Buscar
10:29h. martes, 07 de diciembre de 2021

Si nunca jamás quieren dejar el puesto, por algo será

Susana Díaz perdió las primarias, pero no se quiere ir - por Erasmo Quintana

 

frase erasmo susana

Susana Díaz perdió las primarias, pero no se quiere ir - por Erasmo Quintana *

Es la aspiración suprema de alguien que llega a ocupar un cargo público:  vivir de él, e incluso jubilarse si puede, ostentándolo. Algo importante debe tener el mundo de la política que se nos escapa: (¿será la erótica del poder, o la solución económica a un problema de por vida?); ello es una constante en casi la inmensa mayoría de los padres de la patria. Ejemplos podríamos traer la intemerata, pero hay uno muy próximo que nos sirve por todos de botón de muestra: la ínclita Susana Díaz Pacheco, secretaria general del PSOE-A y expresidenta de la Junta de Andalucía (2013-2019), designada a dedo por su anterior compañero presidente, José Antonio Griñán, cargo que ocupó con 39 años y no quiere abandonar la política, a pesar de que tiene un seguro de vida valorado en 350.000 euros.

susana díaz griñán

Ésta ha perdido las primarias con el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y no quiere abandonar su cargo de secretaria general de los socialistas andaluces.

juan espadas

Susana ha pedido a Pedro Sánchez un escaño en el Senado (cementerio de elefantes bien remunerado) para abandonar la secretaría general andaluza y su escaño en el Parlamento regional, según ha trascendido. La expresidenta busca una salida digna y crematística a su derrota en las recientes primarias frente al alcalde sevillano, Juan Espadas.

susana díaz senado

El Senado había sido uno de los puestos que le ofreció Ferraz para conseguir una transición pacífica, manejando el supuesto de lo que podría suceder: que le ganara Espadas. Cosa que Susana rechazó, mientras ahora eso mismo es lo que le reclama a Sánchez, un acomodo en la Cámara Alta a cambio de su dimisión, porque no puede o no sabe hacer otra cosa. Se resiste a dimitir, a pesar de perder las primarias por más de 17 puntos porcentuales de diferencia frente a su contrincante. Sencillamente esto le arrebata el liderazgo en la federación de su partido, situación nueva que debe aceptar, cosa que le recuerdan conminándola a que tenga un poco de dignidad y deje la política. “Debería ser consecuente y no aferrarse ahora al “carguito”, le aconsejan varios correligionarios de su federación socialista.

“Se había pasado toda la campaña atacando a Ferraz, en la que afirmaba que ella no quería cargos, y resulta que sí los quería”, le recuerdan con sorna algunos de sus compañeros. Además, resulta que su pretensión, de ser aceptada por Ferraz, supone que uno de los tres senadores que tiene el PSOE por Andalucía debería renunciar a su acta. Hasta ahí llega su egolatría.

susana díaz juan esoadas

Espadas y Susana Díaz han mantenido hace poco un encuentro para abordar este tema y el futuro de la federación andaluza después de la más que amplia victoria del alcalde de Sevilla frente a ella, que evita dimitir del cargo, el cual ostentará supuestamente hasta final de año, fecha en la que Juan Espadas tomará las riendas, no solo como candidato del PSOE a la Junta de Andalucía, sino también legítimamente como secretario general de su partido. Estos son motivos más que suficientes, y confían que harán recapacitar a Susana Díaz (muy de Alfonso Guerra) para susana díaz alfonso guerraque se marche y así iniciar la renovación lo antes posible del partido. Hay sospechas que dan por hecho que el presidente andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla (PP), adelantará las elecciones autonómicas al otoño de este año.

 

moreno bonilla casadoParece que le favorecen las cuentas y también Casado presiona; en su mayor parte, la población ya estará vacunada, y pilla a su mayor contrincante, el PSOE, en pleno proceso de renovación. Volviendo a Susana Díaz, el presidente Sánchez le habría hecho tres ofertas para evitar las primarias en Andalucía. La más importante sería la presidencia del Senado, propuesta que no aceptó prefiriendo las primarias, pero resulta que con ellas ábalosSusana se inmoló. Ahora, el ministro de Transportes y secretario de Organización, José Luis Ábalos, acaba de decir que la permanencia de Susana en ese cargo es una cuestión irrelevante y no va a suponer problema interno que él tenga que resolver, dejando claro que no piensan imponer una Gestora para forzar la dimisión de ella. Por su parte, Espadas la había relevado de la dirección del grupo socialista en el Parlamento andaluz, pues le corresponde a él y su equipo decidir el rumbo y la estrategia de oposición.

En pocas palabras, lo que en este relato se quiere decir bastante claro: el político que llega a ocupar un puesto en la Administración pública, por nada del mundo quiere abandonarlo. Hay que echarlo de mala manera. Y la pregunta que cabe hacernos: ¿Es bueno para el óptimo funcionamiento de las instituciones que la actividad política sea una “profesión” de por vida? Quien se presenta a un cargo público ¿lo hace de forma altruista para aportar con su trabajo algo positivo a los ciudadanos que dice representar?

el oficio de político

El oficio de político - Manuel Alcántara Sáez

¿Qué lo anima realmente, su vocación de servicio a la comunidad por un tiempo determinado, o lo mucho que se gana de salario y el prestigio que conlleva el cargo? Si nunca jamás quieren dejar el puesto, por algo será. Ahí lo dejo.

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Erasmo Quintana

ERASMO QUINTANA RESEÑA

 

 

mancheta 34