Buscar
viernes, 01 de julio de 2022 23:27h.

El tablero andaluz o la incognita del 19J - por Carlos Martínez

 

farse martz car

El tablero andaluz o la incognita del 19J - por Carlos Martínez, politólogo, secretario general del PSLF y miembro del Comité Científico de Attac

La carrera electoral se inició en Andalucía baja de tono y con las cartas marcadas para favorecer al PP y VOX que han recibido el apoyo mayoritario de casi todos los medios de comunicación y tertulianas y tertulianos de Madrid.

A las izquierdas oficiales, les falta fuelle y capacidad de generar ilusión, pero sobre todo les falta mucha credibilidad porque en caso contrario nadie daría por vencedoras a las derechas. Esto en Andalucía debe ser analizado con mucha profundidad incluso aunque lograran salvar los muebles.

En primer lugar el candidato Espadas que es el de Pedro Sánchez en ese nuevo PSOE donde solo él manda, opina y debate consigo mismo, son conscientes de que es un perdedor. El problema no es que el exalcalde de Sevilla sea poco conocido, es que Sánchez desconocedor de Andalucía ha buscado un personaje que no cala, no vende ni una escoba y es precisamente por su moderación y su posición politica evidentemente escorada a la derecha, si bien esa esa derechización es la del presidente plenipotenciario, luego un PSOE “centrado” no es la solución. Las otras izquierdas oficiales están divididas y van a partir su voto, lo cual les hará daño, porque en el fondo plantean lo mismo y ninguna rompe con el régimen coronado. Teresa Rodríguez en estos últimos días de campaña ha ganado prestigio y simpatías aunque no sé si esto se traducirá en votos.

Esto es lo que ha obligado a propiciado también el surgimiento de otras candidaturas de izquierda andalucista y socialista, más minoritarias pero con programas interesantes.  Con programas de regeneración, lucha contra la corrupción y la pobreza, feministas y en defensa de lo público, concurren conscientes de sus dificultades a todos los niveles. Ese sería el caso de la Coalición Republicana Socialista por Andalucía y otras. Su programa si diferente si rompe con el régimen pues pone la cuestión republicana encima de la mesa, señala problemas y plantea soluciones que otros no hacen. Reforma Agraria, Igualdad de sexos, abolición de la prostitución y un avanzado programa para las mujeres como mujeres, sin desdibujarlas y menos borrarlas, que se combina con la lucha contra el mal endémico de Andalucía, la pobreza que va en aumento y todavía va a aumentar más, producto de la guerra en Ucrania y la politica internacional del gobierno central plegada a las exigencias del senil Biden, el hermano de Felipe VI el rey de Marruecos y la posición suicida de una Europa en profunda decadencia.

Nadie dice a las y los políticos profesionales, todas y todos ellos, que tan solo manifiestan la preocupación de que VOX y el PP no se alíen y eso a quien no llega ni a mitad de mes, le da lo mismo. Además para frenar a VOX vote usted al PP a Moreno Bonilla. 

Pero hay otro problema y ese es el que quiero señalar y advertir a todas y todos los candidatos de las “izquierdas”, no se pueden ya aceptar recetas de “recuperación económica” en un capitalismo en crisis que para sobrevivir pasa a la fase de capitalismo de rapiña y capitalismo pirata, que roba y quita clientes a punta de misil o amenaza militar, impone sanciones que luego los pueblos pagamos o intervenciones de la OTAN sin más sentido que defender los intereses del capitalismo globalista anglosajón. Esto sin embargo Mélenchon si ha sabido verlo en Francia. Eso y la propuesta nada descabellada que en su momento lancé, de una sola candidatura de todas las izquierdas plurales. Tal vez haya que esperar a que Sánchez hunda al PSOE.

El problema no es si viene la extrema derecha, que eso a quien no puede poner un ventilador o vive con 470€ al mes le importa un bledo, el problema es que no hay futuro y el capitalismo nos lo hurta. Por eso hace falta un programa socialista democrático y un partido de clase que vuelva a poner los problemas encima de la mesa en lugar de aplicar formulas socialdemócratas (versión socioliberal) o liberales ya superadas y en las que nadie cree o tener muy claro que sin República en el estado español no habrá democracia ni solución al problema multinacional de España, porque Andalucía se define como una realidad nacional en su estatuto es decir una nación y con la dinastía centralista de los borbones no tendrá solución ni encaje. 

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Carlos Martínez

CARLOS MARTÍNEZ PSLF

 

 

MANCHETA MAYO 22