Buscar
10:54h. Domingo, 22 de Octubre de 2017

La vacuna de Cataluña y el 15 M de la derecha - por Alejandro Floría Cortés

 

alejandro floría cortésOtra ebullición, otro gasto de energía... La "cuestión catalana", podía haberse tratado de cualquier otra cosa, será reducida a la enésima vacuna que reforzará la indefensión aprendida, el fatalismo y la disonancia cognitiva del respetable en todo lo relativo a la cosa política e institucional: "desde dentro", nadie se planteará nada significativamente distinto, ni rupturista; todo lo que se salga de lo constitucional, de lo constituido, de lo que hay, de este nosotros forzoso, de estos raíles sin estación, desvío o apartadero...;

La vacuna de Cataluña y el 15 M de la derecha - por Alejandro Floría Cortés

Se ha escrito y se ha hablado prácticamente (casi) todo sobre Cataluña: las oscuras intenciones de la burguesía catalana; las contradicciones de la transversalidad del movimiento independentista; el tancredismo de Rajoy; la dosificación y la proporcionalidad de la violencia de Estado; la diferencia entre lo legal y lo legítimo; las poliédricas varas de medir de las partes contratantes; los derechos hechos virtudes y las obligaciones hechas defectos; la historia que pasó y la que no pasó; la probada manipulación mediática en televisión y redes sociales; la equidistancia electoralista de Podemos, que lo aleja de todos los sitios; el rey pasmarote preparado para nada; la argumentación y el diálogo a ráfagas de zascas, hashtags, memes; los esencialismos como virtud o hooliganismo; los fuegos de artificio del baile de los domicilios sociales... Incluso los anarquistas han estado a punto de tener la culpa de todo, en cualquier momento...

Otra ebullición, otro gasto de energía... La "cuestión catalana", podía haberse tratado de cualquier otra cosa, será reducida a la enésima vacuna que reforzará la indefensión aprendida, el fatalismo y la disonancia cognitiva del respetable en todo lo relativo a la cosa política e institucional: "desde dentro", nadie se planteará nada significativamente distinto, ni rupturista; todo lo que se salga de lo constitucional, de lo constituido, de lo que hay, de este nosotros forzoso, de estos raíles sin estación, desvío o apartadero...; todo ello será señalado como distinto, como otro, como peligro, como malo. Las defensas que genere ese vacuna serán un 15M para la derecha, que se identifica plenamente con su representación, y que avala y justifica su proceder, porque ha interiorizado que es más y mejor que todo lo otro que está fuera de un mal llamado marco de convivencia que no es más que la ejecución de un orden demofascista que exhibe fuerza y banderas. Insisto, podía haberse tratado de cualquier otra cosa.

* En La casa de mi tía por gentileza de Alejandro Floría Cortés

 

alejandro floría cortés reseña