo fuera débil, ese es un mal menor. Pero si es fuerte y desea mantener su situación laboral y mejorarla, la primera instancia es conseguir la derogación, del real decreto contra la estiba. Por otro lado hay varios estados europeos miembros de la Unión como Alemania, Francia, Bélgica entre otros que disfrutan con todas sus particularidades de situaciones mejores que las que impone en Real Decreto sobre la estiba que el PP por ahora y en apoyo exclusivo de las multinacionales del sector, si ha impuesto. Porqué el PP también miente con respecto a Europa. Por tanto, por el bien del conjunto de la clase trabajadora y su propio bien, no queda sino animar a estibadoras y estibadores a mantener su fortaleza y oposición al dichoso decreto.

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Carlos Martínez

carlos martínez attac 

 

 

MANCHETA DONACIONES