Buscar
10:58h. Domingo, 22 de Octubre de 2017

La vieja derecha “socialista” se rebela en favor del gobierno - por Carlos Martinez

 

LEGUINA IBARRA RÓDENAS

Tres firmantes de la carta a Sánchez, Leguina, Ibarra, Ródenas

CARLOS MARTÍNEZLa carta abierta a Pedro Sánchez que a pesar de su moderación e incluso apoyo al “estado de derecho” en la crisis catalana, es toda un declaración de guerra en favor del régimen y de los poderosos. Una situación en favor del statu quo, es decir mano dura con Cataluña y fidelidad inquebrantable a una corona que representa el centralismo y la Constitución ya superada.

La vieja derecha “socialista” se rebela en favor del gobierno - por Carlos Martinez, politólogo, co-primer secretario de Alternativa Socialista y miembro del Comité Científico de ATTAC

El PSOE vivió tras el golpe contra Pedro Sánchez una rebelión interna ejemplar e incluso emocionante. Las bases socialistas hartas de componendas con la derecha y avergonzadas del bipartidismo dieron un puñetazo encima de la mesa ante el apoyo a un gobierno corrupto, autoritario e incapaz de hacer frente a los problemas de las clases trabajadoras y del estado vía abstención, situando nuevamente a Pedro Sánchez al frente de la secretaría general y venciendo a una relativamente joven Susana Díaz, pero que encarna en su persona todo lo más negativo del viejo PSOE felipista y de hecho lo sigue encarnando.

La carta abierta a Pedro Sánchez que a pesar de su moderación e incluso apoyo al “estado de derecho” en la crisis catalana, es toda un declaración de guerra en favor del régimen y de los poderosos. Una situación en favor del statu quo, es decir mano dura con Cataluña y fidelidad inquebrantable a una corona que representa el centralismo y la Constitución ya superada.

Los dirigentes actuales del PSOE o hacen frente a esta situación y a una Susana que virreina casi independiente de Andalucía que tiene secuestrada una federación del PSOE que utiliza de parte, al objeto de no reconocer la victoria de Sánchez y proseguir en sus políticas de gran coalición con la derecha y los poderosos, o bien sus dificultades irán a más, pues los y las “rebeldes” si tienen causa, fortalecer el régimen y su enrrocamiento haciendo causa común con el PP y su gobierno autoritario.  

Todo esto a pesar de los muy tímidos avances del sanchismo y su regreso muy poco a poco hacía posiciones de socialdemocracia templada pero cabal.

Yo como socialista, les propongo a la dirección y sus apoyos a seguir el ejemplo de Corbyn, tanto para situar su partido con la clase obrera y el precariado, las personas pobres y las y los jóvenes enfrentándose con valor y dignidad al blairismo y al establishment, que aquí representan el neofelipismo susanista así como el claro posicionamiento de los “veteranos dirigentes” junto a los poderes financieros y el establishment de Madrid.

LLamo a iniciar unas políticas de reagrupamiento socialista desde la independencia de la razón de estado, la corona y su ubicación con las clases populares y trabajadoras, las y los ciudadanos progresistas y de izquierdas, el federalismo real y el cambio social. 

* En La casa de mi tía por gentileza de Carlos Martínez

carlos martínez