Buscar
00:14h. domingo, 12 de julio de 2020

A vueltas con la escasez de agua y las desaladoras - por Federico Aguilera Klink 

 

FEDERICO AGUILERA KLINK

A vueltas con la escasez de agua y las desaladoras - por Federico Aguilera Klink 

Llega el verano, aunque parece que no se había ido pues las temperaturas hace tiempo que son elevadas y la lluvia hace tiempo que no cae ‘como antes’.  En cualquier caso y ‘gracias’ a la COVID-19, llevamos tres meses gastando menos agua que en otros años por el parón del turismo, entre otras actividades, algo que hay que tener en cuenta.

El caso es que vuelve a surgir el tema de la “escasez de agua”. Y claro, con esto siempre se quiere decir que ha llovido poco, lo que es verdad, pero eso permite ignorar o esconder que la escasez no es solo física (llueve poco), sino que es, también, social, es decir, que depende en buena medida del uso que hacemos del agua.

En otras palabras, no tiene mucho sentido decir que hay escasez (física) de agua si no nos damos cuenta de que, además de que llueve menos, no hacemos nada por cambiar los hábitos y prácticas de consumo, es decir, que seguimos viendo normal cultivar plátanos y turistas a pesar de que sí vemos que llueve menos.

Eso significa que decidimos seguir ignorando que NO HAY GESTION DEL AGUA SIN GESTIÓN DEL TERRITORIO y que la escasez que vemos está directamente relacionada con los usos que le damos al agua….y también, obviamente, con las pérdidas en las redes de distribución y de riego….es decir, que la ESCASEZ está, en parte, creado por nosotros mismos o, mejor, por los usos empresariales pues los usos urbanos (aunque a veces se pierde mucha agua en las redes) son objetivamente bajos (sin considerar al turismo como un consumo urbano).

Por eso, la conclusión (deliberadamente equivocada) siempre es la misma: hay que construir desaladoras (con dinero público, para ser competitivos, claro) en lugar de decidir cambiar los usos del territorio, es decir, cambiar a otros cultivos que consuman menos agua y traer menos turistas. Pero claro, eso requiere pensar menos a corto plazo (y en el bolsillo) y más a medio plazo y en las personas, requiere pensar en Canarias como una comunidad y no en Canarias como una finca neocolonial dedicada a cultivos subvencionados (plátano y turismo, fundamentalmente) con unos salarios muy bajos y unos impuestos igual de bajos a las grandes empresas. 

Vaya, que tenemos que dejar de jugar al victimismo y a la ultraperiferia. Hace ya unos cuantos años que señalé que Canarias no es ultraperiferia, ni periferia, ni semiperiferia sino  una auténtica FERIA DE LAS SUBVENCIONES para algunos parásitos que dice que son empresarios… Ya saben la historia de la ecuación de las grandes empresas así es que hoy no insisto en ello.

Y si realmente tenemos interés en abordar el problema de la escasez de agua con todas sus consecuencias y sin tomar medidas que vayan a agravar más problemas, como el del cambio climático, tenemos obligatoriamente que plantear  ese problema con claridad y honestidad, asumir que hay cambio climático y que TENEMOS que tomar medidas para adaptarnos, en la medida de lo posible y no en agravarlo.

En ese sentido, incluyo este cuadro que usaba con frecuencia en mis clases y que incluí en una publicación mía de 2004 cuyo título es más que actual: Gestión autoritaria versus gestión democrática del agua, que le envío a Chema Tante por si alguien tiene interés en leerlo y reflexionar. Le envío, también, mi libro La nueva economía del agua, porque entiendo que puede ayudar a pensar con claridad, algo que nos hace falta para dejarnos de tuiters, eslóganes, transiciones ecológicas sin fundamento y tantas majaderías con las que nos bombardean todos los días.

GESTIÓN DEL AGUA FEDERICO

Gestión autoritaria versus gestión democrática del Agua, Federico Aguilera Klink, en pdf

nueva economía del agua federico

La nueva economía del agua, Federico Aguilera Klink, en pdf

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Federico Aguilera Klink

FEDERICO AGUILERA KLINK RESEÑA

 

mancheta 23