Buscar
10:57h. Lunes, 17 de febrero de 2020

Algo más que compañeros de viaje de Sánchez, Fernando López Agudín en PÚBLICO

 

frase lópez agudín

Se suceden los comentarios y análisis sobre los nombramientos ministeriales. Todo indica que esta vez Pedro Sánchez ha tenido tiempo de meditar con más calma sus decisiones y se ha sabido rodear de personas competentes. Desde luego, yo, Chema Tante, tengo que decir que el cambio en Exteriores, de Borrell a González, es un salto a mejor sideral. En este artículo que señala en PÚBLICO el coherente veterano militante socialista Antonio Aguado, Fernando López Agudín califica my positivamente la exaltación a los altares ministeriales de Arantxa González y José Luis Escrivá. Y dice que estas dos personas, con Calviño, ministra de Economía, conforman un trío que equilibran la imagen de izquierda que se le atribuye al nuevo gobierno. Yo creo, sin embargo, que López Agudín acierta otra vez. Cuando dice que el grupo aportado por Unidas Podemos no tiene u n proyecto radical.La izquierda de verdad también puede ser pragmática. UP, Iglesias y Garzón saben que están en un gobierno de coalición y que tienen que actuar dentro de los márgenes de lo posible. Pero, volviendo al trío itado, está clarísimo que Sánchez miraba a Bruselas (y a berlín) cuando lo designó. Con esto, dice López Agudín, desmonta uno de los argumentos fuerza de la derecha. El bolchevismo. Lo que no sabemos es qué piensa hacer cpn el otro: Cataluña.

Sánchez empieza a desmontar el espantapájaros frentepopulista de Casado con ayuda del núcleo económico del Gobierno, que deja en ridículo la propaganda charlatana sobre los supuestos bolcheviques que acaban de aterrizar en la Moncloa. Sin embargo todavía no ha logrado encauzar la cuestión catalana agitada por el PP como único recurso para convocar  unas terceras elecciones. Ayer mismo, Carlos Lesmes pedía desde el Poder Judicial, que se niega a renovar desde hace unos dos años, el suplicatorio contra el eurodiputado Puigdemont quien, junto con  los  también presidentes Torra y  Torrent, hacía acto de presencia en el parlamento europeo. Ya puede darse prisa Sánchez en sentarse en la mesa de diálogo político sobre Cataluña. La duración de su gobierno depende de que las fuerzas democráticas, de aquí y de allá, sepan terminar con el clisé de la España rota como comienzan a hacerlo estos mismos días con el estereotipo de la España roja. Los dos eslóganes, por cierto, acuñados en la dictadura de Franco.

Todo el artículo de López Agudín en PÚBLICO:

https://blogs.publico.es/fernando-lopez-agudin/2020/01/14/algo-mas-que-companeros-de-viaje-de-sanchez/

fernando lópez agudín reseña

MANCHETA 12