Buscar
04:09h. miércoles, 15 de julio de 2020

Todo por la patria. ¿Qué patria?.-por Antonio Aguado

 

FRASE AGUADO

Todo por la patria. ¿Qué patria?.-por Antonio Aguado, coherente veterano militante socialista *

El término patria es muy amplio y contempla desde un territorio donde está situada una nación o Estado. Dispone de símbolos, estandartes y banderas, pero sobre todo la población que tiene su cultura, costumbres, tradiciones, religiones o ritos, que en gran medida suele sensibilizar a gran parte de la ciudadanía.

De esto son conscientes los partidos políticos conservadores y ultraconservadores, para desde la manipulación, mover pasiones y/o tocar la fibra sentimental de las personas. Muchas de ellas de extracción humilde y por la situación tan precaria en las que viven, susceptibles de ser convencidas por el lenguaje tan populista practicado desde el reaccionarismo de derecha o ultraderecha. Si no fuera así, lo más probable, es que a ese segmento de población,  por las penurias que están pasando, la patria, ellos y ellas apenas la tendrían en consideración.

Estiman que éste sistema no les atiende debidamente y por eso se aferran al lenguaje populista, como por ejemplo cuando desde la reaccionaria derecha se acusa a los inmigrantes de quitarles el trabajo y sus derechos. Esa confrontación les viene bien, tal y como se está comprobando en los resultados electorales, como en el municipio El Ejido en Almería, donde hay una gran población de trabajadores migrantes y Vox ha sido el partido político con gran diferencia más votado.

La realidad es que la pobreza y exclusión social cada vez está más extendida y a éstas organizaciones políticas, este muy grave problema no les preocupa, a no ser para sus propios beneficios. Lo suyo es defender a los poderosos “muy patriotas”, aunque sean indecentes evasores y defraudadores de capital.

Hipócritamente se reclaman como constitucionalistas. Aunque no tengan en cuenta la Constitución, como son los casos entre otros, del articulo 35 que contempla el derecho de todos los españoles a un trabajo y el 47, a una vivienda digna y adecuada. Con el trabajo y a través de la reforma laboral, el PP ha conseguido por la gran precariedad introducida, bajos salarios y abaratamiento del despido, que tener un trabajo en muchos casos no garantiza una suficiente o adecuada subsistencia. Sobre el derecho a  la vivienda han venido haciendo justo lo contrario; lo demuestra las actuaciones del Partido Popular en Madrid, entregando a fondos buitres para su especulación viviendas públicas, la mayoría habitadas por familias desde hace mucho tiempo, pero muchas de ellas las han tenido que abandonar, por no poder hacerles frente al gran incremento experimentado en sus alquileres, habiendo sido desalojadas mediante desahucios. 

Su electorado natural son los poderes facticos. Teniendo complicidad con la banca, grandes empresarios, Iglesia Católica, la corrupta Monarquía, Poder Judicial y Estamento Militar, al que han llegado a pedir su intervención para subvertir el orden constitucional, en situaciones protagonizadas por la ciudadanía, o por el propio Gobierno al que tachan de ilegitimo. Se comprende que después de tanto tiempo, sigan existiendo estamentos militares como la Legión, fundada el 28 de enero de 1920, siendo su primer jefe, el fascista teniente coronel José Millam-Astray  y como lugarteniente suyo el comandante dictador Francisco Franco, que cuando produjo el golpe de Estado en contra de la II República legalmente constituida, se apoyó en gran medida en la Legión. En las entradas de sus acuartelamientos se contempla la frase “todo por la patria”. Claro está “su patria”.

Lo mismo ocurre con la obsoleta Guardia Civil fundada en 1844 por Javier Girón y Ezpeleta, II Duque de Ahumada. Originariamente su campo de actuación para mantener “la ley y el orden” era el rural, jugando un gran papel a favor del caciquismo en ese ámbito establecido. Aunque últimamente ha evolucionado con la creación de divisiones que posibilitan afrontar nuevos servicios, entre otros: la lucha contra el narco tráfico, vigilancia del trafico interurbano, seguridad de los puertos y aeropuertos, terrorismo y mediante el  SEPRONA preservar el medio ambiente y la naturaleza.

Pero por su estructura eminentemente militar, el ultraconservadurismo es una de sus principales señas de identidad. No fue precisamente una casualidad, su protagonismo en el intento de golpe de Estado del 23f de 1981 y lo descubierto recientemente, con la legal y legitima destitución por parte del ministro del Interior del coronel Pérez de los Cobos, que con el equipo a su cargo, habían redactado pero manipulándolo, un informe incriminando a la Delegación del Gobierno de Madrid, por la celebración del Día de la Mujer el pasado 8 de marzo. Todo ello con el propósito de erosionar la imagen del Gobierno., teniendo como no podía ser de otra manera el apoyo de la conservadora derecha y ultraderecha. 

Como demostraron en julio de 1936 con el infame golpe de Estado y hasta la actualidad, que vienen crispando y tensionando a la Sociedad para tratar de conseguir bastardos réditos electorales. Han utilizado y utilizan métodos deleznables, entre otros la mentira como fue el caso de su máximo referente el presunto genocida José María Aznar, que inexplicablemente no ha sido juzgado por ningún tribunal penal internacional por habernos involucrado en una guerra ilegal como fue la de Irak, que causó cientos de miles de victimas y millones de desplazados y de la que aún sufrimos las consecuencias, con la gran inestabilidad creada en toda la zona. Éste fue el motivo que produjo el peor atentado hasta ahora el del 11M (marzo) de 2004, en cuatro trenes de cercanías de Madrid con el balance de 193 personas fallecidas y 2.057 heridas. 

Aznar y el gobierno del PP burdamente trataron de manipular a la opinión pública y al Pueblo Español, responsabilizando a la banda terrorista ETA y no a los yihadistas islámicos de los referidos atentados. Tres días después el PSOE ganó las elecciones generales, y de lo mejor que hizo el presidente Zapatero en esa legislatura, fue sacar de inmediato las tropas españolas de Irak

No cabe la menor duda del “patriotismo” de la reaccionaria derecha y que tienen su propia patria a favor de  los más poderosos. Pero afortunadamente existe otra patria que representamos a la mayoría de las españolas y españoles y que tenemos como principales objetivos conseguir una Sociedad con más libertad y justicia social, sobre todo para las personas más humildes y desfavorecidas.

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Antonio Aguado Suárez

ANTONIO AGUADO RESEÑA
 

 

 

 

MANCHETA 21