Buscar
07:50h. lunes, 25 de octubre de 2021

“Una trama (del PP) para robar..."

La sustracción de pruebas incriminatorias por la policía política española - por Erasmo Quintana

 

frase erasmo q

La sustracción de pruebas incriminatorias por la policía política española - por Erasmo Quintana *

Los principales protagonistas de este relato son Luis Bárcenas y su esposa Rosalía Iglesias, José Manuel Villarejo, Sergio Ríos y Enrique García Castaño. Entre bastidores, el Partido Popular. La acción comienza con la intervención de los Tribunales de Justicia acompañados por las Fuerzas de Seguridad del Estado (Policía Nacional y Guardia Civil), que destaparon y desarticularon tramas de corrupción de partidos políticos a todo lo largo de un tiempo reciente. Ya en 2019, dos cuerpos, el policial y judicial dieron con un caso singularísimo: una red de comisarios corruptos que utilizaron Fondos Reservados del Ministerio del Interior para una operación secreta, consistente en ocultar la corrupción del Partido Popular en momentos en que éste gobernaba.

bárcenas y cía

JUEZ GARCÍA CASTELLÓNFue ese 2019, cuando se tuvo conocimiento del Caso Tandem, mafia policial a manos del comisario Villarejo, quien operó durante veinte largos años en nuestro país, incurriendo en abusos e ilegalidades escandalosas. En el seno del Ministerio del Interior se obstruía desde 2013 la investigación judicial de la ilegal financiación del PP, opaca actividad pagada con dinero público y llevada a cabo por funcionarios al objeto de evitar que el Estado de Derecho pudiera combatir la corrupción política. El juez Manuel García-Castellón es el que instruye el caso desde hace tiempo. El mismo, ha resumido el contenido de las investigaciones practicadas hasta ahora en un auto suscrito el reciente 31 de mayo, donde denegaba unas diligencias que solicitaba la Fiscalía. Ello estaba relatado en los siguientes términos: 

“Una trama (del PP) para robar, desde la provisionalidad de este momento procesal, puede afirmarse que habría consistido en la captación y manipulación de Sergio J. Ríos Esqueva, a la sazón conductor de Rosalía Iglesias, esposa del extesorero del PP, Luis Bárcenas, como colaborador informante del Cuerpo Nacional de Policía, para obtener de dicho colaborador, en cuanto persona de la máxima confianza del matrimonio, información concreta sobre el lugar en el que Luis Bárcenas y su esposa ocultaría el material documental, relacionado con el referido partido político (PP) y altos dirigentes del mismo, a cambio de una retribución mensual con cargo a Gastos Reservados y el acceso de Sergio J. Rios al Cuerpo Nacional de Policía a modo de recompensa con el fin de acceder a dicho material antes de que fuera conocido por la autoridad judicial en la investigación que se llevaba a cabo en el seno de la pieza separada de las diligencias previas 275/08 del juzgado central de Instrucción n.º 5 de la Audiencia Nacional.” 

En la conocida Operación Kitchen, el mismo juez García-Castellón se atreve a afirmar que en la operación policial, indiciariamente, se pagó con Fondos Reservados, incluyendo regalar un puesto de funcionario en la Policía al confidente que consistió en robar documentación. Yo no sé a ustedes, mis amigos, pero lo que es a mí, se me ponen los pelos de punta comprobando el grado tan extremo de corrupción en nuestro país, esa que se practicaba (y practica) desde el que fuera Jefe del Estado, al último de los miembros de partidos políticos que llegan al poder, y si ese poder es absoluto, de mejores veras. Esto es lo que nos hace ver que el ideal de la gobernanza en un país no reside en las mayorías absolutas, y sí en aquellos gobiernos que necesitan la coalición de una o varias formaciones. De esta guisa, unos se vigilan a otros, levantando un parapeto que imposibilita la hedionda corruptela tan al uso.

kitchen

franco políticaLa política hispana, que tan poco predicamento tiene en el subconsciente colectivo de este pueblo como consecuencia natural de cuarenta años franquistas en los que se demonizó con aquel consejo áulico del Dictador: “No se metan en política”, dando el mensaje subliminal que él era la política. Así, se convirtió en el único que la podía practicar, derivando en lo que ahora tenemos, esta pseudodemocracia, que no democracia plena que los avispados se empeñan en demostrar.

rebaño canarioMirándolo desde nuestro Archipiélago, caemos en la cuenta que está afectado también de este mal en los tiempos que corren, percatándonos de que el pueblo de Canarias es, por dicho motivo, corderil y gregario. “¿Por allí va todo el mundo?, por ahí yo voy también”, es lo que se dicen. Mi paisano es incapaz de pensar por si mismo sobre aquello que más le conviene. Se siente muy cómodo con que sean otros los que piensan y deciden por él. El cargo de la responsabilidad no lo asume: mejor que sean otros, y ellos más pendientes al opiáceo de la masa pueblerina, que es el fútbol.

fútbol el roto

¿Saben qué les digo? Que así tienen lo que se merecen: una panda monstruosa de listillos, que no dan un paso en el manejo administrativo, conducente a un buen fin de la sociedad, que no sea en su propio, exclusivo y personal beneficio.

 

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Erasmo Quintana

ERASMO QUINTANA RESEÑA

 

mancheta 34