Buscar
08:07h. Miércoles, 20 de noviembre de 2019

Ante todo, mucha calma - por Mario Erre

Escuchaba ayer a la candidata de “Ahora Madrid” y alcaldesa “in péctore” de la Villa y Corte, Manuela Carmena, en adelante Manuela, porque ella lo vale y es de los pocos políticos que se merecen un trato tan cercano, exponiendo algo más que a grandes rasgos su programa de acción para la ciudad de Madrid en cierto matinal radiofónico de cierta cadena de supuesta ideología progresista pero realmente en manos de la derecha, es decir, de las tramposas, de las que te hacen la envolvente para que “pises el palito”

Ante todo, mucha calma - por Mario Erre *

Escuchaba ayer a la candidata de “Ahora Madrid” y alcaldesa “in péctore” de la Villa y Corte, Manuela Carmena, en adelante Manuela, porque ella lo vale y es de los pocos políticos que se merecen un trato tan cercano, exponiendo algo más que a grandes rasgos su programa de acción para la ciudad de Madrid en cierto matinal radiofónico de cierta cadena de supuesta ideología progresista pero realmente en manos de la derecha, es decir, de las tramposas, de las que te hacen la envolvente para que “pises el palito”

Te diría Manuela, y a ti también Ada, y a ti Xullo, y a todas y todos las y los demás  que no des más pistas que las imprescindibles.

Estamos estos días asistiendo a un tan bochornoso como divertido espectáculo mediático protagonizado por la condesa de Bornos, acompañada en ocasiones por su perro Pecas, convertida en el hazmerreir de votados y votantes llegando incluso a dar pena a aquellos a quienes les hizo la vida imposible tanto políticamente a través de su déspota estilo de gobernar su casa y molestar en la ajena como humanamente a través del dolor causado a las tantas y tantas víctimas de sus recortes laborales y educativos entre otros, casi todas las veces gratuitamente y con el único objetivo de enriquecer a su camarilla y convertirse en acreedora de favores. El capitalismo de amiguetes, que diría Irene Lozano.

Pero, querida Manuela, y queridas Ada, y Mónica, y querido  Xullo y todas y todos  los héroes del 24M, tened cuidado. Mucho cuidado. No deis más información que la imprescindible y, a ser posible, muy sucintamente. En la mayoría de vuestros casos tenéis los votos justitos e incluso a veces dependéis de la suerte de ser elegidosos por lista más votada (caso de Ada) y, me imagino que sabréis que en las “citys” madrileña, catalana, valenciana o compostelana hay verdaderos aquelarres de orondos tiburones financieros de los de bombín, chaleco “sujetabarrigas”, halitosis y humeante puro en sus bocas de amarillenta dentadura enredando y haciendo miles de llamadas diarias para tratar de torcer la decisión de los ciudadanos en pro demantener en sus poltronas a las y los que ellos entienden por gentes de bien, es decir, las cospedales, las aguirres, los leondelarrivas, las ritas y las rudis, incluso me aventuro a decir que las resentidas susanas y para ello no van a escatimar en gastos. Si se gastaban miles de euros en una noche de putas, lencería, whisky y cocaína por puro placer y siempre a costa del contribuyente, por cierto, ¿qué no se gastarán en evitar la llegada de los que tratarán de cargarse sus atentados ecológicos, arquitectónicos y contra la ciudadanía ya firmados y por firmar.

Nuestra memoria es frágil y muchos quizás hayan olvidado aquél turbio asunto conocido como “tamayazo”, y más olvidado aún tendrán que su principal víctima (después de la ciudadanía) el señor Simancas firmó su sentencia de muerte política cuando a los dos días de las elecciones comenzó a dar detallada cuenta de las cabezas económicas que iban a rodar y de los proyectos firmados y por firmar que iban a ir a dormir el sueño de los justos.  El mismo señor Simancas, por cierto, a quien la justicia poética ha premiado con una Esperanza Aguirre desesperada y patética suplicándole como presidente de la gestora madrileña del PSOE que es que no la deje tirada como en su día ella le dejó a él aceptando el vergonzoso juego de Tamayo y Sáez.

Por eso queridos héroes del 24M, sed cautelosos y no habléis más que lo necesario e imprescindible, al menos hasta que  no tengáis en vuestras manos las varas de alcalde con las que figuradamente azotaréis los grasientos culos de los señores que están ahora mismo maniobrando para que se produzcan fugas de votos que os dejen en la oposición.

Ya tendréis tiempo de sorprenderles y de provocarles vahídos. Os necesitamos en los gobiernos. Sed discretos sólo por estos quince días.

Como dijo José Hernández  en los "Consejos de Martín Fierro a sus hijos":

“Los hermanos sean unidos,

Porque ésa es la ley primera.
Tengan unión verdadera
En cualquier tiempo que sea-
Porque si entre ellos pelean
Los devoran los de ajuera.

Ansí como tal les digo
Que vivan con precaución
Naides sabe en qué rincón
Se oculta el que es su enemigo.”

Pues eso, amigos. Precaución. Mucha precaución. El enemigo odría aparecer desagradablemente en casa con un cheque de los que marean con sólo ver la interminable fila de ceros que lleva escrito. Que le pregunten si no a Rafael Simancas.

 

* Publicado por gentileza del autor