Buscar
08:34h. martes, 28 de septiembre de 2021

El 11 de septiembre fue un trabajo israelí, Laurent Guyénot en THE UNZ REVIEW (2018)

 

frase guyenat

Laurent Guyénot publicaba en 2018 en THE UNZ REVIEW  este importante texto, que parte del celebrado libro de Thierry Meissan "9/11 The Big Lie". Lo señala Federico Aguilera Klink, que se confiesa "impactadísimo" por mestas revelaciones. Y yo, Chema Tante, digo que ni el prestigioso catedrático ni yo somos sopechosos de antisemitismo, y que lo que sostiene Guyénot no va contra el pueblo judío, sino contra el gobierno de Israel. Ni siquiera es posible pronunciarse sobre estas acusaciones. Sin embargo, la experiencia histórica nos muestra que los gobiernos USA y muchos del resto del mundo, mienten por sistema. Y que las maniobras siniestras de los gobiernos USA e Israel son continuadas. Y que la información sobre los sucesos del 11 S son muy oscuras. Y que los hechos en sí resultan muy misteriosos, Y que, en fin, los acontecimientos posteriores demuestran a quién beneficiaron aquellas agresiones. Y, desde luego, sin olvidar el detallito de los 2.300 millones de dólares que se volatilizaron... Por todo ello, es necesario atender a todas estas acusaciones que, en principio, parecen al menos más lógicas que las presentadas oficialmente.  Es posible que algún día se conozca la verdad. Y ustedes que lo vean.

9 11 the big lie

¿Trabajo interno o trabajo del Mossad?

Entre el creciente número de estadounidenses que no creen en la versión oficial de los ataques del 11 de septiembre, hay dos teorías básicas en competencia: las llamé "trabajo interno" y "trabajo del Mossad". La primera es la tesis dominante dentro del llamado movimiento de la Verdad del 11-S, y culpa al gobierno estadounidense, o una facción dentro del Estado profundo estadounidense. El segundo afirma que los autores intelectuales eran miembros de una poderosa red israelí profundamente infiltrada en todas las esferas de poder dentro de los Estados Unidos, incluidos los medios de comunicación, el gobierno, el ejército y los servicios secretos.

Esta tesis del "trabajo del Mossad" ha ido ganando terreno desde que Alan Sabrosky, profesor de la Escuela de Guerra del Ejército de los Estados Unidos y la Academia Militar de los Estados Unidos, publicó en julio de 2012 un artículo titulado "Desmitificando el 11-S: Israel y las tácticas del error" , donde expresó su convicción de que el 11 de septiembre fue "una operación clásica orquestada por el Mossad".

Podemos notar desde el principio que incriminar a israelíes o árabes son teorías de "trabajo externo" (de hecho, son imágenes especulares entre sí, lo cual es comprensible a la luz de lo que explica Gilad Atzmon sobre la "culpa proyectada" judía).[2]Antes incluso de mirar la evidencia, “trabajo externo” suena más creíble que “trabajo interno”. Hay algo monstruoso en la idea de que un gobierno pueda engañar y aterrorizar a sus propios ciudadanos matando a miles de ellos, solo por iniciar una serie de guerras que ni siquiera son de interés para la nación. En comparación, una potencia extranjera que ataca a Estados Unidos bajo la falsa bandera de una tercera potencia casi parece un juego limpio. De hecho, la sospecha del papel de Israel debería ser natural para cualquiera que conozca la reputación del Mossad como: “Comodín. Despiadado y astuto. Tiene capacidad para dirigir las fuerzas estadounidenses y hacer que se vea como un acto palestina / árabe “, en palabras de un informe de la Escuela del Ejército de EE.UU. de Estudios Militares Avanzados citado por el Washington Times 10 de septiembre º 2001 - el día antes de los ataques.

Todo el largúisimo pero importante texto de Guyénot, de 2018, en 

https://www.unz.com/article/911-was-an-israeli-job/

LAURENT GUYÉNOT

THE UNZ REVIEW

mancheta 37