Buscar
05:00h. sábado, 29 de enero de 2022

Pedro Anatael Meneses: “Hay que llevar al petrolero urgentemente a puerto para arreglarlo, porque en alta mar es un peligro”

SB-Noticias.- El ex presidente de Puertos de Tenerife y profesor de la ULL, Pedro Anatael Meneses, analizó de este modo en Radio San Borondón el incidente del petrolero de bandera liberiana que ha sido remolcado a las islas con 94.000 toneladas de fuel, 13.000 más de las que llevaba el Prestige cuando naufragó frente a las costas de Galicia.

Pedro Anatael Meneses: “Hay que llevar al petrolero urgentemente a puerto para arreglarlo, porque en alta mar es un peligro”    
 

Reclama explicaciones del por qué trajeron a Canarias el petrolero en lugar de llevarlo a Cádiz

SB-Noticias.- El ex presidente de Puertos de Tenerife y profesor de la ULL, Pedro Anatael Meneses, analizó de este modo en Radio San Borondón el incidente del petrolero de bandera liberiana que ha sido remolcado a las islas con 94.000 toneladas de fuel, 13.000 más de las que llevaba el Prestige cuando naufragó frente a las costas de Galicia.

Pedro Anatael Meneses recordó que el Lady M., se trata de un barco de unos 10 años de antigüedad, cuyo armador es de Estados Unidos, pero que opera con bandera liberiana o lo que es lo mismo un barco con bandera de conveniencia. Explicó que es un petrolero que llena sus bodegas (94.000 toneladas de fuel) en un puerto ruso del Mar Negro, para consumo en Norteamérica.

El petrolero, una vez superado el estrecho de Gibraltar, sufrió un incendio en la sala de máquinas, incendio que fue sofocado por la acción de la tripulación, lo que no impidió que el barco quedara seriamente dañado y sin gobierno. Recordó que en la zona del estrecho suele haber remolcadores conocidos como caza-capturas, que se dedican a socorrer a embarcaciones que sufren problemas como los del Lady M.

Lo cierto es que el armador del petrolero tomó la decisión de contratar un remolcador, que hace sus funciones una vez apagado el incendio, pero aunque lo normal hubiera sido llevar el barco a Cádiz, por cercanía fundamentalmente, pero también porque allí hay importantes astilleros, el buque sigue una ruta extraña, que lo trae a Canarias.

Otro dato a tener en cuenta en este asunto es que si lo han traído a las islas es porque alguna autoridad lo ha ordenado y dijo que lo traen al Puerto de la Luz porque reúne condiciones técnicos óptimas para arreglar el buque. Una vez que se estableció el destino, la Autoridad Portuaria pidió los permisos pertinentes y las garantías de la compañía a la hora de hacer la operación de atraque en el muelle, pero que se sepa, tales extremos aún no han sido concedidos y el barco sigue deambulando gracias al remolcador, junto a una embarcación de seguridad que navega cerca.

Meneses indicó que se especula con la posibilidad de que el petrolero sea remolcado al muelle de la hondura en Santa Cruz para descargar todo el fuel, para llevarlo después hasta Las Palmas cuando ese puerto tiene mucho espacio para albergar ese fuel, que no hay ni que tratarlo porque viene refinado, máxime cuando lo cierto es que ese fuel puede ser traspasado a otro barco, sin necesidad de pasarlo a tanques del muelle.

Teniendo en cuenta de que se trata de un barco de doble casco, el riesgo consiste en que mientras está siendo remolcado cambie el tiempo, comience un temporal, con olas considerables, que lo puedan llevar a la costa hasta que encalle, rompiéndolo contra las rocas, provocando por tanto un derrame de fuel de dimensiones impresionantes.


El experto entiende que se deben tomar medidas urgentemente, siendo la principal el llevar al buque a puerto cuanto antes y arreglar la avería, tras lo que insiste en preguntar ¿Por qué se desvía este barco a Canarias? ¿Por qué se le mantiene con una navegación tan errática? ¿Por qué no se ha aprendido de lo ocurrido con el Oleg Naydenov? ¿Si las autoridades marítimas españolas han aceptado este rumbo o no?

“Lo cierto es que se trata de un nuevo disparate y ya es como el juego de la oca, de disparate en disparate y tiro porque me toca”, ironizó Pedro Anatael Meneses.